GRAN ANGULAR. Protección de la maternidad en Alemania

0
250 Maternidad en Alemania 3x3 cm

Desde el pasado 1 de enero de 2018 se encuentra en vigor en Alemania la nueva Ley de “protección de la maternidad” (Mutterschutzgesetz), que pretende incrementar la seguridad de la mujer en el trabajo considerando situaciones individuales muy diversas. Además, en lugar de prohibir el empleo, como hasta ahora, la nueva ley obliga a la empresa a realizar una adaptación del puesto de trabajo teniendo en cuenta las recomendaciones de evaluación de riesgos laborales. Gracias a esta nueva ley aumenta también la posibilidad de que una mujer embarazada realice trabajos en horarios flexibles.

Entre las novedades incluidas en la nueva ley está la protección contra un despido en los cuatro meses posteriores a un aborto espontáneo (después de la semana 12 de embarazo, independientemente del peso del feto) o en las doce semanas en caso de que la madre dé a luz a un niño discapacitado, tomando en consideración la sobrecarga que tiene la madre.

Después de la entrada en vigor de dicha ley, hay menos suspensiones de empleo, que eran especialmente frecuentes en profesiones sanitarias (facultativos, técnicos de laboratorio, etc) y en muchas ocasiones se tenían que llevar a cabo en contra de la voluntad de la propia trabajadora, ya que la empresa quería evitar riesgos y consideraba que una adaptación del puesto de trabajo le resultaba demasiado costosa. Desde principios del 2018, el empresario es obligado a tomar medidas de adaptación del puesto de trabajo para así permitir en primer lugar que se mantenga al trabajador en activo. Si una adaptación del puesto no es posible, se debe considerar también un cambio de trabajo.

Esta nueva ley no sólo se aplicará a mujeres contratadas para un empleo determinado; también se aplicará, entre otras, a alumnas y estudiantes, incluidas las estudiantes de formación profesional, asi como mujeres con una discapacidad que estén realizando determinadas tareas en talleres.

La nueva ley también apoya una mayor flexibilidad horaria en el trabajo de la mujer embarazada. El franja de horario en el que la embarazada puede trabajar se amplía, alcanzando el límite de las  22 h cuando anteriormente estaba fijado en las 20 h. Sigue estando prohibido el trabajo en domingos y festivos para este colectivo, aunque se aceptan algunas excepciones, en función del sector en el que la embarazada realiza su trabajo.

También se autoriza la realización de horas extraordinarias, siempre que no se superen ocho horas y media al día (ocho horas si la embarazada es menor) ni 90 horas en un cómputo de 15 días (80 horas si la embarazada es menor de edad). Para ello no sólo se requerirá el consentimiento expreso de la embarazada; el médico responsable deberá emitir un documento que confirme que dicha sobrecarga no supone un peligro ni para la madre ni para el niño.En todo momento se deberá garantizar que la mujer embarazada no trabaje sola y que haya ayuda disponible, en caso necesario. La mujer embarazada tiene derecho a revocar su consentimiento a realizar horas extraordinarias en cualquier momento. Se mantiene la prohibición para el trabajo nocturno.

Entendemos que dicho texto engloba a la totalidad de las trabajadoras alemanas. En nuestro medio, España y, en concreto, en el medio sanitario, la adaptación del puesto por parte del servicio de Salud Laboral ya estaba contemplado (Art. 26. LPRL). Habría que hacer una comparación exhaustiva entre ambas legislaciones, ya que en el SERMAS el trabajo nocturno está restringido a partir de la semana 24, y la exención de guardias retribuidas durante el embarazo y la lactancia se contempla sin limitación de tiempo de embarazo, sino adaptado individualmente a cada médico en situación de embarazo. Sin embargo no se está facilitando de facto durante el primer año de lactancia. La legislación alemana aplicada a la jornada complementaria (guardias) de las facultativos implicaría la adaptación desde el primer momento para todas, y no de forma individualizada.

Creemos que la protección de la mujer embarazada debería ser un baluarte de la legislación estatal, como base de mejora que avanzar y mejorar en la legislación autonómica de las trabajadoras del SERMAS.

Alexandra Smaranda
Especialista en Anestesiología y Reanimación, Hospital Central de la Cruz Roja. Delegada AMYTS de Prevención de Riesgos Laborales y Delegada Sindical
Sectores AMYTS de Atención Hospitalaria y Prevención de Riesgos Laborales

 

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x