SL la gripe como juego

0

Logo revista

Volumen 2, Nº 16. Septiembre 2014.

Salud laboral.

LA GRIPE COMO JUEGO. Si quieres verlo, pincha aquí

Victoria Velasco Sánchez
Médico de familia. Responsable de Salud Laboral de AMYTS

Si hay un tema que está de actualidad en los últimos días a nivel de salud laboral es el del “riesgo profesional por contacto biológico”. No queremos perder la oportunidad, al inicio de este artículo sobre prevención de riesgos laborales, de expresar nuestra alegría por la curación de nuestra compañera Teresa Romero de su enfermedad por contacto con Ébola y, a la vez, dar las gracias desde AMYTS a todos los profesionales que han llevado a buen puerto un logro como éste.

Pero, en nuestro ánimo de mirar adelante, hay otra patología que también merece nuestra atención como es la gripe, y por varios motivos:

  1. Porque en España origina entre 1.500 y 4.000 fallecimientos anuales por causas relacionadas con la gripe, siendo uno de los problemas epidemiológicos importantes de nuestro entorno.1

  2. Porque, según las estadísticas, el 17,4% de las bajas laborales corresponden a procesos infecciosos, siendo el peso estimado de la gripe un 11%. Concretamente, en España la gripe origina cada año pérdidas de 60 millones de horas de trabajo, lo que supone un coste estimado de 215 millones de euros, sin contar los gastos médicos.

  3. Porque el personal que trabaja en el ámbito sanitario constituye un grupo de riesgo para la adquisición y transmisión de la gripe. Por ello su vacunación es muy importante, ya que permite reducir la morbimortalidad, el número de casos graves y sus hospitalizaciones asociadas, el absentismo laboral, el riesgo de transmisión de la gripe de los sanitarios a los pacientes y asegura, también, que puedan prestarse servicios esenciales a la comunidad.

No podemos dudar de la implicación de la Administración en dar información concreta de las campañas de vacunación, así como de seguir directrices internacionales en cuanto a prevención de la gripe, poniendo el conocimiento a disposición de los profesionales a través de la web del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.2 De hecho, en la información que se distribuye a los centros sanitarios, de forma concreta indica que todos los preparados comerciales llevan las mismas 3 cepas del virus de la gripe que son recomendadas por la OMS y la UE cada año de acuerdo a las tendencias registradas en la difusión de virus gripales circulantes en la red de vigilancia epidemiológica desplegada en más de 80 países, incluida España. Son, por tanto, vacunas trivalentes compuestas por 2 virus de la gripe A y 1 de la gripe B que, en el caso de la campaña de vacunación del año 2014 a 2015, son los siguientes:

  1. Un virus similar a A/California/7/2009 (H1N1) pdm09.

  2. Un virus similar a A/Texas/50/2012 (H3N2).

  3. Un virus similar a B/Massachusetts/2/2012.

En la campaña 2014-2015 se han adquirido dos vacunas diferentes:

  1. Para mayores de 18 años: preparada en cultivos celulares. Por ello, esta vacuna se puede administrar en personas alérgicas a proteínas de huevo. Tampoco incluye ningún antibiótico conservante.

  2. Para menores de 18 años: preparada en huevos embrionados con las mismas características que la adquirida en años anteriores.

Además, la Administración, al igual que actualiza los grupos de riesgo habiendo incorporado en años previos a la obesidad mórbida por su relación con otros factores de morbilidad cardiovascular, ha mantenido de forma persistente, en todas las campañas y en todos los documentos oficiales distribuidos, a los profesionales sanitarios como “grupo que puede transmitir la gripe a personas con alto riesgo de complicaciones gripales”, junto a los profesionales que trabajan en centros geriátricos y de crónicos, personas que proporcionan cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo y convivientes en el hogar, incluidos niños de personas de alto riesgo.

Sin embargo, las coberturas vacunales entre el personal sanitario en nuestro país siguen siendo muy bajas, no superando el 25%, según se cifra en el Consenso sobre la vacunación de la gripe en personal sanitario y se ratifica en los datos aportados por el “Equipo de campaña” del Hospital Clinic de Barcelona a través de su página web (Figura 1)4.

Mapa vacunacion Europa

Estas bajas frecuencias de vacunación representan un auténtico problema de salud pública, dado que el 17% de los pacientes hospitalizados con gripe adquieren la misma durante su ingreso5.

Inquietados por las cifras, en mayo de 2012, se reunió un panel de expertos para analizar las causas más frecuentes de la escasa adherencia vacunal y hacer propuestas estratégicas. Destacan, entre las causas que identifican, la errónea apreciación de la eficacia vacunal, posiblemente relacionada con la confusión que infunde frente a otras infecciones de tipo respiratorio que se diagnostican como “cuadros gripales”, la baja percepción del riesgo de enfermar que existe entre los trabajadores sanitarios y la banalización de su trascendencia clínica, así como el olvido de entender la gripe como una posible infección nosocomial en la que los trabajadores sanitarios pueden intervenir como transmisores. Es de subrayar, en este sentido, que el 75% de los trabajadores sanitarios con síntomas de gripe continúa trabajando mientras está enfermo.

Entre los estudios que analizaron, destacan:

  1. Un estudio de la Universidad de Lovaina, que establece el promedio anual de vacunación de los profesionales sanitarios entre el 15% y el 25%, una cifra muy lejana al 75% que la Organización Mundial de la Salud recomienda en grupos de riesgo, como es el caso del personal sanitario. En dicho promedio existen extremos, como en el caso de Francia, donde se estima que se vacuna entre el 30% y el 40% de los profesionales.

  2. Los datos del Congreso Nacional de la Sociedad Francesa de Higiene Hospitalaria del año 2011, celebrado por el Centro Nacional de Referencia del Virus de Gripe. Se presentaron una serie de estudios sobre gripe llevados a cabo desde 2004 que ponen de manifiesto que llegando al dintel mínimo del 35% de vacunación en profesionales de un centro sanitario se produce efecto rebaño y disminuyen de manera ostensible las gripes nosocomiales. Ese porcentaje de vacunación en el personal sanitario conlleva una disminución sustancial de la circulación del virus y ayuda, por tanto, a evitar el contagio nosocomial del mismo.

Un primer punto de análisis estratégico en cuanto a las campañas de vacunación es la época en las que estas deben llevarse a cabo. En este sentido, hay que hacerse conscientes de que se desarrollan en los meses en los que comienza el contagio, mientras que el resto del año no hay ninguna acción al respecto. Son de poca eficacia para alcanzar coberturas de vacunación aceptables y habría que analizar si el planteamiento actual es el idóneo para obtener resultados más óptimos.

Convencidos de que una de las mejores herramientas para aumentar estas coberturas entre los profesionales de nuestro país son las evidencias científicas, 19 sociedades científicas y asociaciones profesionales que agrupan a los profesionales sanitarios más directamente relacionados con la gripe como problema de salud, así como el Consejo General de Enfermería, se han reunido para debatir y elaborar un Documento de Consenso con el objetivo de concienciar al personal sanitario sobre la conveniencia de su vacunación frente a la gripe.3

En AMYTS somos conscientes de que incidir en las “estrategias” que favorezcan la vigilancia y control de la salud es, también, un punto básico de aquello que queremos para nuestros trabajadores.

Por ello os invitamos a dos cosas. La primera a profundizar en el Consenso sobre vacunación antigripal, en el que entre los 10 puntos clave que definen para conseguir una mejor cobertura vacunal, nosotros destacaríamos los siguientes3:

  1. La vacuna de la gripe reúne la menor tasa de notificaciones de acontecimientos adversos al sistema VAERS en el periodo de 1990 a 2005 tras 747 millones de dosis administradas durante ese periodo en EEUU, representando una de las vacunas disponibles más seguras.

  2. La recomendación vacunal al personal sanitario se sustenta, en primer lugar, en un argumento de necesidad para lograr la autoprotección, y los beneficios que de ella se derivan, en un colectivo laboral que se encuentra muy expuesto a la transmisión del virus. Varios estudios han mostrado reducción en la proporción de gripe y absentismo por infección respiratoria en el personal sanitario vacunado.

  3. Existe un argumento ético al actuar el personal sanitario como potencial fuente transmisora de la gripe para pacientes en los que la enfermedad puede expresarse con mayor gravedad y ser causa de muerte con mayor frecuencia. Se han mostrado importantes descensos en la incidencia de la enfermedad y en la mortalidad de pacientes institucionalizados e ingresados tras aumentar las coberturas vacunales entre el personal sanitario.

  4. Existe un argumento de ejemplaridad, pues el convencimiento científico de la utilidad y seguridad de la vacuna de la gripe por el sanitario, y su propia vacunación, aportan confianza entre la población general y los grupos de riesgo, lo que redunda en mejores coberturas vacunales. Además contribuye a un mejor conocimiento de esta herramienta preventiva lo que favorece su empleo pues, se ha mostrado que los médicos vacunados son hasta 3 veces más proclives a recomendarla a sus pacientes y les proporcionan mayor información, la cual es cada vez más demandada por éstos.

La segunda, a entrar en la página web de la campaña del Hospital Clinic de Barcelona, en la que, “jugando”, han buscado estrategias para convencer a sus profesionales de la importancia de la vacunación antigripal.7 Jugando con ellos seguro que nos vacunaremos más convencidos.

 

 Referencias

  1. Grupo de estudio de la gripe. Datos de incidencia [página en Internet]. Disponible en http://www.infogripe.com/la-gripe/datos-de-incidencia/
  2. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI). La gripe [página en Internet]. MSSSI; 2014. Disponible en https://www.msssi.gob.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/gripe/gripe.htm#prevencion
  3. Picazo JJ, y cols. Consenso sobre la vacunación frente a la gripe en el personal sanitario. Rev Esp Quimioter. 2012;25(3): 226-239. Disponible en http://seq.es/seq/0214-3429/25/3/picazo.pdf
  4. Clinic Barcelona, Hospital Universitari. Cobertura de vacunación antigripal en el personal sanitario [página en Internet]. Disponible en http://www.professionalvacunat.es/prevencio/vacuna/es_cobertura.html
  5. Intención de los estudiantes de medicina de vacunarse contra la gripe en su futuro ejercicio profesional. Hernández García I; González Celador R; Giménez Júlvez MT. Rev Esp Salud Pública 2014; 88:407-418.
  6. ¿Qué falla en la vacunación del personal sanitario?. Panel de Expertos. Santiago de Compostela, 16 de mayo de 2012. Disponible en http://www.actasanitaria.com/fileset/file__Panel_de_Expertos_Gripe_48242.pdf
  7. Clinic Barcelona, Hospital Universitari. La vacunación antigripal en el profesional sanitario [portal en Internet]. Disponible en http://www.professionalvacunat.es/es_index.html

 

 

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x