La Comunidad de Madrid bautiza el cierre de camas como “deshabilitación de recursos funcionantes”

0
Cristina Cifuentes 3x3 cm

El diario EL BOLETÍN pone el foco en la terminología empleada por la Consejería de Sanidad para hablar del cierre de camas: “El uso del eufemismo en política es una técnica para, como explica la periodista Soledad Gallego Díaz, ‘expresar situaciones duras’ con ‘palabras blandas’. Y la Comunidad de Madrid no quería ser menos en recurrir a estas definiciones un tanto complejas. En concreto, la Consejería de Sanidad lo ha hecho para bautizar el cierre de camas en los hospitales de la red pública como una ‘deshabilitación de recursos funcionantes‘”, tal y como ha apuntado el Gobierno de Cristina Cifuentes en varias respuestas parlamentarias.

En este sentido, las movilizaciones y protestas de profesionales por el cierre de camas en esta época no tiene sentido para la Comunidad de Madrid ya que las camas hospitalarias siempre ‘están ahí’. Pese a ello, el proceso que se suele vivir en verano es el siguiente: se clausuran unidades, los colapsos aparecen, las escenas de pacientes esperando en pasillos toman protagonismo y los trabajadores lo denuncian.

Sin embargo, según la Comunidad de Madrid, aunque las quejas se alargan durante todo el verano y a que el consejero de Sanidad aseguró que solo se cerrarían camas por obras, la diferencia entre un cierre de cama y una “deshabilitación de recursos funcionantes” es notable. “La diferencia reside en la capacidad de habilitar o no el recurso si fuera necesario. El cierre de una cama imposibilita su apertura de manera rápida, mientras que la deshabilitación del recurso permite su apertura en un tiempo lo suficientemente rápido cómo para dar respuesta a una eventualidad no esperada”, ha matizado el Gobierno madrileño a las preguntas de la oposición sobre “cómo valoran el cierre de camas” en esta época calurosa. Es más, la Consejería de Sanidad en su respuesta ha destacado que esta “optimización de camas” durante el verano “permite un correcto funcionamiento del sistema sanitario”.

No obstante, esta misma opinión no es compartida en los hospitales privatizados ya que los hospitales públicos cerraron el triple de camas (o se deshabilitaron recursos funcionantes) que en los centros de gestión privada durante el mismo periodo -añade EL BOLETÍN.

FuentesEL BOLETÍN, 31-01-2018

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x