ACTUALIDAD. AMYTS en los medios: defendemos la importantísima labor que está haciendo la Atención Primaria, alertamos de la situación en las Urgencias del Hospital Infanta Sofía…

0

Os tenemos que dejar la importantísima intervención de Susana Gadea, médico de Familia y delegada de AMYTS en Atención Primaria, en ‘La Sexta Noche’  de hace dos sábados. Unas palabras de nuestra delegada donde ha aprovechado para denunciar la falta de personal médico en los centros de salud y para defender la importantísima labor que está haciendo la Atención Primaria durante toda la pandemia y ahora en esta quinta ola:

Por su parte, el programa ‘120 Minutos’ de Telemadrid ha entrevistado a Julián Ezquerra, secretario general de AMYTS, para valorar toda la actualidad sanitaria. Una entrevista donde Ezquerra ha aprovechado para señalar la gravísima situación de los centros de salud en Madrid en verano por la falta de médicos y pediatras a lo que hay que sumarle la ausencia de refuerzos para cubrir las merecidísimas vacaciones de los compañeros:

Una semana donde RNE ha entrevistado a Dora Bejarano, pediatra y delegada de AMYTS en Atención Primaria. Una extensa entrevista que te dejamos a continuación:

Varios medios digitales han recogido la grave situación que esta semana han vivido las Urgencias del Hospital Infanta Sofía:

EL PAÍS: El “colapso total” de las urgencias del hospital Infanta Sofía

Es jueves, 15 de julio, y en la Urgencia del hospital Infanta Sofía, en San Sebastián de los Reyes, hay 66 pacientes ingresados para un espacio habitual de 49 plazas y 38 más pendientes de una cama. Llevan 10 días con una subida continua de enfermos y los profesionales denuncian el “colapso total” que están sufriendo. Desde el centro, una portavoz explica a primera hora de la tarde que están haciendo una reorganización interna para que quienes están esperando ingreso puedan subir a planta.

Ese centro, construido en 2008, ha visto cómo iba creciendo la población a la que atiende, sin que su plantilla aumentara en proporción. Según los profesionales, hay cerradas en este momento dos plantas de hospitalización, que suponen alrededor de 60 camas; desde el centro, afirman que “no son dos plantas”, aunque no pueden decir “el número exacto de camas” que no están operativas. También vacía y sin actividad está una de sus torres, la cuarta, que la Consejería de Sanidad tenía previsto habilitar en 2019.

Lo anunciaron en una nota de prensa el 17 de noviembre de 2018: “El Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes habilitará nuevas zonas de hospitalización en la Torre 4 a partir de 2019. Las áreas que se verán más beneficiadas serán principalmente hospitalización, atención ambulatoria y los servicios de urgencias”. Marina Parras, médica de Urgencias de ese centro, dice al teléfono que “nunca ocurrió” y que “cada verano es lo mismo, no es sorpresa”.

En la Comunidad, de junio a septiembre, se inhabilitan miles de camas. Hace dos semanas, el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso dio luz verde a 21 hospitales de la red pública para el cierre de 2.141 camas entre el 1 de julio y el 1 de octubre, a pesar de que las listas de espera acumulan cada vez más pacientes: 13.000 más que antes de la pandemia esperando para una cirugía, según los datos de la Consejería de Sanidad. Según esas cifras, la demora media estructural es del 76,68%, frente al 47,02% del pasado año.

La portavoz del Infanta Sofía asegura que, en el caso de ese hospital, “no es falta de voluntad por abrir las camas” sino de falta de personal: “No hay bolsa de Enfermería, no hay manos para abrir esas plazas y hay gente de vacaciones, que las merecen”. En ese centro, que cubre a la población de la sierra madrileña, la afluencia no baja en el periodo estival como sí puede ocurrir en otras zonas. “En verano siempre hay muchos pacientes desplazados, que viven durante el resto del año en otras zonas de Madrid pero que en verano se mudan a la sierra y este es el hospital que les toca”, cuenta Parras, delegada de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores (Amyts).

No son contagiados de covid: “El perfil que estamos viendo es un paciente joven con test positivo en los últimos días y malestar general que no revisten gravedad y se van de alta. Y alguno hay, todos los días hay alguno, que necesita ingreso, pero se trasladan al Zendal”. La tarde de este jueves el centro intenta aliviar las plantas de hospitalización para poder subir enfermos desde la Urgencia. “Hemos doblado algunas habitaciones y hemos intentado adelantar la hora de alta de los pacientes que ya podían marcharse”, explica la portavoz.

Aunque no sean infectados de coronavirus lo que está llegando como urgente a ese hospital, la pandemia sigue agudizando los problemas. “Este año es peor aún, porque la atención primaria está muy precaria y eso hace que suba la afluencia a urgencias”, dice Parras. En marzo de 2020, cuando llegó el virus, los servicios de urgencias y emergencias (Suap) se cerraron para derivar a esos profesionales al hospital de campaña de Ifema, que cerró el 1 de mayo, dos meses después. Los suap, sin embargo, no han sido reabiertos.

A esa situación, suma Parras, “se añade la vacunación”. El dispositivo de la campaña de inmunización del hospital está compuesto principalmente por enfermeras, las profesionales que inyectan, pero, explica la urgencióloga, “hace falta un médico que supervise los problemas que puedan ocurrir”. El servicio de urgencias se turna con el de Medicina Preventiva: “Pero cuando llevas 10 días en los que no hacen más que llegar pacientes perder un efectivo es mucho. Desde ayer [por este miércoles]no estamos yendo, no podemos”. Además, “hay gente de vacaciones y esos huecos no se cubren, nunca se cubren”.

En un escrito que Amyts ha enviado tanto a la dirección del centro como a la Consejería de Sanidad, ahondan: “No se cubren con nuevas contrataciones ni la cuarta parte de las vacaciones de la plantilla, por lo que no es posible cubrir de forma completa los puestos de mañana, tarde ni fin de semana, a pesar de que estamos sobrepasando repetidamente el máximo obligado por ley de 48 horas semanales contando jornada ordinaria y complementaria en promedios de seis meses”.

Parras apunta a una última cuestión, la Gerencia está vacía y también la Dirección de Enfermería: “La Dirección Médica está cubriendo las funciones de gerencia y dirección, la directora de Enfermería se fue a finales de junio y la nueva directora de Recursos Humanos llegó hace poco, el mes pasado. Y esto agrava la situación”. La sensación, dice, es de “descabezamiento”.

La médica se pregunta cuál es la solución: “En realidad el problema de fondo no es de Urgencias. Hay dos plantas cerradas, si hubiese más capacidad, nosotros recuperaríamos el ritmo normal”. La dirección, a la que han comunicado esta situación, “dice que es por la falta de efectivos de Enfermería”, explica Parras. En cualquier caso, el cierre de camas y la falta de recursos humanos en general supone “un embudo” para la urgencia: “Hay gente que se queda sin poder subir a planta. Volví el lunes de vacaciones y ya había 66 personas ingresadas. Hay espacios donde las camas se han doblado y los pacientes están muy juntos”. Esta mañana, recuerda, ha visto a una mujer a la que lleva viendo varios días: “Es su cuarto día en urgencias y aquí sigue”.

CADENA SER: Los trabajadores del Infanta Sofía denuncian que las Urgencias sufren un «colapso total»

AMYTS argumenta en una nota de prensa que el Hospital ha cerrado en julio «alguna de sus plantas», cuya apertura reclaman “de forma inmediata”. El sindicato ha enviado un escrito “urgente” a las directoras médicas y de recursos humanos del Hospital y de la Consejería, así como al responsable de Sanidad en la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, a quienes piden que, mientras las habitaciones siguen cerradas, se busque “un espacio en hospitalización que pueda dar cabida a esos pacientes”.

Amyts también pide que “se libre” al personal de Urgencias de las labores de vacunación, “dada la sobrecarga de trabajo a la que están sometidos estos días”. Por su parte, fuentes del Hospital han asegurado a Efe que esta situación es “absolutamente puntual”, tras “un pico” de ingresos de pacientes “que no tiene patología covid”.

No obstante, subrayan que el centro “está haciendo todo lo que debe hacer para el bienestar del paciente”, por lo que durante el día de hoy han gestionado nuevos ingresos y esperan que, al finalizar esta tarde, haya una veintena de personas en Urgencias, frente a las cerca de 40 que hay actualmente.

También han negado que se hayan cerrado “varias plantas, ni siquiera una completa”, y apuntan que se han clausurado en torno a una veintena de camas, aunque “se van abriendo según se van necesitando”.

MADRIDIARIO: Un sindicato médico denuncia el “colapso total” de las Urgencias en el Hospital Infanta Sofía

La Sección Sindical de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) alerta sobre el “colapso total” que se está viviendo desde principios de mes en el servicio de Urgencias del Hospital Infanta Sofía, en San Sebastián de los Reyes.

A pesar de que únicamente cuenta con capacidad para 49 pacientes encamados para patología médica, desde que empezó julio, el servicio de Urgencias suele amanecer, en palabras de la médico de Urgencias y delegada de AMYTS, Marina Parras, «con más de 60: 68 el lunes, 66 el jueves… Tenemos una media de 30 o 40 pacientes pendientes de ingreso cada día».

En un escrito urgente remitido tanto a la dirección del centro como al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, el sindicato reclama la “apertura inmediata de las plantas cerradas en el mes de julio” ante la grave situación que atraviesan. Las citadas plantas, que podrían albergar en torno a 60 pacientes más, se encuentran actualmente clausuradas por “falta de recursos de Enfermería”, según apuntan fuentes de la dirección del hospital.

Otra de las propuestas de los trabajadores afiliados para poder atender en buenas condiciones las nuevas urgencias pasa por habilitar espacios alternativos del hospital, tales como el área de observación del servicio de Pediatría.

Sin embargo, la apertura de otras áreas del centro, por si solas, no serviría para atajar un problema que viene ya de lejos. Y es que desde AMYTS llevan tiempo denunciando las insuficiencias en cuanto al volumen de personal. Tanto es así que la plantilla lleva sin aumentar desde la apertura del hospital en el año 2008.

En temporada estival, con motivo de las vacaciones, todo se complica aún más. Así, el hospital cuenta únicamente con tres médicos adjuntos de guardia y un residente para los turnos de fin de semana. “No se cubren con nuevas contrataciones ni la cuarta parte de las vacaciones de la plantilla”, afirman desde el sindicato.

Lo que sí se ha incrementado en este tiempo es la cantidad de pacientes que deben atender a diario como consecuencia directa del gran aumento de población en el área de atención del Infanta Sofía. Especialmente en verano, cuando muchos madrileños deciden trasladarse desde la capital a la sierra para pasar las vacaciones.

«Atentan contra la seguridad del paciente y el personal sanitario»

La ratio, denuncian desde AMYTS, “está por encima de los estándares de calidad, atentando contra la seguridad del paciente, la del personal sanitario, la humanización y la dignidad del paciente”.

Si el escenario no fuese de por sí lo suficientemente complejo, en plena pandemia del coronavirus los recursos humanos del hospital se ven aún más mermados. De martes a viernes, el personal sanitario del Servicio de Urgencias redobla esfuerzos para participar también en las labores de vacunación, lo que, inevitablemente, resta tiempo para el desempeño de su labor específica.

Para más inri, los afiliados afirman que la dirección del hospital está “descabezada” tras la jubilación de la Dirección de Gerencia y el traslado de la Dirección de Enfermería. Ambas permanecen vacantes a día de hoy.

Fuentes del hospital, sin embargo, niegan tal afirmación, tildan la situación de “puntual e imprevisible” y aseguran que “el centro está perfectamente organizado, pues la jubilación de la Dirección de Gerencia se produjo el pasado viernes”.

Desde AMYTS lamentan que “no hay una solución viable a día de hoy”. Es por ello que el personal de Urgencias que figura en el sindicato acaba por reconocer que “no está en condiciones de hacerse responsable de las consecuencias que esta situación pueda traer consigo”.

EL SALTO: Colapso en Urgencias del Infanta Sofía con el cierre de más de dos plantas de hospitalización

“La urgencia tiene una capacidad de pacientes encamados de 49 y desde que ha empezado el mes de julio suele amanecer con más de 60 pacientes. Y de esos 60 pacientes tenemos una media de 30-40 pacientes pendientes de ingreso cada día”. Marina Parras es médica de Urgencias y delegada del sindicato médico AMYTS en el Hospital Infanta Sofía, quien explica que mientras sucede este “colapso” en la unidad, a primeros de julio se produjo el cierre de más de dos plantas de hospitalización.

Sin ir más lejos, y según confirma AMYTS, este lunes 12 había en la Urgencia 44 personas pendientes de ingreso en planta, algunas de ellas desde el viernes 9. “A día de hoy, 15 de julio— prosiguen— sigue habiendo 38 pacientes pendientes de ingreso en planta sin que se nos haya comunicado ninguna solución al respecto”.

Situación que se complica los fines de semana, cuando, según denuncia Parras, hay tres médicos adjuntos de guardia más un médico residente (en prácticas), lo que supone que cada doctor tiene a su cargo entre 15 y 18 pacientes más la urgencia que va llegando cada día. Desde la Sección Sindical de AMYTS alertan de que esta ratio de pacientes “está por encima de todos los estándares de calidad atentando contra la seguridad del paciente, la del personal sanitario, la humanización y la dignidad del paciente”.

Una “falta estructural de personal” para atender a la población del área que, aseguran desde el sindicato, se recrudece en verano y con la campaña de vacunación que asumen desde este servicio por las mañanas de martes a viernes.

Desde este sindicato médico han enviado un escrito urgente a la directora médica, a la directora de recursos humanos, tanto del hospital como de la Consejería, y al consejero de Sanidad, para reclamar la apertura inmediata de las plantas cerradas en julio.

“Se ha contactado con recursos humanos, con dirección médica del hospital y no hay una solución viable a día de hoy. Está claro que es una situación insostenible, y necesitamos una solución ya”, avisa la delegada de AMYTS.

MADRID ACTUAL: Amyts denuncia que las Urgencias del Infanta Sofía sufren «colapso total»

El sindicato Amyts denuncia este jueves que las Urgencias del Hospital Infanta Sofía, en San Sebastián de los Reyes, sufren actualmente un “colapso total” que ha provocado que esta semana haya habido hasta 60 personas esperando a ser trasladadas a planta, y que hoy todavía haya 38 aguardando una habitación, lo que supone «una grave situación».

Ello se debe, según argumentan en una nota de prensa, a que el Hospital ha cerrado en julio «alguna de sus plantas», cuya apertura reclaman “de forma inmediata”.

El sindicato ha enviado un escrito “urgente” a las directoras médicas y de recursos humanos del Hospital y de la Consejería, así como al responsable de Sanidad en la Comunidad de MadridEnrique Ruiz Escudero, a quienes piden que, mientras las habitaciones siguen cerradas, se busque “un espacio en hospitalización que pueda dar cabida a esos pacientes”.

Amyts también pide que “se libre” al personal de Urgencias de las labores de vacunación, “dada la sobrecarga de trabajo a la que están sometidos estos días”.

Por su parte, fuentes del Hospital han asegurado a Efe que esta situación es “absolutamente puntual”, tras “un pico” de ingresos de pacientes “que no tiene patología covid”.

No obstante, subrayan que el centro “está haciendo todo lo que debe hacer para el bienestar del paciente”, por lo que durante el día de hoy han gestionado nuevos ingresos y esperan que, al finalizar esta tarde, haya una veintena de personas en Urgencias, frente a las cerca de 40 que hay actualmente.

También han negado que se hayan cerrado “varias plantas, ni siquiera una completa”, y apuntan que se han clausurado en torno a una veintena de camas, aunque “se van abriendo según se van necesitando”.

EL BOLETÍN :Alertan del “colapso total” en las Urgencias del Hospital Infanta Sofía de Madrid

“Colapso total” en las Urgencias del Hospital Infanta Sofía de Madrid. El sindicato Amyts alerta de la situación en la que se encuentra el centro con decenas y decenas de paciente pendientes de ingreso en los últimos días. Ante esto, ha enviado un escrito a la directora médica, a la directora de Recursos Humanos, tanto del hospital como de la Consejería, y al consejero de Sanidad en el que reclaman la “apertura inmediata de las plantas cerradas”.

Según señala la organización médica, este lunes 12 “había en Urgencias 44 personas pendientes de ingreso en planta, algunas de ellas desde el viernes”. “A las 15 horas ya había más de 50 pacientes pendientes de ingreso”, remarca Amyts, que afirma que la situación se repite día a día. Este 15 de julio “sigue habiendo 38 pacientes pendientes de ingreso en planta sin que se nos haya comunicado ninguna solución al respecto”.

El sindicato exige que, “como alternativa”, se busque “un espacio en hospitalización que pueda dar cabida a esos pacientes” y se libre al personal sanitario del Servicio de Urgencias de las labores de vacunación “dada la sobrecarga a la que está sometida las Urgencias estos días”.

El pasado lunes, destaca Amyts, “había más de dos plantas de hospitalización enteras cerradas (según fuentes de la Dirección por falta de recursos de Enfermería) mientras las Urgencias tenía 66 pacientes encamados y dos más en butacones esperando la liberación de camillas para poder ser ubicados”. “De ellos”, incide, “44 pacientes estaban pendientes de ingreso en planta”.

Por su parte, este jueves “hay en la urgencia 66 pacientes encamados con los 38 pendientes de ingreso mencionados anteriormente y se va a proceder a la apertura del área de observación de Pediatría para poder generar espacios donde poder atender a las urgencias nuevas”. Y todo esto con el mismo número de adjuntos a su cargo.

“Siguen cerradas dos plantas enteras de hospitalización, lo que supone una capacidad de al menos 60 pacientes”, insisten las delegadas de Amyts en este hospital.

Este sindicato ya denunció la “insuficiente plantilla estructural” de Urgencias para poder cubrir las necesidades de atención sanitaria de la población”. Algo que se ha agravado con el periodo vacacional.

ACTA SANITARIA: El sindicato AMYTS advierte del colapso total de las Urgencias del Hospital Infanta Sofía

La Sección Sindical del sindicato médico AMYTS en el Hospital Infanta Sofía (en San Sebastián de los Reyes) ha advertido de la grave situación que se está viviendo, actualmente, en las Urgencias del centro. En un escrito urgente enviado a la directora médica, a la directora de RRHH tanto del hospital como de la Consejería y al consejero de Sanidad, las delegadas, a petición de los afiliados del servicio, reclaman la “apertura inmediata de las plantas cerradas en julio” ante el “colapso total“. Y señalan que este lunes, 12 de julio, había en la Urgencia 44 personas pendientes de ingreso en planta, algunas de ellas desde el viernes 9. “A las 15:00 horas ya había más de 50 pacientes pendientes de ingreso”, recuerdan. Algo que se sigue sufriendo: “A día de hoy -15 de julio- sigue habiendo 38 pacientes pendientes de ingreso en planta sin que se nos haya comunicado ninguna solución al respecto”. La Sección Sindical de AMYTS también señala “como alternativa” que se busque “un espacio en hospitalización que pueda dar cabida a esos pacientes”, así como que se libre al personal sanitario del Servicio de Urgencias en las labores de vacunación “dada la sobrecarga a la que está sometida las Urgencias estos días”.


Los medios digitales a su vez han seguido publicando la grave situación que vive la Atención Primaria. Todo con declaraciones de Julián Ezquerra, secretario general de AMYTS, de Ángela Hernández, vicesecretaria general del sindicato, y de María Justicia, presidenta del Sector de Atención Primaria de AMYTS.

EL PAÍS: Más presión en los centros de salud de Madrid: la atención a pacientes de covid se ha triplicado en 15 días

Cuando julio empezó, los centros de salud de Madrid tenían en seguimiento a 1.386 pacientes de covid. El día 8, eran 2.247. Este jueves, son 4.336. Las plantillas de primaria han triplicado la atención al coronavirus en apenas dos semanas y el crecimiento, dicen, ha sido y está siendo “explosivo”. Es el adjetivo que varias médicas de familia de distintas zonas de Madrid usan para describir algo que llevan días reflejando las estadísticas. En ese mismo periodo, la incidencia acumulada de la Comunidad ha pasado de 92 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, a 339, según el último boletín del Ministerio de Sanidad.

¿La situación? Dice Maribel Ramos, especialista en un consultorio del centro de la capital, “la que ya se conoce”: “La Comunidad más rica de España es la que menos dinero invierte en Sanidad y especialmente en primaria, tenemos falta de plantilla desde hace años y llevamos más de un año de pandemia”. Y el Plan de Mejora para este ámbito, que la presidenta Isabel Díaz Ayuso presentó en la Asamblea en septiembre de 2020, todavía no se ha puesto en marcha.

Tras la última reunión entre la Consejería de Sanidad y los sindicatos, la Asociación de Médicos y Titulados Superiores (Amyts) asegura que la Comunidad “ha admitido que no llegará ninguna mejora en los centros de salud”. Su presidente, Julián Ezquerra, resume que “debía haberse activado antes de que acabara el año pasado y no se hizo”. En mayo, la Consejería les presentó uno nuevo: “Muy diferente, menos inversión [de 80 millones iniciales pasaron a 73]o con un cambio radical que es que, mientras que en el primero el objetivo era retener el personal más escaso, de Medicina de Familia y Pediatría, en el segundo desaparece y se hace extensivo al resto de profesionales”.

Los números de las plantillas tampoco les cuadran. En este primer escalón de la sanidad faltan 1.500 médicos de Familia y Pediatras, en los próximos cinco años se jubilarán 1.200 y el plan promete contratar en tres años a 350 facultativos. “En cualquier caso”, añade Ezquerra, “tampoco se ha puesto en marcha y está pendiente de negociar”. Del encuentro del pasado martes entre la Comunidad y los sindicatos no salió ninguna conclusión. “Que se aplazaba hasta septiembre la negociación. A este ritmo, tampoco se va a aplicar en 2021″, asegura. Ángela Hernández, vicesecretaria de Amyts y presente en aquella reunión afirma que “los centros no pueden esperar, los pacientes tampoco y los profesionales menos”.

Centros con la mitad de personal

Durante julio y agosto, Madrid tiene centros con entre un 50% y un 30% de personal médico o edificios abiertos, pero sin médicos de Familia en alguno de los turnos o sin pediatras en su plantilla. Es lo que va a ocurrir a partir de este 15 de julio en el de Soldevilla, en Puente de Vallecas. En el periodo estival, la mitad de la plantilla está de vacaciones. Nati Montalvo las empezó este jueves y su centro de salud se queda sin pediatra por las mañanas: “Mi compañero se prejubiló, en parte por la situación de la pandemia, y ahora ese turno se queda sin nadie. Tendrá que verlos alguien de Familia y si el especialista en cuestión no se considera competente, tendrá que derivar a otro centro o al hospital”.

En ese centro habían conseguido ya reducir la atención covid y el horario para pruebas a la mitad de la mañana y la mitad de la tarde. “Hemos tenido que volver a abrirlo, otra vez, todo el día”, dice Montalvo, que tiene la sensación de vivir un crecimiento en los contagios parecido al de la segunda ola, en verano de 2020. “El problema está en que ahora lo que estamos viendo es muchos niños en campamentos de verano y muchos adolescentes positivos que se están contagiando y están contagiando a los adultos, aún estando vacunados con la pauta completa”. Según cifró ayer la ministra de Sanidad, Carolina Darias, 26.125 personas que ya han recibido ambas dosis han contraído la infección en España; un 0,15% de los inmunizados.

Los nuevos enfermos de coronavirus son en su gran mayoría jóvenes que aún no han cumplido los 30. Los últimos datos del ministerio dan para la Comunidad una incidencia acumulada de 857 para los de 12 a 19 años; 1.087 para los de 20 a 29; y 460 para los del decenio de los 30. Ese perfil conlleva que los ingresos hospitalarios no suban al mismo ritmo que en olas anteriores —por la edad, a menos años menos riesgo de que la infección se agrave, y también por la vacunación—, pero sí una saturación de los centros de salud. “Más invisible”, dice Ramos. “Se han dado a diario marcadores de la ocupación de hospitales y UCI, ¿de primaria? Nada. Y hemos atendido al 80% del covid desde que comenzó la pandemia”.

Atención Primaria lleva acumulados 848.970 enfermos desde que comenzó la pandemia; la Comunidad registra, de manera oficial, en la estadística del ministerio, 757.649. Ahora, dice Ramos, tienen de nuevo pruebas PCR y test de antígenos “a toda marcha”: “Hemos tenido que volver a reorganizar las agendas para aumentar el horario de citas para esto”. Los positivos, “desenfrenados”. Madrid ya lleva dos días notificando más de 3.000 nuevas infecciones.

DIARIO MÉDICO: La demora asistencial en la primaria de Madrid se dispara este verano a niveles históricos

«No se encontraron citas en los 14 días siguientes a la fecha indicada. Pruebe a realizar otra búsqueda o contacte con el centro de salud». Éste es el mensaje que, de forma recurrente, aparece en la pantalla de la aplicación móvil (APP) Cita Sanitaria, del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), cuando los pacientes adscritos a muchos centros de primaria de Madrid intentan conseguir una cita (presencial o telefónica) con su médico de Familia. Si la tentativa se hace por teléfono, el contestador te mantiene en espera hasta que se cuelga. El acceso a la asistencia médica rápida, directa y sin demoras sólo está garantizada en esos centros para la atención urgente y la patología covid.

María Justicia López, presidenta de Atención Primaria del sindicato Amyts, coincide en la imposibilidad de hacer medias sin datos oficialmente contrastados, pero asegura que los retrasos, mayores o menores, son ya habituales en la mayoría de los 262 centros de salud de la comunidad: «Tradicionalmente no había retrasos en la atención a los pacientes y, cuando los había, eran a lo sumo de 1 ó 2 días, pero ahora la norma es la demora, desde los 5 ó 10 días de algunos centros hasta los 20 días, e incluso un mes de espera, que se registra en algún otro, fundamentalmente los de las áreas más saturadas. La pandemia, claro, ha tenido que ver, pero el incremento ha sido previo y se ha producido de forma progresiva. Nunca había pasado esto«.

La Gerencia de Atención Primaria del Sermas admite la existencia de retrasos, pero los achaca a problemas técnicos de la propia aplicación móvil. «Las demoras más prolongadas se generan en la APP Cita Sanitaria, debido a que esta aplicación no recoge todos los huecos reales que hay en la agenda de un centro de salud», aseguran a DM fuentes de la Gerencia de Primaria del Sermas. El problema sería, pues, que la APP sólo recoge las agendas del médico titular, pero no las del médico que le sustituye en caso de ausencia, y no puede derivar las peticiones de cita que los usuarios tramitan a través de la aplicación para que las atienda el profesional que hace las suplencias.

La Gerencia de Primaria asegura que está trabajando en la integración de todas las agendas médicas (las de titulares y suplentes) en los sistemas de cita online y, entre tanto, recomienda a los usuarios que opten por pedir su cita presencial o telefónicamente, porque «el canal que emplea el usuario para citarse con su profesional condiciona, en parte, el día que se le da una cita». En definitiva, el grueso de las demoras no sería achacable a problemas de organización, déficit de plantillas o falta de sustitutos, sino a meros problemas técnicos del canal de comunicación.

[…]

La incidencia de la pandemia en la Comunidad de Madrid tuvo un impacto evidente y mayúsculo sobre su atención primaria, «por la elevada tasa de afectación de la población madrileña, el papel de refuerzo que le tocó hacer a primaria en el hospital de Ifema y la alta tasa de contagios entre los médicos de este nivel asistencial», pero Amyts, el sindicato mayoritario entre los facultativos madrileños, insiste en que esas demoras existían ya antes de la covid, «como un reflejo evidente de las carencias estructurales del nivel, en forma de falta de inversión y déficit de plantillas».

Los cálculos sindicales estiman que las 4.607 plazas de médicos de Familia y pediatras de atención primaria que actualmente hay censadas en el Sermas deberían reforzarse de manera inmediata con, al menos, 1.500 especialistas más, para garantizar la asistencia y la cobertura de las vacantes, y no sólo durante los meses de verano, sino durante todo el año. Amyts añade a esos refuerzos una previsión de 1.250 facultativos en 5 años para cubrir las bajas por jubilación.

Frente a los más de 2.700 facultativos que, según los sindicatos, deberían incorporarse «de forma inmediata» al Sermas, el Plan Estratégico de Primaria -que la presidenta de la comunidad, Isabel Díaz Ayuso, presentó en septiembre de 2020 en la Asamblea y su Consejería de Sanidad defiende estos días de las virulentas y unánimes críticas sindicales- propone contratar a 1.214 sanitarios en tres años: 264 médicos de Familia, 264 profesionales de Enfermería y 84 pediatras de primaria.

[…]

La representante de Amyts rebaja incluso al 30% el porcentaje de plantilla que tienen algunos centros durante el periodo estival, y augura que «la situación va a empeorar de forma paulatina a partir de la segunda quincena de julio y hasta finales de septiembre, pero, lo peor de todo, es que la propia Consejería de Sanidad es consciente de esas carencias. En la última mesa sectorial, un alto cargo de esa misma consejería llegó a decirnos a los sindicatos que eran conscientes de que, en verano, la atención primaria iba a hacer una medicina de supervivencia«

Por contra, la Gerencia de Atención Primaria del Sermas asegura a DM que ha planificado «de forma muy exhaustiva» la atención sanitaria estival, «y en este momento la cobertura en Medicina de Familia es superior a la que se produce habitualmente durante el período vacacional».

El dato que la Gerencia aporta para sustentar esta afirmación es que de los más de 11.000 contratos covid que la consejería ha prorrogado hasta el 31 de diciembre, 1.500 corresponden a primaria, pero la presidenta de Atención Primaria de Amyts cuestiona ese dato: «Los contratos covid del primer nivel asistencial han sido para auxiliares administrativos, técnicos de Laboratorio y enfermeras para hacer triaje en las puertas de los centros de salud y para potenciar la unidad administrativa, pero contratos covid para médicos de Familia no ha habido, y para pediatras, menos aún. Los contratos covid para facultativos han sido para los hospitales».

Más datos, en boca ahora de la propia presidenta de Primaria de Amyts: «En el Centro de Salud Collado Villalba (Estación), de los 9 médicos de Familia que, en teoría, forman la plantilla, hay actualmente 2, de forma que la atención vespertina se verá seriamente comprometida estos meses. Y éste no es un ejemplo aislado, sino un eslabón más de la infinidad de llamadas que recibimos a diario describiendo situaciones parecidas o peores. Primaria parece haber asumido como algo habitual que en verano la asistencia se presta en estas condiciones: es una especie de síndrome de maltrato que hemos incorporado a nuestro quehacer, pero este año la situación es aún peor».

Según el sindicato que representa los intereses de los médicos de Madrid, el problema no es sólo que falten sustitutos para cubrir los descansos estivales de la plantilla, sino que muchas plazas estructurales de Familia y Pediatría -oficialmente computadas y presupuestadas- están sin cubrir durante todo el año. En concreto, Amyts cifra las vacantes de Medicina de Familia en 757 plazas, las de Pediatría en 206 y las de Odontología en 21. Es decir, un total de 984 especialistas que, sobre el papel, trabajan en primaria, pero que no están ni, de momento, se les espera.

[…]

María Justicia López remacha que, más allá de ser consciente de la situación, la consejería no parece tener de momento mucho más que decir, y buena prueba de ello es que este mismo lunes ha planteado a los sindicatos aplazar hasta mediados de septiembre la mesa de negociación abierta con ellos sobre el Plan Estratégico de Primaria. «En suma, dejan al nivel en un absoluto desamparo, y el mensaje que lanzan es que este verano no llegará ninguna mejora a los centros de salud, pese al aumento de casos por la quinta ola y a la grave falta de personal médico».

Los representantes sindicales remitieron hace varias semanas toda una batería de alegaciones a ese plan, «y en la reunión del lunes, la Gerencia de Atención Primaria admitió que no conoce respuesta alguna de la Consejería de Sanidad a nuestros escritos. Es imposible ir en serio cuando llegas a una reunión donde pasa esto”, se queja Ángela Hernández, vicesecretaria de Amyts y representante del sindicato médico madrileño en esa reunión, la última sobre primaria que la consejería de Enrique Ruiz Escudero convocará hasta dentro de dos largos meses.


Por último, Acta Sanitaria se ha hecho eco de nuestra pelea para conseguir la carrera profesional para todos los profesionales:

Amyts anima a los médicos de Madrid a reclamar el abono por Carrera Profesional

El sindicato médico madrileño Amyts ha animado a los profesionales médicos a reclamar el abono por Carrera Profesional, argumentando que las recientes sentencias firmes dictadas por los Juzgados del Orden Contencioso Administrativo, y del Orden Social de la Comunidad de Madrid están permitiendo que el personal estatutario interino del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) y los laborales interinos de los Hospitales Fundación Alcorcón y Fuenlabrada comiencen a cobrar mensualmente este concepto y a percibir los atrasos adeudados en idénticas condiciones que el personal fijo.

A su vez, dicha organización sindical explica que “el personal sustituto o eventual, que ha obtenido sentencia firme favorable, está pendiente de baremación por el correspondiente Comité de Evaluación para obtener la propuesta de nivel de Carrera que les fue negado en el proceso extraordinario del año 2017”.

De esta forma, Amyts pone de manifiesto el hecho de que “se está logrando la equiparación absoluta de todo el personal temporal con el personal fijo equiparable en los términos exigidos por el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea (UE)”.

“Queda pendiente de resolverse, de manera definitiva, la aplicación indebida del denominado ‘factor condición‘”, matiza este sindicato, a la vez que confía en que “el Tribunal Superior acepte nuestra petición, lo que supondría, en la mayoría de los casos, la obtención de un nivel de Carrera superior al propuesto o reconocido por la Administración en el proceso extraordinario”.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x