ESTADOS UNIDOS. Obligar a otros países a pagar más por los fármacos

0
GA1805EEUUfarmacos

En un recurso a viejos modos de hacer política que consisten en culpar a los demás países de los problemas propios, y que tan mal recuerdo traen en Europa, el gobierno de Donald Trump ha acusado a los sistemas sanitarios occidentales de ser los causantes de los altos precios que los ciudadanos estadounidenses tienen que pagar por los fármacos. La razón: que la compra centralizada realizada por los sistemas sanitarios nacionales consigue precios más bajos que los que obtiene el fragmentado sistema de aseguramiento de los EEUU. La solución, sin embargo, no va a pasar por reformar este sistema, sino por obligar a otros países a pagar precios más elevados. Y así se recogía en un informe encargado por la Casa Blanca en torno al problema.

Lo curioso del asunto es que EEUU es, probablemente, el país que más dinero recauda a través de la producción y venta de nuevos fármacos, asunto que, sin embargo, no es objeto de consideración. Y que pretenda culpar la habilidad de otros países para conseguir mejores precios no dejaría de ser irónico si no amenazara, a la vez, con forzar a esos países (entre los que se encontraría el nuestro) a pagar más por los fármacos, en un claro intento de injerencia en políticas nacionales, a través de los pactos comerciales en desarrollo.

De ahí que Nigel Edwards, presidente del Nuffield Trust, haya criticado dicha intención y haya puesto en duda que el cambio de precio en otros países pueda repercutir favorablemente en los precios que puedan tener que pagar los ciudadanos estadounidenses. Pero no sólo él: expertos norteamericanos coinciden en la misma opinión.

 

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x