CON FIRMA. “Quiero ser médico de urgencias”, por Fernando Camon

0
210 Caduceo 3x3 cm

Hace aproximadamente 16 meses, durante una guardia en la que actuaba de coordinador o referente de urgencias (figura que ayuda a organizar y distribuir los pacientes por las diferentes áreas, pero que no exime en modo alguno de la labor asistencial en el mismo nivel que el resto de compañeros), tuve un problema de salud potencialmente muy grave, pero que, por fortuna, no tuvo consecuencias, y que se relaciona casi siempre con el estrés. Y creedme que ese día se palpaba en el ambiente desde el minuto uno.

Pasado un largo período de baja obligada con reposo casi absoluto, volví por fin a reincorporarme a mi rutina de trabajo, y a disfrutar de la que, a mi parecer, es una de las ramas sanitarias más apasionantes, la urgencia hospitalaria. Pero haber estado tan cerca de algo tan grave me ha hecho reflexionar mucho, y replantearme muchas cosas, casi todas ellas relacionadas con la rama que he elegido para desarrollarme como profesional, llegando incluso a considerar la posibilidad de cambiar de trabajo.

Pero no quiero. Quiero ser médico de urgencias. Así conocí a Angela, a Victoria y al resto de compañeros que, desde AMYTS, tratan de mejorar dia a dia la calidad de nuestro desempeño profesional.

Y es que algo tiene que cambiar. Es unánime el sentir de todos respecto a los problemas que enfrentamos diariamente en nuestros servicios: incapacidad para organizar cargas de trabajo, turnicidad y nocturnidad, ausencia de planes para la formación continuada y, mucho menos, para el fomento de la investigación, falta de reconocimiento a nuestra labor desde otros niveles de la organización hospitalaria o asistencial, incluso de los propios pacientes (que le regalan el lomo o el vino al cardiólogo que les da de alta desde planta, o al cirujano que opera la apendicitis, sin acordarse de que entraron por la puerta del hospital con un problema de salud que requería manejo profesional y urgente, y  de que un médico de urgencias tuvo la habilidad de reconocerlo, diagnosticarlo y planificar su abordaje con la atención especializada). Guardias de atención continuada, trabajando no a llamada, sino de presencia fisica 24 horas, y que no se remuneran de forma específica, y con déficits de plantilla de muy difícil reposición, dado que la mala calidad de vida en este trabajo disuade a cualquiera que en un momento determinado pudiera llegar a planteárselo.

Es hora de hacer un frente común y consensuar líneas de actuación y pensamiento que aglutinen nuestro sentir y nuestras reivindicaciones, para poder, poco a poco, convertir una actividad tan bonita, variada y gratificante en lo personal, en algo atractivo e igualmente gratificante en lo profesional.

Hay que sentarse con la Administración y plantear jornadas máximas, remuneraciones específicas y complementos por penosidad, nocturnidad y turnicidad. Garantizar descansos proporcionales, vacaciones y formación, sin menoscabo de la salud de tus compañeros, por falta de previsión o contrataciones. Resolver la falta de un reconocimiento específico de la carrera profesional, o lo que es lo mismo, a los años dedicados a sistema, que con el recambio tan brutal que tienen los servicios de urgencias cobra especial relevancia, ya que encontrar un médico de urgencias que lleve mas de 10 años ejerciendo en la misma categoría y especialidad es casi una sorpresa.

Creo que hay, por tanto, mucho que hacer si queremos salvar esta especialidad, y darle un sitio y un protagonismo que merece y necesita para hacerse importante, para mejorar en calidad y profesionalidad, y para hacerla atractiva para las nuevas generaciones de médicos que siempre la ven como opción “mientras me sale algo de lo mío”, en vez de un camino en el que desarrollarte personal y laboralmente. Ahora se abren puertas a la negociación y los cambios. Estemos ahí. Estemos juntos y hagámonos valer como especialistas y como colectivo.

Fernando José Camón Iglesias
Médico de Urgencias Hospitalarias, Hospital Universitario Infanta Sofía
Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x