Holanda 4

0

Logo revista

Nº 1. Abril 2013.

La Medicina en otros Sistemas Sanitarios

HOLANDA (4): EL ACCESO A LA PROFESIÓN MÉDICA EN HOLANDA Y SU REGULACIÓN

Formación de pregrado

La formación de los nuevos médicos se realiza en una de las ocho facultades de Medicina / hospitales académicos durante seis años, los dos últimos con prácticas clínicas. El número de plazas está limitado a nivel estatal, mediante un numerus clausus de acceso fijado por el Ministerio de Educación, en colaboración con el de Sanidad, en un proceso en el que confluyen el azar y el expediente académico de forma complementaria (mayor oportunidad de acceso a mejor expediente), con acceso directo para las mejores calificaciones.

La formación dura 6 años, los dos últimos con prácticas clínicas, y es obligatorio superar un examen final de carácter nacional.

Formación especializada

Tras obtener el título de Medicina, el médico puede solicitar una plaza para iniciar su formación especializada, aunque con frecuencia debe esperar un tiempo durante el que puede ejercer como médico no especialista. La selección se realiza mediante la valoración de las capacidades y motivaciones del candidato, mediante entrevista con un comité específico de cada centro que ofrece la formación correspondiente; en algunos casos (como es el de la Cirugía General), el proceso de selección es nacional. El número de plazas de formación, que intenta responder a la demanda de especialistas, es fijado anualmente por el Parlamento al aprobar los Presupuestos del Ministerio de Sanidad; se celebran dos convocatorias anuales, que comienzan, respectivamente, en los meses de marzo y septiembre, y la oferta de plazas se difunde a través de medios profesionales.

La duración de la formación especializada varía según las diferentes especialidades: 3 años para MG, entre 4 y 6 años para el resto de especialidades clínicas, entre 2,5 y 4 años para especialistas en salud pública, y 2 años para médico de residencias asistidas. También hay aspectos que cambian de unas a otras especialidades: por ejemplo, en el caso de la MG basta con ser admitido por la institución formadora, pero en el caso de los especialistas clínicos deben comunicar su plan de formación al Comité de Registro de Especialistas de la Real Asociación Médica de Holanda (KNMG), y en el de las áreas de Salud Publica, el solicitante debe encontrar un puesto de trabajo relacionado con este área, donde el citado Comité pueda supervisar la formación.

El contenido de la formación viene determinado por tres Comisiones integradas en la KNMG, una para MG, otra para las especialidades médicas y otra de medicina social. Cada especialidad, a su vez, cuenta con su comisión específica, integrado por representantes de las universidades, la profesión médica, las asociaciones científicas y la asociación correspondiente de instituciones de formación, así como por representantes de los departamentos de Salud y Seguridad Social del gobierno y de los médicos tutores. Todos los programas de las especialidades deben ser aprobados, tras su elaboración por la Comisión correspondiente, por la KNMG y por el Ministerio de Sanidad y Bienestar.

Para el control de su proceso de formación, cada médico en formación debe registrarse, además, con un Comité de Registro de Especialidades, antes mencionado, según el área de especialización elegido; éste se encarga de la supervisión de la formación y de las instituciones que la llevan adelante. Los residentes deben presentar, al final de su formación, un portfolio que recoge su recorrido formativo y la evaluación de la competencia por parte de sus tutores. Si durante el proceso hay algún problema, existen comités de apelación específicos para cada área de formación.

Una vez aceptado por el Comité el proceso formativo realizado, el médico recibe el título de especialista correspondiente y, junto a él, en muchos casos obtiene también el título académico de doctor. La incorporación laboral como especialista está prácticamente garantizada en el caso de los MG, a pesar de lo cual encontrar un puesto tiene sus dificultades, debido a que los médicos prefieren trabajar en grupo y en zonas urbanas, y las vacantes se producen sobre todo en consultas individuales y en zonas alejadas y/o deprivadas socialmente

El Ministerio de Sanidad cubre el salario del médico en formación (entre 2.200 y 2.400€ mensuales en 2003 para el caso de los MG), así como el del médico supervisor (1.600€ mensuales en el caso de los MG) y los costes asociados de infraestructura, lo que supone un coste total de la formación de en torno a 150.000€ por especialista.

Regulación profesional

Todos los médicos están obligados a registrarse en un registro público y, si quieren ejercer como especialistas con todos los derechos, en los registros específicos (uno de MG y otro de especialistas) de la Real Asociación Médica de Holanda. Dicha entidad es la responsable de todo lo relacionado con la competencia profesional, y en su seno existen diferentes organismos dedicados a ese cometido, que ejercen su función con independencia e incluso mediante delegación del Ministerio de Sanidad. Asimismo, deben superar un proceso de recertificación periódica quinquenal en el que la formación continuada es una pieza esencial, así como la realización de un mínimo de labor asistencial y la realización de auditorías por parte de otros profesionales, con la realización de proyectos de mejora. Los médicos extranjeros deben solicitar el reconocimiento de sus cualificaciones y, si no proceden de países del Espacio Económico Europeo (Unión Europea más países asociados -Noruega y Suiza-), un permiso de trabajo para el ejercicio profesional.

Tradicionalmente, el control de la profesión se ha basado en la autorregulación, siendo las organizaciones profesionales responsables de la recertificación y agentes activos en la mejora de la calidad, mediante, por ejemplo, la elaboración de guías de práctica clínica. Se está promoviendo la creación de procesos de Desarrollo Profesional Continuo (DPC) que mejoren la competencia no sólo científica, sino también relacional, organizativa, de coordinación… De hecho, se está comenzando a exigir, para la recertificación de los médicos, la participación en programas de visita médica y de revisión por paresgrol4.

No se conoce el porcentaje de médicos con titulación extranjera, que puede rondar el 10%, aunque en torno a la mitad serían médicos holandeses formados en la vecina Bélgica.

Organizaciones profesionales

La Real Asociación Médica Holandesa (KNMG), fundada en el siglo XIX, es desde 1999 una federación de organizaciones profesionales, representativa y de promoción y defensa del ejercicio profesional y de su calidad, con seis grandes áreas de trabajo desarrolladas por cada una de sus organizaciones-miembro (especialistas, médicos generales, médicos asalariados, médicos del trabajo, médicos de instituciones geriátricas y de larga estancia, y médicos de seguros). Tiene, además, la función de control de la cualificación de los especialistas, tanto durante su formación como durante su ejercicio profesional, mediante la elaboración de perfiles competenciales específicos, basados en el perfil canadiense CanMEDs, que deben contar con el respaldo del Ministerio de Sanidad. En base a ellos, se establecen los requisitos para la recertificación cada cinco años, en un proceso que exige de cada profesional un mínimo de 16 horas semanales de ejercicio y al menos 200 h de formación continuada relevante dentro del ámbito de la correspondiente especialidad. La Asociación tiene también un importante papel en la salvaguarda ética y legal de la profesión médica, a través de un comité formado por abogados, médicos y expertos en ética, y desarrolla guías específicas en ámbitos tan relevantes como la eutanasia, la sedación terminal, los cuidados paliativos, el aborto o la circuncisión. En 2009, la Asociación lanzó una campaña de promoción del profesionalismo médico, en respuesta a los posibles riesgos que la reforma sanitaria podría crear sobre la práctica profesional.

El Colegio Holandés de Médicos Generales (NHG) funciona como sociedad científica, vinculada a la asociación de médicos generales de la KNMG, y está muy comprometida con la mejora de la calidad, entre otras cosas con la publicación de guías clínicas y terapéuticas. Existen diferentes organizaciones específicas de muchas de las especialidades médicas.

Existe una Asociación Holandesa para la Educación Médica, que reúne a los profesores y tutores de los ámbitos de formación de pre y postgrado de Medicina, Odontología y otras profesiones sanitarias. Entre sus objetivos está promocionar la calidad de la educación médica, la investigación en este ámbito (con la promoción de tesis doctorales en su seno) y la publicación de la Revista Holandesa de Educación Médica (TMO)

Otras profesiones

Los odontólogos tienen también el deber de registrarse en el registro de profesionales sanitarios, y cuentan con dos asociaciones representativas, la mayoritaria Asociación Holandesa para el Avance de la Odontología (NMT), y la minoritaria Asociación Dental Holandesa (ANT). Su papel representativo les lleva a defender el punto de vista de los profesionales en las negociaciones tanto con las aseguradoras como con la autoridad sanitaria.

Otras profesiones se encuentran representadas por la Real Asociación Holandesa por el Avance de la Farmacia (en la que se encuentran asociados los farmacéuticos -principalmente con ejercicio en Atención Primaria-), la Asociación Holandesa para la Prevención y la Promoción de la Salud, etc. Existen también asociaciones específicas de hospitales y de empleadores en el ámbito sanitario.

 

    Anterior (Atención Especializada, de urgencias y otras)  

 

 

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x