CON FIRMA. En respuesta a Guillermo Ponce, por Miguel Ángel Jiménez Arriero

2
110 Miguel Ángel Jimenez Arriero 3x3 cm

En relación con la noticia publicada, que recoge la opinión del doctor Guillermo Ponce Alfaro sobre el programa de atención a pacientes con problemas relacionados con el alcohol que ofrece el Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario 12 de Octubre, quiero hacer las siguientes aclaraciones:

  • Toda la información transmitida por el Dr. Ponce es ROTUNDAMENTE FALSA y no se corresponde en absoluto con la realidad.
    El proyecto de investigación multicéntrico que él menciona, cumple con todos los requisitos éticos y científicos que son exigibles a este tipo de estudios, y ha sido revisado y aprobado por todos los Comités Éticos de Investigación Científica de los cinco centros sanitarios nacionales e internacionales participantes.
    Además, es estrictamente riguroso respecto a la confidencialidad de los datos personales de los pacientes, respetando en todo momento el derecho que les asiste en este sentido.
  • El programa de atención a pacientes alcohólicos desarrollado por el Servicio de Psiquiatría del Hospital 12 de Octubre NO se ha desmantelado; más bien al contrario, se ha ampliado de forma importante y objetiva. Dispone de un Programa asistencial activo y documentado, y tiene como Coordinador y responsable a un profesional de máximo prestigio y experiencia en ese campo.
    En el último año se han puesto en marcha nuevas intervenciones terapéuticas, específicas según necesidades asistenciales de los pacientes. Se ha impulsado la atención a pacientes graves con problemas de alcohol ingresados en el Hospital. Se ha creado la figura del interconsultor online con Atención Primaria. Se han incorporado a las Asociaciones de pacientes a este programa específico de atención y se mantienen reuniones periódicas con ellas.
    La atención realizada integra a todos los profesionales y dispositivos del Servicio que participan en el tratamiento de estos pacientes: dos a nivel hospitalario y uno por cada uno de los tres Centros de Salud Mental que forman parte de este Servicio.
    En el último año se ha pasado de tener una única consulta hospitalaria a tener una red asistencial integrada, hospitalaria y extrahospitalaria, y que realiza una atención sanitaria y psicosocial comunitaria.
  • Actualmente no existe demora ni lista de espera para el acceso de nuestros pacientes con problemas relacionados con el alcohol a un tratamiento específico y de calidad. Además tenemos protegido y garantizado su seguimiento asistencial entre nuestros dispositivos asistenciales y una coordinación excelente con los demás niveles asistenciales y con las Asociaciones de pacientes.

Sobre todo lo anterior existe el correspondiente informe, entregado en su momento en la Dirección del Hospital, para que tengan adecuado conocimiento al respecto. Por otra parte, y ante la falsedad absoluta de las declaraciones y la gravedad de las mismas, adoptaré las medidas legales que sean procedentes y estime oportunas de acuerdo con la Dirección del Hospital, a quien voy informando puntualmente de este asunto.

Miguel Angel Jimenez Arriero.
Jefe de Servicio. Hospital Universitario 12 de Octubre.

* La sección Con firma, de la Revista Madrileña de Medicina, pretende recoger las opiniones de los profesionales de la Medicina, sin que la publicación represente, en ningún caso, que la Revista sustente dichas opiniones.

Compartir:

2 comentarios

  1. Guillermo Ponce Alfaro en

    EN RESPUESTA A MIGUEL ÁNGEL JIMÉNEZ, POR GUILLERMO PONCE

    Dice el Dr. Jiménez que “toda la información transmitida por el Dr. Ponce es ROTUNDAMENTE FALSA y no se corresponde en absoluto con la realidad”

    1. ¿Es ROTUNDAMENTE FALSO que existía una Unidad de Conductas Adictivas (UPRA ó UCA) de reconocido prestigio por su actividad asistencial, docente e investigadora?
    2. ¿Es ROTUNDAMENTE FALSO que dicha Unidad fue la única de sus características en el sistema sanitario de la Comunidad de Madrid durante 20 años, y que recibía pacientes de cualquier área de la misma?
    3. ¿Es ROTUNDAMENTE FALSO que en marzo de 2014 el Dr. Jiménez manifiesta que “dicha Unidad no la tenemos”?
    4. ¿Es ROTUNDAMENTE FALSO que en junio de 2014 los profesionales de la Fundación Jiménez Díaz, gestionada por IDCSalud (antes Capio) comunican que va a crearse una Unidad de Adicciones en sus dispositivos?
    5. ¿Es ROTUNDAMENTE FALSO que dichos profesionales expresan su intención de seguir el modelo de la antigua UCA del 12 de Octubre, porque han pensado que dados “los excelentes resultados del modelo”, su aplicación en la FJD “sería una apuesta segura, basada en un programa consolidado.”?
    6. ¿Es ROTUNDAMENTE FALSO que comienzan su actividad en octubre, y que consideran que “el modelo de unidad de adicciones que aprendieron en el 12 de Octubre era eficaz y rentable” y creían que “para todo el mundo era un modelo a seguir”?
    ¿Podría ser meramente casual?
    7. ¿No se corresponde con la realidad que los jefes de los servicios de Psiquiatría del 12 de Octubre y la Fundación Jiménez Díaz mantienen una estrecha y continua colaboración desde hace años, como se desprende de los proyectos de investigación, líneas de publicación y coordinación de programas asistenciales?
    El Dr. Jiménez obvia esta serie de circunstancias y lleva de forma pertinaz la discusión a un foco restringido centrado en la negación del deterioro debido a los cambios. No es eso lo importante, sino el hecho de que se genera un escenario con, potencialmente, importantes beneficios para la empresa privada.
    Sin embargo, la reducción de la actividad asistencial con los pacientes de nuestra área, desde la instauración del nuevo programa, es incontestable.
    8. O, acaso, ¿es ROTUNDAMENTE FALSO que el número de pacientes alcohólicos atendidos en el programa de adicciones se ha reducido a lo largo del año con el nuevo programa? Como se puede comprobar a partir de:

    • manifestaciones de pacientes y profesionales,
    • Salas de espera vacías
    • pacientes devueltos a Primaria para pedir nuevo volante que los dirige al psiquiatra general,
    • evidencia extraíble del uso adecuado del registro de actividad
    • drástica reducción en el número de grupos terapéuticos en activo, así como del número de pacientes que reciben dicho tratamiento, prácticamente a la mitad.

    Los que faltan, están ahí fuera, sin haber accedido a un tratamiento especializado como el que recibían anteriormente.
    El beneficio potencial no estaría en arañar unas pocas docenas de pacientes de la zona del 12 de Octubre, sino en la desaparición de su capacidad competitiva frente a la captación de pacientes del resto de la Comunidad, donde no existe ninguna otra Unidad de estas características.
    9. O, acaso, ¿ no se corresponde con la realidad que los pacientes de otras áreas son obligados a tramitar la libre elección, y después citados sin alternativa con psiquiatras generales de uno de nuestros Centros de Salud Mental, desde donde podrían (o no) acceder a alguna actividad especializada del programa? Con pasos intermedios y tiempos de espera encadenados que en nada encajan con la expectativa de un paciente que hiciera uso de la libre elección buscando una actividad o profesional específico.
    No se trata de “privatizar la unidad del 12″, o que “se mande a los pacientes de 12 a la privada”, sino de que dicho centro deje de constituir una competencia en la captación de pacientes del resto de Madrid.
    Las pruebas que ofrecen los responsables para demostrar las bondades de su programa se limitan al papel en el que recogen lo que ellos mismos han escrito libremente, sin ningún pudor en cuanto a la ausencia de contraste. Las pruebas documentales apoyan los argumentos de los numerosos profesionales que hemos manifestado públicamente nuestra opinión respecto a las consecuencias de los cambios impuestos en nuestro programa asistencial.
    En las últimas semanas, sólo tras la denuncia pública y la presión continua de la opinión de los profesionales y la vigilancia de otras instancias, inician de forma precipitada actividades que habían eliminado de sus proyectos iniciales, retoman partes del antiguo programa, …”parches” para poder tapar lo que eran agujeros absolutamente injustificables, para lo cual retoman aceleradamente la inclusión de los pacientes con ludopatía, pertinazmente excluídos previamente, o el contacto inmediato directo con Primaria, que no se contemplaba en los anteriores borradores.

    Sólo me queda recomendarles que cambien su estrategia en cuanto a cómo “venden” su nuevo programa: no han conseguido convencer ni siquiera al más interesado, el jefe de Psiquiatría de la FJD, quien, a pesar de mantener la estrecha colaboración referida, parece seguir empecinado en montar su nueva Unidad de Adicciones copiando el modelo de nuestra antigua UCA, como han indicado en repetidas ocasiones.

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x