Grandes expectativas sobre la vía europea contra la precariedad de los facultativos

0
CE - Ángela Hernández Puente -A- 8x8cm

El diario EL BOLETÍN habla con Ángela Hernández, responsable del sector de Atención Hospitalaria de AMYTS, sobre el caso del informático Domingo Sánchez, que lleva 17 años como interino, y que bajo la defensa del bufete Araúz de Robles, se ha acogido a la Directiva 1999/70 de la Comisión Europea, tal y como determinaron en colaboración con AMYTS. El caso cobra vigor con la publicación, el pasado 7 de mayo, de esta cuestión prejudicial en el Diario Oficial de la Unión Europea, que implica que el Tribunal Superior de Justicia Europeo (TSJE) emita un pronunciamiento vinculante sobre la cuestión.

Hernández recuerda que esta cuestión prejudicial fue elevada por la justicia madrileña -el Juzgado Contencioso Administrativo nº 8 de Madrid- al TSJE, al no encontrar “norma nacional capaz de alcanzar el objetivo que pretende la directiva”. Todo a pesar de que España tiene “la obligación” de conseguir los objetivos de la directiva comunitaria de forma “prevalente sobre la normativa nacional”. Por ello, la magistrada ha preguntado a Europa qué hacer y si se puede condenar a las autoridades españolas por esta inacción.

En definitiva, la directiva europea establece que la temporalidad debe tener un límite en el tiempo (tres años). AMYTS apunta que esta normativa es el camino. “Es la vía que vimos tras muchos años de denuncia”, recuerda Ángela Hernández en declaraciones a EL BOLETÍN, al lamentar que “el Derecho español lo tenemos perdido”.

De esta manera, el salvoconducto de salvación para el personal interino y eventual podría ser acudir a Europa. “Se trata de una vía novedosa”, matiza Hernández. Pero si se consigue una victoria se obligaría a la Comunidad de Madrid a convertir esta relación temporal abusiva en una relación fija estable.

Un problema que viene de lejos

¿Pero cómo se ha llegado a esta situación? La responsable del sector de Atención Hospitalaria de AMYTS lo tiene claro: “Han pasado muchos años y no han sacado oposiciones, por lo que el personal interino, por ejemplo, sigue en su puesto sin opción a ser fijo”. Al mismo tiempo, la preocupación de este personal aparece ante la posibilidad de que una OPE se lleva por delante su situación en fraude de ley acumulando años y años de experiencia sin que se tengan en cuenta y terminen en el paro.

“¿Cómo se queda uno cuando lleva 15 años en un puesto y no consigue aprobar? Terminas perdiendo un capital humano tremendo. ¿Le dices que durante todos estos años ha hecho mal su trabajo? Queremos que se tenga en cuenta la situación eventual”, se pregunta Hernández. En este sentido, el reproche podría llegar por la ‘mala suerte’ o la ‘falta de estudio’ si no se aprueba la oposición, pero ahí aparece el fraude de ley y la normativa europea que fija en un límite la temporalidad.

“Si fallan a nuestro favor, la repercusión sería tremenda, la gente se lanzaría a la vía penal”, apuesta Hernández. Así, la Justicia europea tendrá mucho que decir a favor o en contra del informático del SERMAS. Él sirve de ejemplo. Los cálculos de las plataformas de afectados concluyen que hay “cerca de 30.000” casos como este en el que reina el fraude de ley por el abuso de temporalidad.

Fuentes: EL BOLETÍN, 11-05-2018

 

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x