Responsabilidad legal médico, 1

0

Logo revista

Volumen 2, Nº 17. Octubre 2014.

Derecho y Medicina.

LA RESPONSABILIDAD DE LOS PROFESIONALES SANITARIOS (1)

Francisco Jiménez Mauricio
Abogado. Asesoría Jurídica de AMYTS

El fin del texto que vamos a desarrollar en los próximos meses en esta sección no es otro que el de hacer llegar al profesional de la medicina una serie de nociones básicas, sobre un aspecto que les preocupa de forma intensa, cual es los efectos que puedan tener los actos, decisiones y omisiones que el facultativo adopta cuando ejerce como tal. Se trata pues de analizar de forma resumida, y sin entrar en interpretaciones jurisprudenciales, los distintos tipos de responsabilidad en los que puede verse involucrado el profesional sanitario.

Concepto y tipos de responsabilidad.

La responsabilidad jurídica surge cuando el sujeto trasgrede un deber de conducta señalado en una norma jurídica que a diferencia de una norma moral procede de un organismo externo al sujeto, principalmente del Estado, y es coercitiva.

Tipos de responsabilidad:

  • penal
  • civil
  • patrimonial de la Administración Sanitaria
  • disciplinaria
  • deontológica

Podemos definir genéricamente la responsabilidad penal como la trasgresión de normas tipificadas en el Código Penal como delito o falta, trasgresión que tiene lugar tanto por acción como por omisión.

Tratándose de responsabilidad penal del profesional sanitario, los delitos o faltas en los que puede verse involucrado serán tratados puntualmente en este manual. La comisión de la conducta tipificada como delitos o faltas lleva aparejado la condena a determinadas penas que pueden ser: privación de libertad, multa y la inhabilitación para el ejercicio profesional.

La responsabilidad civil deriva del incumplimiento de la Lex Artix por parte del facultativo que causa un daño y por ello está obligado a repararlo mediante una indemnización pecuniaria. La responsabilidad civil y penal suelen venir parejas

La responsabilidad patrimonial de la Administración es la obligación de tal administración de reparar los daños que pueden sufrir los usuarios de los servicios sanitarios de esa administración. Por tanto a grandes rasgos el particular tiene derecho a ser indemnizado en toda lesión que sufran en sus bienes y derechos salvo casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento normal o anormal de los servicios públicos, y siempre que el daño sea efectivo, evaluable económicamente e individualizado con relación a una persona o grupo de personas. Actualmente cuando el profesional sanitario preste servicios a una administración pública, el usuario de dichos servicios ha de exigir a esta ,la reparación económica del daño.

La responsabilidad disciplinaria es la derivada de los incumplimientos de las normas que rigen la relación de profesionales sanitarios y empresarios o administración sanitaria, cuando esta relación es de trabajadores por cuenta ajena. Se trata de la obligación del facultativo de cumplir normas de horarios, jornadas, deberes, etc., plasmados en los apartados destinados a régimen disciplinario en los Convenios Colectivos (Laborales), Estatuto Marco (Estatutarios) o Normas Funcionariales (Funcionarios).

La responsabilidad deontológica es la consecuencia de la adscripción obligatoria a un colegio profesional para los profesionales sanitarios y su competencia sancionadora. Existiendo un incumplimiento de las normas establecidas en el Código Deontológico y/o los estatutos colegiales, existe una sanción tipificada en el Régimen Disciplinario de tales normas

Tras las genéricas definiciones precedentes, acometeremos en sucesivas entregas un estudio mas pormenorizado de los distintos tipos de responsabilidades de la profesión médica.

 

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x