CON FIRMA. “Abono de los días especiales de Navidad en SUMMA y SAR”, por Gloria Torres

0
gloria-torres

Se acerca ya la Navidad. El pasado fin de semana se inauguró el alumbrado Navideño de nuestra capital y las casetas tradicionales navideñas de la querida Plaza Mayor. Madrid está engalanada. Ya huele a polvorones, turrón, mazapán, sidra, a cava… Y a acebo, abetos y árboles de Navidad, y otros adornos típicos de esta época… Y a panderetas y zambombas… Y a encuentros familiares. Se empieza a sentir en el ambiente el espíritu navideño.

¡Y en el SUMMA 112 empezamos a temblar! Sobre todo los médicos. ¡Se nos avecina otra Navidad!

Lo de los encuentros familiares que refería antes, para los trabajadores del SUMMA 112 en estos días, es prácticamente una utopía. Y para los médicos más. La conciliación de la vida familiar es difícil para nosotros siempre. Y más en estas fechas.

Sabemos donde trabajamos. Somos conscientes de que desarrollamos nuestra actividad asistencial en un servicio de características especiales. Un servicio de Urgencias y Emergencias Extrahospitalario. Y trabajaremos los días Especiales de Navidad, un año más, con la eficacia, eficiencia y calidad asistencial que nos caracteriza. Sin querer pensar que en nuestra casa está nuestra familia reunida sin nosotros. Sin querer ser conscientes que mientras ellos están reunidos sin nosotros, quizás el próximo año podamos faltar alguno, y nosotros no estamos allí para que esta sea, tal vez, esa última oportunidad que podamos celebrarlo juntos. Nosotros vamos envejeciendo y nuestros seres queridos también…

No pensaremos en ello. La atención sanitaria a la población madrileña que en esos días especiales de Navidad precisen de nuestra asistencia, por nuestra parte, no se resentirá. Allí estaremos, muchos de nosotros en los dispositivos asistenciales móviles, en la calle, bajo las inclemencias del tiempo, pasando frio, sin descansar, sin prácticamente tiempo para comer o cenar o hacer nuestras necesidades fisiológicas…¡Un año más!.

Y un año más estaremos. Esto tiene que saberlo la población. Allí estaremos: cómo, cuando y donde nos necesiten. In situ, allí estaremos.

Lo que también debería saber la población es que “estaremos”, en esas fechas especiales en nuestro país, para toda la ciudadanía, como un día cualquiera más del año. Y sin percibir una retribución salarial especial u otro tipo de compensación, en esos días ESPECIALES… Salvo 70 euros más en Nochebuena o Fin de Año o el día de Navidad o Año Nuevo, para quienes lo trabajen. ¡70 euros que la Administración se “ha dignado” a pagarnos, por primera vez, las pasadas Navidades!

El 24 y 31 de diciembre, de día, mientras para el resto de los médicos estatutarios y de los funcionarios de la CAM es un día inhábil, para nosotros no lo es. Los Centros de Salud de Atención Primaria estarán cerrados. Y nosotros, no solo lo trabajamos, sino que lo hacemos, como decía, sin ninguna retribución especial u otro tipo de compensación. O el día 6 de enero, que no solo no podemos estar con nuestros hijos, viéndoles la cara de felicidad y anonadamiento cuando abran los regalos que sus Majestades los Reyes Magos de Oriente les han traído, sino que, además de no poder disfrutar la magia de esos días con ellos, lo trabajamos, también, sin ningún tipo de retribución especial…Ni siquiera esos días cobraremos esos 70 euros.

A nuestra administración les da lo mismo que trabajemos una Nochebuena, Nochevieja, Navidad, Año Nuevo o Reyes, que un 3 de febrero o 5 de marzo…Les es igual.

Para nosotros no hay días especiales de Navidad. Esas fechas sólo son días especiales para no concedernos ningún permiso reglamentario, y denegarnos las solicitudes que, como cualquier trabajador tenemos derecho, con la coletilla de que no se encuentran suplentes para cubrirnos esos “días especiales” por la falta de médicos y las características especiales de un Servicio como el nuestro. Siempre en beneficio de la población, como no cabe esperar otra cosa por nuestra parte.

Son jornadas especiales para unas cosas, pero no para otras. No lo son para que sean retribuidas adecuadamente, como correspondería. Partiendo de la base de que todas las profesiones son igual de dignas, no le deseo a nadie que el día de Navidad o en plena cena de Noche Buena, por ejemplo, tenga en su casa una avería de agua y tenga que avisar a un fontanero ese día, a ver cuanto tiene que pagar por que le arreglen esa avería en ese “día especial”… O que tenga que coger un taxi en Nochevieja, a ver qué suplemento “extra” tiene que pagar…

No digo que estos trabajadores no lo merezcan, todo lo contrario. Digo que nosotros también lo merecemos. Y no solo no lo tenemos, sino que no lo deniegan.

Nuestros compañeros médicos de Atención Hospitalaria, las guardias de esos días Especiales de Navidad las cobran al doble precio de la guardia normal, porque son eso, días Especiales. Nosotros no. No hablo de agravios comparativos. Hablo de trato desigual. Con la disculpa de que nosotros “no hacemos guardias”, sino que el trabajo en esos días especiales de Navidad es “nuestra jornada ordinaria”, se amparan en esto, para decir que a nosotros no nos corresponde ese dinero extra. Pues siento decir que eso es una falacia en la que se escuda nuestra querida Administración.

Precisamente, como es nuestra jornada ordinaria, al trabajar esos días Especiales de Navidad ¿por qué no se bonifican de manera “especial”?. Señores si una guardia, que ya es un “extra” en el salario, sí se bonifica de manera “especial” en esos días Especiales de Navidad – lo que es totalmente correcto, lícito y además merecido que así lo sea para nuestros compañeros de la Hospitalaria – ¡cuánto más no debe bonificarse lo que no es ningún extra, sino una jornada ordinaria, realizada en unos días Especiales!

En 2006 AMYTS, como salida de huelga, conseguimos que los días especiales de Navidad se nos retribuyera a los médicos del SUMMA 112 de la misma manera que a los médicos de Atención Hospitalaria para las Navidades de 2006- 2007.Solo se abonó ese año. Al siguiente, tras estar presupuestado el dinero de esa retribución especial en los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid, y tras confirmarnos que se iban a abonar al igual que en las Navidades anteriores, una vez trabajados esos días, se denegó su abono. ¡No se pagaron!

Lo que nos obligó a la Asesoría Jurídica de AMYTS y a los médicos del SUMMA 112 a judicializar el pago de lo que estaba presupuestado. Y merecido por nuestro trabajo ya realizado.

La mayoría de las denuncias se ganaron. Y otras se perdieron, dependiendo de en qué Juzgado cayera la denuncia, porque eso sí, nos obligaba la Ley a denunciar por separado cada trabajador. Lo que dio lugar a que, habiendo trabajado dos médicos juntos en el mismo dispositivo el mismo día, uno lo cobrara y el otro no.

Durante años, hasta 2012, en los Presupuestos de nuestra CAM, cada año, salían presupuestado ese abono especial para los días Especiales de Navidad para los médicos del SUMMA 112. Y cada año, nuestra Administración se negaba a abonárnoslo. Lo que nos obligaba a judicializar el pago un año tras otro.

Incluso, después de dejar de estar presupuestado ese dinero, se han continuado ganando sentencias. No les importaba a la Administración el gasto que suponía judicializar cada proceso. Ni el de su pago a posteriori de las sentencias ganadas por el trabajador. Eso sí, se ahorraban el abono de quienes por “aburrimiento” ya no querían judicializarlo o de quienes perdían en la sentencia. Lo que suponía para el trabajador que perdía, tiempo, desgaste y dinero, no solo el que dejaba de cobrar, sino también los costos que a ese trabajador le había supuesto el abogado y los gastos judiciales. Así ha actuado y sigue actuando nuestra Administración.

Nosotros, los médicos del SUMMA 112 y los médicos del SAR (Servicio de Atención Rural) no somos unos “fenicios” por demandar que los días de Navidad, días Especiales para toda la población en España, se nos abonen a quienes estamos trabajando en esas fechas con una retribución especial, al igual que a nuestros compañeros que trabajan en un hospital.

Luego se asombra nuestra Administración que no encuentren médicos para esas fechas. Si se paga más en un Hospital cualquiera de los días Especiales de Navidad y encima están bajo techo, para que van a venir a trabajar en el SUMMA 112, a la intemperie, “haciendo la calle” – con perdón – cuando pueden trabajar en un hospital, público o privado, teniendo más comodidad y encima una retribución salarial mayor que nosotros.

Nosotros no podemos coger permisos en estas fechas porque se nos deniegan sistemáticamente por la falta de suplentes para realizarlos. Si se pagaran adecuadamente como se abonaron en las Navidades de 2006-2007 seguro que si encontrarían suplentes, al igual que ocurre en esas fechas en los Hospitales o como ocurrió ese año en el SUMMA 112. Que pruebe la Administración a hacerlo. ¡Se sorprenderán! Y si realmente no se encuentra un suplente, al menos que el trabajador perciba ese abono. Abono merecido, no regalado.

Que la población de nuestra Comunidad de Madrid tenga la certeza que la Calidad Asistencial que reciba y perciba en estas Navidades, no va a verse disminuida porque nuestra retribución salarial, la de los médicos del SUMMA 112 y SAR y de los demás compañeros de otros estamentos asistenciales que estaremos trabajando en esas fechas y velando por su salud en estos días Especiales de Navidad, no sea la que deberíamos tener, por capacitación y méritos, en esas fechas Especiales.

Lo haremos con la misma dedicación, eficacia y eficiencia que lo hacemos cada día de nuestra jornada ordinaria en los días no Especiales de Navidad, puentes, festivos o fiestas de guardar. Y con la misma calidad asistencial del día a día de nuestra actividad asistencial en un Servicio de Urgencias y Emergencias Extrahospitalaria, referente mundial, como es el de nuestra Comunidad de Madrid: SUMMA 112 y SAR.

Pero si instamos desde aquí a que nuestra Administración Autonómica, tenga en cuenta esto. Y nos tenga en cuenta a nosotros, los profesionales que lo hacemos posible. Si tanto se habla actualmente de Humanización, y tanto se jacta de esta Humanización nuestra Consejería, para Humanizar, lo primero que tiene es que Humanizar con sus propios trabajadores.

Hace unos días terminaba otro ConFirma haciendo una petición para el próximo año 2019. En este quiero concluir haciendo otra petición, pero para este año el 2018. ¡Una petición para YA! Decía entonces “Ojala, que quiere decir Dios lo quiera”. Y digo ahora: Ojala, los señores de nuestra Consejería de la Comunidad Autónoma de Madrid RECTIFIQUEN, y ya en estas PRÓXIMAS NAVIDADES 20118-2019 abonen los días Especiales de Navidad para los médicos del SUMMA 112 y SAR cómo a nuestros compañeros médicos de Atención Especializada.

Las próximas Navidades pueden ser muy duras para todos. No estoy vaticinando nada. No soy adivina. Pero quizás sí un poco profeta…¡Que Dios nos coja a todos confesados!

¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo!

Gloria Torres Ballesteros
Médico de Urgencias Extrahospitalarias. Delegada AMYTS en el SUMMA 112

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x