Responsabilidad legal médico, 3

0

Logo revista

Volumen 2, Nº 17. Octubre 2014.

Derecho y Medicina.

LA RESPONSABILIDAD DE LOS PROFESIONALES SANITARIOS (3)

Francisco Jiménez Mauricio
Abogado. Asesoría Jurídica de AMYTS

1. RESPONSABILIDAD PENAL (cont.)

Algunos conceptos básicos

Sobre los términos que legalmente se utilizan para definir las conductas profesionales sancionables, decir que imprudencia, impericia y negligencia son términos que se utilizan para hacer referencia a la asunción de un riesgo excesivo, no permitido y a la infracción del deber de cuidado.

Entendemos por impericia, la ineptitud, falta de habilidad y carencia de la capacidad requerida y por negligencia, la no aplicación de los conocimientos y habilidad cuando se poseen. La imprudencia es una falta de cuidado típica de la responsabilidad penal, más grave que la negligencia, que a su vez es más propia de la responsabilidad civil.

Imprudencia

El Código Penal distingue en atención al grado de incumplimiento del deber de cuidado entre imprudencia leve o imprudencia grave.

  • Imprudencia grave: Es la omisión de las precauciones más elementales es decir, el incumplimiento inexcusable del deber de cuidado.
  • Imprudencia leve: Es la omisión de la diligencia normal con la que actuará un profesional.

Son requisitos para que la imprudencia constituya un ilícito penal:

 

  1. Previsión o posibilidad de sentido dañoso. El actor es consciente de que la acción que ejecuta puede causar un daño y que es posible evitar el resultado dañoso si se actúa de otra manera o no se actúa.
  2. El resultado no es querido por el actor. Si lo quisiese sería una conducta dolosa, mucho más grave penalmente. La acción culposa es consciente y voluntaria pero no intencional.
  3. La acción infringe una norma de cuidado.
  4. Que se produzca un resultado constitutivo de infracción legal como tal es decir, daño o lesión para las personas o las cosas.
  5. Nexo causal entre la acción culposa y el resultado lesivo.

 

Infracción del deber de cuidado.

Según reiteradas sentencias del Tribunal Supremo la infracción del deber de cuidado consiste en:

“Una trasgresión de la norma socio-cultural que está demandando la actuación de una forma determinada que integra el elemento normativo externo”.

Existe pues una actuación imprudente, cuando exista diferencia entre la acción realizada y la que tenía que haberse realizado observando el deber de cuidado que era necesario observar. El deber de cuidado que corresponde a una situación concreta se determina por la forma de actuar de un profesional sanitario “normal” en las mismas circunstancias que el profesional que actuó. Es esto lo que llamamos “lex artix ad hoc” según las reglas de una determinada profesión en un caso concreto, es decir, actuar con la diligencia debida y en concreto en la prestación de todos los medios necesarios y posibles de acuerdo al estado de la ciencia y relativos a la especialidad médica a la que corresponda el acto practicado y las circunstancias en las que se desarrolle.

No es lo mismo actuar en situaciones con más o menos medios, en ambiente rural, en actuación urgente, por un médico general o especialista, etc.

Imprudencia profesional.

El Código Penal distingue entre tipos de imprudencia profesional frente a la imprudencia leve o imprudencia grave. Distintas sentencias del Tribunal Supremo (Sala de lo Penal) definen la imprudencia profesional como

la inobservancia de las reglas de actuación que vienen marcadas por la Lex Artis”.

Exige pues la omisión de los conocimientos específicos que tiene quién actúa en su condición de profesional. La imprudencia médica como imprudencia profesional, nace cuando un tratamiento médico o quirúrgico se realice con un comportamiento de absoluto abandono de las normas de la Ley Artix causando lógicamente un daño. Sin embargo no hay que confundir la imprudencia profesional con la imprudencia del profesional.

 

 

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x