FEMYTS denuncia la politización de nombramientos y ceses en puestos asistenciales

0

NOTA DE PRENSA DE FEMYTS DEL 11 DE ENERO  DE 2010

La Federación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (FEMYTS), organización profesional que representa a la mayoría de los médicos de la Sanidad Pública de la Comunidad de Madrid, ha constatado como en los últimos meses de 2009 de Consejería de Sanidad ha utilizado sólo criterios de amiguismo o afinidad política la hora de promover o cesar una serie de puestos de carácter asistencial. Desde FEMYTS se respeta la discrecionalidad impuesta por los usos en la designación de cargos estrictamente políticos, ligados al mandato también discrecional del que los designó (viceconsejeros, directores generales ó gerentes), pero cuestiona y critica que puestos de carácter clínico, relacionados directamente con la organización médica o el propio desarrollo de la asistencia sanitaria, se estén produciendo por afinidades políticas.

Los ejemplos de esta oleda de politización de puestos asistenciales son muy numerosos y ya afectan a la organización y la calidad de la asistencia sanitaria de los ciudadanos madrileños en el momento presente. A titulo enunciativo se pueden citar: La designación directa en comisión de servicio, por parte del Consejero de Sanidad Juan José Güemes, de un jefe de Servicio de Traumatología en el Hospital Ramón y Cajal, que esta siendo fuertemente contestada por los médicos del mismo; un caso parecido se ha producido en el Servicio de Cirugía Maxilofacial del Hospital La Paz, con la contratación de un médico adjunto; por otra parte, se ha designado un odontólogo en el Área 5 en una persona que aunque posee la titulación requerida carece de experiencia por haber estado anteriormente dedicado a funciones políticas; el mantenimiento en el Hospital Príncipe de Asturias ,de Alcalá de Henares ,de una directora médica que es rechazada por el 77 por ciento de los médicos por sus prácticas arbitrarias y despóticas; los nombramientos (actualmente en suspenso hasta que cambien la ley por la amenaza de FEMYTS que denuncia la conculcación de la legislación vigente) de personal de enfermería para puestos de dirección asistencial, denominación equivalente a dirección médica, en Atención Primaria del Área 5.
Pero no sólo hay nombramientos políticos sino también algunos ceses sonados; en concreto a dos cirujanos vasculares, con excelentes ratios de productividad y eficiencia en el Hospital de La Princesa, a 1 de enero de 2010 no se les ha renovado el contrato eventual, en el que llevaban 6 años con prórrogas cada 6 meses, por cuestiones de disciplina política. El propio consejero los ha acusado públicamente de “díscolos”, y les ha abierto un expediente informativo, lo que de hecho implica para ellos formar parte de una “lista negra” que cercena sus posibilidades de trabajo en la Sanidad pública madrileña mientras permanezca en el poder el actual Gobierno.

En último ejemplo de los cirujanos vasculares del Hospital de La Princesa, pone de manifiesto otra irregularidad de la política de recursos humanos de la Consejería de Sanidad madrileña que incumple sus propias normas. Según la legislación vigente la vacantes de médicos deben cubrirse con plazas de médicos interinos hasta que se resuelva la Oferta Pública de Empleo del año siguiente al de producirse esa vacante. La Consejería de Sanidad no cumple sus propias normas y desde hace tres años no ha suscrito ningún contrato interino; todas las vacantes han sido cubiertas por médicos con contrato eventual, que es un tipo de relación laboral más degradada e insegura para los médicos, como ha podido comprobarse en el caso del Hospital de La Princesa.

El modelo de contrato mix de Pediatría, puesto en marcha por la viceconsejera de Asistencia Sanitaria y fuertemente criticado por FEMYTS, aplicado desde el pasado agosto, es otra muestra de su actitud despótica, lo que ha provocado la huida de los nuevos pediatras a Comunidades Autónomas más propicias. Otro hecho insólito que corrobora esta afirmación, está sucediendo en los Hospitales Severo Ochoa de Leganés y Fuenlabrada, uno por su peculiar estructura organizativa y el otro como nueva forma de gestión con personal laboral, por decisión política no atienden a los centros de Atención Primaria de Fuenlabrada. Dado que la viceconsejera  Ana Sánchez prohibió el pasado verano, a la gerencia de Atención Primaria la contratación de pediatras, a fecha de hoy la mayoría de los niños de Fuenlabrada no tienen pediatra en Atención Primaria.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x