CON FIRMA: “Contento sin presumir”, por José Carlos Aparicio

0
108 Carlos Aparicio 3x3 cm

“Contento sin presumir” decía el Sabio de Hortaleza cuando ganaba alguno de los partidos como entrenador de la Selección Española. Así me encuentro yo en el SERMAS: contento porque soy interino, sí, interino, esa palabra deseada por alrededor de 1.000 médicos de la sanidad madrileña en el momento actual; pero no puedo presumir de ello, porque como algunos de mis compañeros interinos y otros que desean serlo, supero ya la barrera de los 50 años.

En mi defensa, tengo que aclarar que esta situación tiene algo de truco, porque también soy estatutario con plaza fija en otra comunidad autónoma que no es la madrileña. No soy el único en esta condición, somos alrededor de una treintena de médicos en una situación similar. Algunos más jóvenes, pero sobradamente preparados, que al final de los años 90 tuvimos que irnos de Madrid para poder trabajar. La mayoría hicimos nuestra residencia en Madrid, y con el doctorado, exámenes, otros méritos y tiempo trabajado al final conseguimos plaza fija de estatutario en una OPE  fuera de nuestra comunidad; algunos como yo, en la última que convocó el añorado INSALUD.

Con la inauguración en febrero de 2008 de los Nuevos Hospitales (NNHH) volvimos de esas “lejanas” tierras, algunas de ellas tan exóticas como La Mancha o los Páramos Castellano-Leoneses, a colaborar en la puesta en marcha de estos centros, con gran ilusión de volver a trabajar en Madrid (donde muchos seguíamos viviendo) y al mismo tiempo aportar una más que contrastada experiencia laboral para implementar ciertas labores específicas. Se nos contrató como personal laboral interino; desde entonces y hasta ahora no ha habido posibilidad de que esa situación sea mejorada después de casi 7 años. Nos hemos resignado durante todo este tiempo a prescindir de derechos adquiridos de nuestras plazas fijas con el fin de volver a trabajar en el SERMAS.

Como ya es sabido, nuestros centros carecen de un Convenio Colectivo, y no existe por tanto un capítulo que establezca proceso de contratación ni de promoción alguna para el personal laboral de forma regulada. Esto, que sería una vía de consolidación del personal laboral, como ocurre en los hospitales de Fuenlabrada o Alcorcón, hace que todos los médicos con este tipo de contrato no tengamos posibilidad de mejora en cuanto a empleo o derechos como trienios o carrera profesional. Tampoco hasta el momento se nos ha ofrecido la posibilidad de estatutarización y, por tanto, estamos en desigualdad de derechos respecto a otros médicos madrileños.

Hemos visto consolidar su empleo en nuestros hospitales a algunos compañeros que no habían terminado la residencia cuando nosotros éramos ya fijos en el Sistema Nacional de Salud. No pudimos presentarnos en la OPE del 2009 del SERMAS por nuestra condición de estatutarios fijos (apartado “J” de las bases de la misma); es paradójico que se pudiera presentar cualquier médico de la Comunidad Económica Europea y nosotros no.

Por otra parte, en todo este tiempo la Administración, lejos de decantarse por la creación de convenios colectivos para los NNHH (empresas públicas), en noviembre de 2012 pensó “externalizar” la gestión y con ello incluir a todo el personal laboral, pasando éste a formar parte de la plantilla fija y, al menos a priori, con las mismas condiciones laborales que tenía hasta ese momento. Con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid paralizando el proceso de privatización, este proyecto no se llevó a cabo.

A día de hoy no hay noticias de que nuestra situación pueda cambiar desde la inauguración de los NNHH: seguimos siendo interinos laborales, sin poder presentarnos a las nuevas OPE´s futuras, sin concurso de traslados previstos, y sin tener un reconocimiento por parte de una Administración que en su momento si vio con buenos ojos nuestra incorporación.

Son muchas las demandas pendientes que ya podemos considerar históricas y que nos tienen que solventar a los médicos madrileños, pero algunos interinos que podemos presumir de tener “otra condición laboral” nos sentimos bastante olvidados por nuestros gestores. Es por ello que con el nuevo año, y quizá con un nuevo curso político, tenemos la esperanza de que los Médicos Interinos Laborales con plaza en otras CCAA podamos integrarnos de forma definitiva en nuestra comunidad.

José Carlos Aparicio Medrano.
FEA de Cirugía Gral. Y Digestivo del H. Infanta Cristina (Parla).
Delegado de AMYTS.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x