EXPERIENCIAS. “Huelga en el hospital Virgen de la Torre”

0
149 Manos unidas 3x3 cm

El Hospital Virgen de la Torre es un hospital de apoyo, de gestión pública directa, situado en Villa de Vallecas. Cuenta con una Unidad de Corta Estancia dotada con 56 camas de hospitalización dirigida al paciente anciano pluripatológico, una Unidad de Media Estancia con 25 camas para recuperación funcional de pacientes con ictus y rehabilitación traumatológica, una Unidad de Cuidados Paliativos con 11 camas y un Hospital de Día.

El centro de nuestro trabajo es el paciente anciano, pluripatológico, con importante fragilidad, y el paciente paliativo, tanto oncológico como no oncológico. En este ámbito se viene desarrollando un programa pionero en el ámbito de la atención al enfermo crónico en la Comunidad de Madrid, el Programa de Enfermedad Crónica Avanzada (PECA), que permite el acceso directo de estos pacientes desde Atención Primaria a Especializada evitando el paso por la Urgencia hospitalaria  y permitiendo una mayor coordinación de la atención a estos pacientes entre los dos niveles asistenciales. También se ha desarrollado un sistema de coordinación similar con los recursos de Cuidados Paliativos domiciliarios (ESAD), que permite también el acceso directo de estos pacientes al hospital sin pasar por la Urgencia.

Desde la apertura del Hospital Infanta Leonor, en el año 2008, se viene realizando un trabajo de apoyo a este centro, colaborando en la atención hospitalaria en el área que compartimos, especialmente (como ya se ha dicho) en el paciente frágil anciano y pluripatológico, contando con un marco de trabajo con unos criterios pactados para el ingreso de pacientes en cada una de nuestras unidades que garantizan su seguridad y la mejor atención posible en cada caso. Nuestro hospital ofrece una visión multidisciplinar que aborda las necesidades de estos pacientes de forma muy específica.

Esta labor no ha estado exenta de dificultades, ya que las sucesivas políticas de recortes de los últimos años han repercutido en la progresiva descapitalización del Hospital. Entre las medidas adoptadas destacan las siguientes:

  • Se ha cerrado el laboratorio, siendo necesario el traslado de todas las muestras a laboratorios externos.

  • Se ha eliminado la presencia de un técnico de Radiología en horario nocturno, por lo que las pruebas urgentes en dicho horario han de posponerse hasta la mañana siguiente o requieren el traslado en ambulancia al ervicio de Urgencias del H.U. Infanta Leonor. Se ha reducido la plantilla de radiólogos, pasando de contar con 2 radiólogos en la mañana y uno en la tarde a disponer de un solo radiólogo en turno de mañana.

  • Se ha reducido la plantilla de enfermería nocturna de algunas unidades como la de Media Estancia, llegando a ser en algunas ocasiones de una enfermera para 25 camas, lo cual lógicamente dificulta la adecuada atención a los pacientes de esta Unidad.

  • Las bajas por enfermedad no se vienen cubriendo en su totalidad, lo que supone una merma añadida del personal de enfermería que puede de nuevo comprometer la atención a los pacientes ingresados, que como decimos son en su mayoría ancianos con un importante grado de dependencia que conlleva mayores cuidados.

Todas estas carencias se ven en parte aliviadas gracias a que el hospital cuenta con una excelente plantilla de profesionales sanitarios altamente especializados en la atención y el cuidado de estos pacientes que requieren un trato especialmente humanizado. Cumplimos una importante función en nuestro entorno (área Sureste, fundamentalmente el distrito de Vallecas), que viene siendo reconocida desde hace varios años tanto por otros profesionales como por los propios pacientes, tal como se refleja en las encuestas de satisfacción que realiza la Consejería de Sanidad.

Sin embargo, a pesar de todo lo anteriormente expuesto, la Dirección Gerencia que compartimos con el Hospital Universitario Infanta Leonor ha decidido unilateralmente imponer el criterio de utilizar las camas para derivar pacientes de dicho Hospital que no se benefician de la cartera de servicios de nuestro centro, lo que supone un aumento de las estancias y en ocasiones puede conllevar incluso riesgos en la seguridad de los pacientes. Al fomentar la ocupación con pacientes de un perfil de larga estancia, pueden quedar seriamente comprometidos programas como los ya anteriormente mencionados de atención a enfermos crónicos y paliativos. Los facultativos de Medicina Interna y Geriatría de este centro hemos manifestado nuestra disconformidad con esta política en varias ocasiones.

Entendemos que siempre, y más en estos tiempos difíciles de crisis económica, hay que optimizar los recursos sanitarios, pero creemos que siempre racionalizando y priorizando la seguridad y la necesidad del paciente. Sin embargo, la respuesta de la Dirección Gerencia ha consistido en no escuchar los consejos de los profesionales e incluso desautorizarlos con diversas medidas, como nombrar de forma arbitraria a responsables que no discuten sus decisiones, evitando establecer cualquier vía de diálogo. Es por ello que los facultativos adscritos al Servicio de Medicina Interna nos vemos obligados a la triste circunstancia de convocar una huelga para evitar la deriva definitiva del hospital.

Facultativos de Medicina Interna del Hospital Virgen de la Torre
Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x