¿Quiénes somos?

AMYTS es una organización democrática, plural y participativa cuyo objetivo principal es la defensa y promoción de las condiciones laborales que permitan a médicos y titulados superiores sanitarios un ejercicio profesional digno, satisfactorio y de calidad, actualizando el compromiso esencial de los profesionales con sus pacientes. Por ello, debe ser partícipe en cualquier propuesta de reforma de los servicios sanitarios, de forma que en todo momento se asegure una atención sanitaria excelente, centrada en el paciente y fundamentada en criterios y valores profesionales.

Sede AMYTS 400x600 px 1 (1)

Declaración de principios: 

 1.-Defender los intereses profesionales, laborales y sociales de los médicos y titulados superiores sanitarios, independientemente de dónde ejerzan su labor profesional. Dignificar el ejercicio profesional de los facultativos sanitarios impulsando unas condiciones laborales y formativas que garanticen la excelencia del proceso asistencial.

 2.-Defender un SNS público y homogéneo en todo el Estado y particularmente en el ámbito de la Comunidad de Madrid, demandando de los partidos políticos un Pacto por la Sanidad en la CAM equitativo y solidario, que evite su utilización como arma política electoralista.

 3.-Buscar un equilibrio justo en las condiciones laborales de todos los facultativos de la Comunidad de Madrid y promover el desarrollo de una Carrera Profesional única para todos los médicos y titulados superiores sanitarios madrileños.

 4.-Impulsar la excelencia en la asistencia sanitaria como vía de motivación, promoción de la autoestima y mantenimiento de la eficacia de los facultativos, promoviendo y participando en la creación de indicadores de calidad con criterios clínicos, epidemiológicos y asistenciales.

 5.-Promocionar la formación continuada, potenciando las habilidades médicas tanto asistenciales como docentes y de investigación, demandando al sistema su plena integración en el desarrollo de políticas de I+D+I.

 6.-Participar en el diseño de las políticas sanitarias, como actores principales poseedores del conocimiento científico-técnico y humanístico esencial para la asistencia sanitaria, introduciendo nuevos cauces de representación y negociación con los facultativos sanitarios y contribuyendo al desarrollo de una organización que unifique a todos los profesionales, desde las diferentes ópticas (sindical, docente, científica, tecnológica, humanística…).

 7.- Exigir un entorno laboral que preserve la seguridad y la salud de los facultativos y posibilite la conciliación de la vida profesional, laboral, personal y familiar, a la vez que garantice la seguridad de los pacientes.

Declaración de Sostenibilidad del SNS

Hablar de sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud siempre tiene interés para los médicos, pues no podemos olvidar que la mayor parte desarrollan su trabajo en el sector público y por ello nos consideramos parte fundamental del Sistema.

Si esto es así en los momentos de bonanza económica, en los que la incorporación de nuevas tecnologías, fármacos innovadores, la investigación, el desarrollo de novedosos tratamientos, etc, son una de las facetas más características de nuestro trabajo, más lo debe ser en la coyuntura actual de grave crisis económica que está poniendo en duda la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, y en la que se debe replantear minuciosamente no solo las prestaciones, sino también la cartera de servicios, la conveniencia o no de nuevas terapias, técnicas, etc.

Los médicos tenemos el conocimiento y la capacidad para desarrollar la atención sanitaria, de la que somos los actores principales. Somos los que podemos aplicar medidas de racionalización y reordenación del Sistema sin que se vean perjudicados los pacientes y la calidad asistencial.

No entender esto será un problema. Desde los despachos de políticos y gestores se pueden idear cambios, aplicar políticas presupuestarias, e incluso “diseñar” un nuevo modelo de Sistema Sanitario. Pero si su aplicación depende, y así es, de los profesionales, no sería razonable ni inteligente hacerlo sin el concurso de éstos. Para que un Sistema Sanitario tenga éxito es necesario que los principales actores del mismo, los que deben aportar en última instancia su conocimiento , sean copartícipes del diseño y desarrollo del mismo.

Por todo ello, desde la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) queremos manifestar que somos parte fundamental del Sistema y que pedimos a las Administraciones que entiendan que somos sus “aliados”, tal y como ha manifestado públicamente al Ministra de Sanidad Dña. Ana Mato y Dª. Pilar Farjas, si de defender y reformar el Sistema Nacional de Salud se trata, pero también deben ser conocedores de que seremos los primeros y más firmes opositores si su intención es retroceder o modificar la universalidad, gratuidad, calidad, equidad, la provisión eminentemente pública, etc, de uno de los pilares básicos de la sociedad.

El desconocimiento de la realidad asistencial por parte de los políticos, y por desgracia, también cada día más por parte de los médicos gestores, que bien no han realizado trabajo asistencial, o ya lo han olvidado, sin mencionar a los cada vez más frecuentes gestores sanitarios no médicos, hace cada vez más necesario entrar de lleno en una profunda reforma de los órganos de gestión de los centros sanitarios. Desde el ya veterano y nunca bien valorado por los médicos, Real Decreto 521/87 por el que se aprueba el Reglamento de Estructura, Organización y Funcionamiento de los Hospitales gestionados por el INSALUD, venimos demandando cambios que den valor dentro de la estructura a lo que son y representan los facultativos en los centros asistenciales. Equiparar al mismo rango a las tres direcciones, la médica, la de enfermería y la de gestión, fue un error que después de 25 años no hemos sido capaces de corregir. Esto ha llevado a enfrentamientos entre profesionales, luchas de poder, parcelas de control exclusivo, dificultad de coordinación, intento de hacer un “igualitarismo” trasnochado que no quiere reconocer al médico como único responsable de la gestión del proceso asistencial, y que en Madrid nos ha conducido al intento de establecer como directores de Centros de Salud a profesionales no médicos, que los Tribunales han declarado no ajustado a derecho.

Es necesario que se modifiquen las estructuras de gestión y participación. Debemos tener una mayor participación en los órganos de decisión de los centros sanitarios. Desde AMYTS creemos que es hora de establecer un nuevo modelo organizativo, donde los profesionales médicos tengan un mayor peso, donde se puedan debatir las alternativas entre profesionales y gestores, modelo en el que de una vez por todas quede reconocido el papel preponderante del médico en la organización, donde la gestión y la asistencia tengan un punto de conexión que haga realidad una dirección participativa que implique al médico en la toma de decisiones tanto clínicas como de gestión.

Es en este momento en el que se debe poner en cuestión todo el modelo y pensar en una profunda reforma del mismo, en el que se debe abordar de forma decidida y sin prejuicios un cambio radical en las relaciones entre médicos y administración. Reconocer nuestro papel en la organización, el liderazgo asistencial, la posesión del conocimiento y las peculiaridades de nuestro trabajo, se debe plasmar no solo en un nuevo modelo de estructura de los centros sanitarios, sino también en establecer sin ningún miedo una relación directa y única con los facultativos, en el seno de un marco de negociación propio y específico, en el que podamos establecer el modelo de relación laboral, las retribuciones, los horarios, la organización del trabajo, los órganos de representación y participación en las instituciones, el modelo de especial relación con los gestores, etc. Es en épocas de crisis cuando hay que establecer sin miedo los cambios que permitan mejorar en modelo y darle una estructura más acorde con los tiempos y las necesidades del momento. Seguir intentando reformar mediante parches lo que ya está más que demostrado que ha quedado obsoleto, no tiene ningún sentido.

En conclusión, dentro de la reforma o refundación que precisa el Sistema Nacional de Salud para garantizar su sostenibilidad en un marco de calidad y equidad de los servicios que los españoles seamos capaces de financiar, AMYTS considera que debe darse el protagonismo a los profesionales de la Medicina, que acreditan la formación más completa y extensa, una práctica clínica homologada a la de los profesionales de los países más desarrollados, que asumen la cuota más alta de responsabilidad. Para ello, en el marco del SNS, todos nuestros esfuerzos estarán dirigidos a:

1º Modificar las estructuras de gestión y participación para dotar a los médicos de mayor presencia y protagonismo en los órganos de decisión de los centros sanitarios.

2º Consolidar direcciones participativas que implique al médico en la toma de decisiones tanto clínicas como de gestión.

3º Establecer un marco de relación directa y única de los facultativos con la superestructura política del SNS.

Extraído de la Conferencia General sobre la Sostenibilidad del Sistema Sanitario en España de la Fundación Bamberg, a cargo del Secretario General de AMYTS, Dr. Julián Ezquerra Gadea. 11 de enero de 2012

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x