SALUD LABORAL. El recurso preventivo: una figura desconocida hasta ahora.

0
149 Recurso Preventivo 3x3 cm

Son muchos los objetivos conseguidos en el Sector Sanitario en los últimos 3 años en materia de Prevención de Riesgos Laborales en la Comunidad de Madrid, unas veces de forma proactiva, como es el caso de la reactivación del funcionamiento de los Comités de Seguridad y Salud y toda su actividad derivada, y otras por necesidad, como son las actuaciones realizadas a raíz de los casos de ébola atendidos en el Hospital Carlos III.

Concretamente, con el ébola todos nos hemos hecho conscientes de la importancia del observador en la retirada del equipamiento de protección individual (EPI) para evitar el contacto de material contaminado con la piel. Este profesional, fundamental, es de hecho una figura con la que no estábamos familiarizados hasta ahora, y que se recoge en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en su artículo 32 bis con el nombre de “Recurso Preventivo”.

El ébola y el empeño y sensibilización de profesionales de distintos niveles y delegados de prevención de diferentes sindicatos nos han llevado a que en el Pacto de Gestión de 2015 para Atención Primaria hubiera una figura que, si bien en principio se llamó “Responsable de Prevención de Riesgos Laborales”, en la actualidad asume las funciones y la denominación de “Recurso Preventivo”, disponiéndose para ello de un profesional por centro de trabajo en Atención Primaria. Todo ello ha conllevado esfuerzos importantes, entre ellos programar la formación obligatoria oportuna para que puedan asumir sus funciones mediante un curso de 50 horas que se está desarrollando en este momento tanto en Atención Primaria como en varios hospitales de Madrid.

Pero, ¿qué es un Recurso Preventivo? Tal y como lo contempla la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, es el personal con la finalidad de vigilar el cumplimiento de las actividades preventivas en relación con los riesgos derivados de las situaciones que determinen su necesidad, para conseguir un adecuado control de dichos riesgos1.

La figura del Recurso Preventivo surge a partir del artículo 4.3 de la Ley 54/2003, que modifica la Ley de Prevención de Riesgos Laborales para concretar que la presencia en el centro de trabajo de los recursos preventivos será necesaria en determinados supuestos y situaciones de especial riesgo y peligrosidad en los que sea preciso garantizar el estricto cumplimiento de los métodos de trabajo y el control del riesgo. La legislación sobre la obligación de la presencia del Recurso Preventivo se recoge en la Tabla 1.

Tabla 1. Legislación sobre la obligación de presencia de Recursos Preventivos
Ley 54/2003, de 12 de diciembre, de reforma del Marco normativo de la Prevención de Riesgos Laborales.
R.D. 171/2004, 30 de enero, por el que se desarrolla el artículo 24 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de riesgos laborales, en materia de coordinación de actividades empresariales.
R.D. 604/2006, de 19 de mayo, por el que se modifica el Real Decreto 39/1997, por el que se aprueba el reglamento de los servicios de prevención, y el R.D. 1627/1997, de 24 de octubre, por el que se establecen disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción.
Dirección General de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (DGITSS) Criterio Técnico nº83/2010 sobre la presencia de recursos preventivos en las empresas, centros y lugares de trabajo
Fuente: https://www.upf.edu/iuslabor/_pdf/2007-1/SeguridadSalud.pdf

Según el artículo 32 bis de la Ley 31/1995, la presencia del recurso preventivo será necesaria en los siguientes supuestos2,6:

  1. Cuando los riesgos puedan verse agravados o modificados en el desarrollo del proceso o la actividad. Por la concurrencia de operaciones diversas que se desarrollan sucesiva o simultáneamente y que hagan preciso el control de la correcta aplicación de los métodos de trabajo. Para la aplicación de este supuesto, es necesario que se den tres requisitos: Concurrencia simultánea o sucesiva de operaciones o actividades. Posibilidad de que los riesgos se agraven o modifiquen por dicha concurrencia. Necesidad de que se controle la aplicación correcta de los métodos de trabajo.

  2. Cuando se realicen actividades o procesos que reglamentariamente sean considerados como peligrosos o con riesgos especiales:

  • Trabajos con riesgos especialmente graves de caída desde altura.

  • Trabajos con riesgos de sepultamiento o hundimiento.

  • Actividades en las que se utilicen máquinas que carezcan de declaración CE.

  • Trabajos en espacios confinados.

  • Trabajos con riesgo de ahogamiento por inmersión (excepto la inmersión con equipo subacuático).

  1. Cuando la necesidad de dicha presencia sea requerida por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social o si las circunstancias del caso así lo exigieran debido a las condiciones de trabajo detectadas.

Si bien es necesario conocer que el Recurso Preventivo se considera parte de la Organización Preventiva de la empresa y que suelen ser uno o varios trabajadores designados por la misma, también es preciso tener en cuenta que es una medida preventiva complementaria cuya designación y presencia no excluye al empresario de su deber de protección a la que se refiere el artículo 14.1 de la Ley 31/1995, sino que es una medida más con la que cuenta y no podrá ser utilizada con el fin de sustituir aquellas medidas de protección que sean preceptivas, con el pretexto de que la actividad está sujeta a supervisión y control4.

Pero ¿qué obligaciones tiene el Recurso Preventivo? Ninguna que no nos sea familiar en el ámbito de nuestro trabajo2,6:

  1. Vigilar el cumplimiento de las medidas incluidas en el plan de la seguridad y salud en el trabajo y comprobar la eficacia de éstas.

  2. En caso de incumplimiento de las actividades preventivas, deberán dar las instrucciones necesarias para el correcto e inmediato cumplimiento de las mismas y poner tales circunstancias en conocimiento de la empresa para que ésta adopte las medidas necesarias para corregir las deficiencias observadas.

  3. Cuando se observe ausencia, insuficiencia o falta de adecuación de las medidas preventivas, deberán poner tales circunstancias en conocimiento de la empresa, que procederá de forma inmediata a la adopción de las medidas necesarias para corregir las deficiencias y la modificación del plan de seguridad y salud.

De estas obligaciones, aparentemente sencillas, se derivan responsabilidades por omisión, que pueden ser graves, motivo por lo que siempre es conveniente que la empresa identifique y comunique mediante el Plan de Seguridad y Salud, todas las circunstancias en las que son precisas la presencia del recurso preventivo, para evitar riesgos a los mismos5.

Referencias

    1. http://apuntoformacion.es/recurso-preventivo-2015/

    2. http://www.aspapel.es/sites/default/files/publicaciones/Doc%20191.pdf

    3. https://www.upf.edu/iuslabor/_pdf/2007-1/SeguridadSalud.pdf

    4. http://portalprevencion.lexnova.es/articulo/PREVENCION/122801/sobre-la-aceptacion-y-requisitos-subjetivos-para-ser-nombrado-recurso-preventivo

    5. http://prevencion.fremap.es/Buenas%20prcticas/ME.DIP.005.pdf

    6. http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/NTP/NTP/Ficheros/891a925/919w.pdf

Victoria Velasco Sánchez
Médico de familia, Responsable de Prevención de Riesgos Laborales, AMYTS
Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x