ULTIMA HORA. Porqué AMYTS no ha firmado la propuesta de la Consejería de conversión de eventuales en interinos

0
ULTIMA-HORA.-Porqué-AMYTS-no-ha-firmado-la-propuesta-de-la-Consejería-de-conversión-de-eventuales-en-interinos.jpg
Hay una cosa que los médicos, y creo que se puede hacer extensivo a todo el personal sanitario, entendemos bien: hay que dar el mejor uso a un recurso escaso para que llegue al mayor número de beneficiarios posibles y a los que más lo necesiten. En el caso de la formación MIR, dado que existe un número limitado de acceso a las plazas de formación en una especialidad, todos entendemos que se pongan unas reglas de juego y se cree un orden de acceso según los méritos, valores y capacidad de cada candidato (examen, expediente, etc…). 
Esto que parece tan obvio de valorar a los candidatos según sus valores no se ha trasladado bien al sistema estatutario de contratación en los hospitales, y desde hace tiempo se han producido graves distorsiones. Para contentar a determinados cargos intermedios hace tiempo que en lugar de igualdad, mérito y capacidad priman otras cosas (y no precisamente “valores”) a la hora de hacer las contrataciones. Todo ello facilitado por un aumento inusitado de la eventualidad en el sistema y una ausencia clamorosa de posibilidad de movilidad entre los distintos centros que se remonta ya al último traslado, allá por el 2001 (¡13 años ya!). 
Según el anexo XVII de personal del propio SERMAS (pie de foto) prácticamente el 33% es personal eventual. Durante meses hemos estado escuchando que se pretendía externalizar la gestión de seis hospitales públicos de la CAM porque la gestión privada es más eficaz. Sin entrar en ese debate en este momento, y desde el punto de vista de la gestión pública, ¿es asumible tanta eventualidad por cualquier organización de la complejidad de un hospital? ¿O será que quizás se puede y se debe mejorar la gestión de recursos humanos del SERMAS? 
Recordemos que para cumplir sus propios acuerdos lo que tendría que hacer la Administración es haber hecho interinos a todos aquellos eventuales que lleven trabajando más de dos años de forma consecutiva pues se consideran ya plantilla estructural. 
Ahora, tras años sin un número suficiente de ofertas de empleo público, sin crear interinidades desde el 2008 y con un número difícilmente manejable de personal eventual, la Administración quiere convertir eventuales de todas las categorías profesionales sanitarias en interinos. Ante la disparidad entre el número de eventuales (unos 4000 facultativos según nuestras estimaciones) y el número de interinidades (entre 1000 a 1200 facultativos) la elección de los que pasarán a ser interinos se convierte en una “patata caliente”. 
La Consejería de Sanidad no solo quiere pretender que es un logro esta conversión insuficiente, sino que además quiere presentarla con el mayor consenso posible. Para no seguir ahondando en las diferencias entre los facultativos del SERMAS tendría una salida muy sencilla: baremar a la totalidad de facultativos eventuales de la comunidad de Madrid y, obtenido el orden correspondiente, que cada uno eligiera entre las plazas disponibles según dicho orden. Aún así no sería justo, pues al no haber suficientes plazas, se dejaría fuera de la plaza de interinidad a muchos facultativos que han demostrado de forma más que sobrada a los largo de más de dos años que están capacitados para ocupar su puesto, pero sería el menos injusto de los métodos. 
El documento sobre el proceso de interinidad presentado por la Dirección de Recursos Humanos de la Consejería de Sanidad resulta sumamente injusto, puesto que vuelve a determinar diferencias de criterio para el nombramiento como interinos de los facultativos que ejercen su actividad en el ámbito hospitalario en relación a los facultativos de Atención Primaria. Además introduce criterios de subjetividad como la realización de una entrevista que quedan lejos de los criterios de igualdad, mérito y capacidad que deberían primar en un sistema estatutario. 
Asumiendo dicho acuerdo, se asume que puede haber eventuales de muchos años de duración que no consigan la interinidad por trabajar en un hospital determinado, mientras que otros con menos años si la consigan en otro ¿Es esto justo? No podemos participar en algo así. Podemos debatir de si el modelo de contratación ideal es el estatutario o el laboral y sobre otras muchas cosas. Pero mientras el sistema sea el actual (mayoritariamente estatutario), hay que determinar unas reglas de juego claras, justas y que por desgracia están por desarrollar ya que los facultativos de hospital continúan sin un sistema de bolsa de contratación y la variabilidad de las ofertas de empleo público y su desarrollo no ha sido el más adecuado para fomentar los principios de igualdad, mérito y capacidad en los últimos tiempos. 
Desde AMYTS estamos a favor de la creación de interinidades, por supuesto, pero no podemos colaborar en este trato injusto a nuestros compañeros. Anunciamos que recurriremos dicho procedimiento al mismo tiempo que nos ofrecemos a atender aquellas demandas individuales que de un proceso tan heterogéneo puedan surgir. 

Sector de Atención Hospitalaria de AMYTS.
Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x