¿Se puede negar un médico a atender pacientes que no estén en su cupo? Responsables jurídicos de CESM responden

0
140 Logo CESM 3x3 cm

El overbooking de pacientes en algunos centros sanitarios genera enorme estrés y tensión entre los enfermos que asisten a consulta y los profesionales médicos que, en algunos casos, por falta de personal se ven obligados a asumir un cupo de pacientes superior al habitual. Como máximo en Atención Primaria se atienden 50 al día y como alertan desde Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM)este “verano se espera que se superen”.

Ante esta situación, y si cabe a modo de protesta, el médico tiene muy difícil renunciar a asumir una carga mayor de pacientes derivada de la ausencia de algún compañero o de la masificación en las consultas. REDACCIÓN MÉDICA ha hablado con varios responsables jurídicos del CESM para conocer qué debe hacer un facultativo en caso de querer negarse a atender a pacientes que no estén entre su cupo habitual.

FuentesREDACCIÓN MÉDICA, 09-07-2017

CESM propone un plan de formación elaborado y financiado por el Servicio de Salud e impartido en la jornada laboral

Una vez solventada la polémica generada por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, al señalar que los profesionales médicos deberían tributar por su formación, los galenos no han parado de demandar que se cambie el modelo de lo que consideran un derecho y una obligación. Por eso, sindicatos y partidos políticos ponen sobre la mesa su postura y sus alternativas sobre cómo debería regularse la formación continuada del médico.

Una de las iniciativas mencionadas viene de la mano de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), cuyo secretario general, Francisco Miralles, explica a REDACCIÓN MÉDICA que su demanda es un plan de formación para los profesionales que sea elaborado por el Servicio de Salud correspondiente, financiado por él y que se imparta en la jornada laboral y no en las horas de descanso.

“Todo lo que tenga que ver con la formación no puede tener repercusión negativa en la nómina ni en la declaración de la renta de los médicos. Si esto es así, a partir de ahora CESM exigirá a todos los servicios de salud una partida en la nómina destinada a formación, para lo que nos gastamos y el trabajo que hacemos en nuestra casa. Si nos lo cobra Hacienda de nuestra declaración de IRPF, que nos paguen en la nómina la parte que estamos poniendo nosotros en formación, por la que se están beneficiando el Estado y los pacientes”, declara.

Otra opción propuesta que esa formación se imparta en la jornada de trabajo o en su centro, o enviando a los médicos donde sea necesario pero sufragando los gastos de viaje, dietas, etc., algo que los servicios de salud no están haciendo y ni siquiera facilitan la asistencia, según Miralles.

(…)

FuentesREDACCIÓN MÉDICA, 08-07-2017

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x