PROFESION. Derecho al descanso tras guardia de sábado

0
218 Médicos sin descanso

Una vez más la Administración desaprovechando ocasiones para restaurar la confianza resquebrajada con los profesionales, decidió hacer caso omiso a la histórica sentencia judicial que reconocía el derecho semanal al descanso obligatorio tras realizar una guardia de sábado de 24 horas.

Lejos de reconocer el error y hacerlo extensivo a todos los facultativos que se encuentras en esa situación en el SERMAS, de nuevo dejaron como única vía la vía jurídica.

En junio de 2017 AMYTS ofreció dicha vía a quien deseara iniciarla como se especifica en este enlace, a pesar de que estábamos pendientes y esperanzados con la celebración inminente del contencioso planteado a finales de octubre 2015 que la reconociera a todos a pesar de una estrategia procesal seguida por la Consejería que había ido retrasándolo.

Desde entonces hemos sufrido dos dolorosos reveses jurídicos que, aunque evidentemente respetamos, no logrados entender, pero es que somos médicos y hay cosas que se nos escapan.

  • El recurso del 2015 fue desestimado porque no considera el juez que estemos legitimados para pedir algo como el descanso obligatorio para la totalidad de facultativos del SERMAS.
  • Esta semana estamos recibiendo sentencias desestimatorias de facultativos que optaron tras sopesar las diferentes opciones por la extensión de sentencia del fallo del TSJM. Y aquí nos encontramos con frases que, insistimos, debe ser por ser médicos y no juristas, no entendemos: ¿acreditar una identidad “absolutamente coincidente”?; todas aquellas especialidades que realizan jornada complementaria de 24 horas los sábados, ¿no están en la misma situación?. Si fuese admitida la extensión supondrá reconocer con carácter general a todos los médicos del SERMAS el derecho a la libranza… ¡Pues claro! ¿Cuántos juicios se ahorrarían? ¿En qué se podrían aprovechar esos recursos?

Es decir, tiene al parecer que entender cada facultativo que, además de estar obligado por la legislación vigente a hacer jornada complementaria, sacrificándose en los puestos de guardia de nuestros centros, no le queda más remedio que iniciar recursos individuales con todo el recorrido económico y de tiempo que esto supone. Para conseguir algo en teoría sencillo como el reconocimiento de un descanso obligatorio, ya reconocido a los 26 valientes que iniciaron la vía jurídica en el TSJM ¿Podemos inferir de toda esta estrategia y resistencia que la Consejería también pondrá todas las trabas y recursos posibles para alargarlo y alargarlo?

No lo podemos entender, estamos lógicamente valorando el recurso de dicha sentencia desestimatoria, pero queremos ir un poco mas allá. ¿De verdad es esto lógico? ¿Solo cabrá en un futuro lamentarnos de los miles de recursos que fueron necesarios para alcanzar el descanso obligatorio igual que sucedió con los trienios para el personal temporal? No lo entendemos, nos gustaría que nos lo explicasen bien, que se lo expliquen en persona a todos esos facultativos que están a pie de cañón cada sábado. Que nos lo explique la Consejería de Sanidad. Es más, llegaremos a donde sea necesario para que también nos lo expliquen los máximos representantes de los jueces, como por ejemplo el Consejo General del Poder Judicial.

Somos médicos, no sabemos el procedimiento para preguntárselo ni si eso servirá o no para algo, pero tenemos una profesión y una forma de trabajar en la que NECESITAMOS comprender estas cosas, que nos resultan completamente ajenas a la lógica y al sentido común, y lo averiguaremos. Tal vez solo consigamos así entender el tremendo colapso de la justicia o lograr iniciar un debate que termine en la modificación de cosas que a nuestro juicio no tienen ni pies ni cabeza. O no consigamos nada, pero al menos lo habremos intentado.

Y para los siguientes valientes que están reclamando su derecho al descanso obligatorio semanal tras guardias de 24 horas los sábados, para asegurar una correcta asistencia en su trabajo, todo nuestro ánimo en este recorrido a nuestro juicio innecesariamente doloroso que nos hacen recorrer uno a uno. No podemos cejar en algo que es tan palmariamente necesario para trabajar en unas condiciones dignas.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x