LOS MÉDICOS SE MUEVEN. Huelga en el sistema sanitario británico

0
154 Huelga MIR UK 3x3 cm

Los “médicos jóvenes” británicos (los que se encuentran realizando la formación especializada) han protagonizado una huelga de 24 horas de duración durante la que tan sólo se han mantenido en sus puestos para la atención de urgencias y emergencias. El motivo ha sido el bloqueo en las negociaciones del “nuevo contrato” para ese colectivo, que pretende reducir el número de horas reconocidas como “antisociales” (y, por tanto, retribuidas de una forma especial), y mantener un diseño de jornada que carga sobre las espaldas de estos facultativos la posibilidad de estar “de guardia” hasta cuatro noches o cinco turnos diarios de 13 horas a la semana, todo ello dentro del plan del gobierno de ampliar la atención sanitaria convencional a los fines de semana y festivos. Existe el temor de que el contrato pueda complicar el futuro del sistema de salud británico (el National Health Service, NHS), dado el elevado número de abandonos que se produce en la formación especializada (hasta un 50% de los médicos que completan el primer nivel de la misma no continúan con el segundo nivel y buscan otras alternativas laborales, en un sistema ya muy presionado por la escasa dotación de profesionales de que dispone).

Las negociaciones venían manteniéndose desde el año 2012, sin alcanzar acuerdos, pero tras la victoria electoral del Partido Conservador en 2015, el primer ministro Cameron amenazó con imponer el nuevo contrato si no se llegaba a un acuerdo con la Asociación Médica Británica (BMA en sus siglas en inglés). A pesar de los avances realizados en la negociación, que llevó a anular la primera convocatoria de huelga en el mes dediciembre, el acuerdo no fue posible, lo que llevó a la convocatoria de la huelga que estamos comentando, y cuya convocatoria fue apoyada por un 98% de los “residentes” británicos en una encuesta realizada por la BMA.

La jornada de huelga transcurrió con una elevada participación de los médicos jóvenes, a pesar de las presiones a que fueron sometidos en distintas localidades. La campaña promovida por la BMA en torno a la misma pretendió, como uno de sus objetivos clave, informar y convencer a la población de la necesidad de la huelga para proteger unas condiciones dignas para los médicos jóvenes y una atención segura para los pacientes. Y parece que lo consiguió, mediante la creación de más de 150 líneas de información, muchas de las cuales organizaron encuentros con la población.

La repercusión social de la huelga se ha visto reforzada porque es la primera que se produce en los últimos cuarenta años. Si no hay avances significativos en la negociación con el Gobierno, la huelga volverá a repetirse los días 26 y 27 de enero, manteniendo la atención de urgencias, y, bajo el formato de huelga total de los médicos jóvenes, el día 10 de febrero. 

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x