FORMACIÓN MÉDICA ACREDITADA. Conceptos clínicos básicos en el manejo de la HTA (3)

0
103 Icono HTA 3x3 cm

CONCEPTOS CLÍNICOS BÁSICOS EN EL MANEJO DE LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL ESENCIAL

M. García Aguado. Hospital Universitario de Móstoles.

 

Bloque 3. PRINCIPIOS GENERALES DE TRATAMIENTO

El objetivo del tratamiento de todo paciente hipertenso debe ser alcanzar cifras inferiores a 140/90 (150/90 en el caso de pacientes de edad avanzada que no toleren niveles inferiores), teniendo en cuenta que, en pacientes ancianos o coronarios, una reducción excesiva puede incrementar el riesgo de morbimortalidad.El tratamiento debe incluir, en todo caso, medidas higiénicodietéticas (reducción de peso y de ingesta de sal, etc), pero el tratamiento farmacológico deberá introducirse desde el comienzo en casos de riesgo alto o muy alto o de HTA grado 2.

Objetivo terapéutico

Uno de los grandes cambios que introdujo el Task Force y confirmaron las guías del 2013 fueron los objetivos terapéuticos.1 Los resumimos a continuación:

  • HTA no complicada: objetivo inferior a 140/90 mmHg
  • En pacientes con HTA y edad avanzada: objetivo inferior a 140/90 mmHg, siempre que lo toleren y no sean grandes ancianos o ancianos frágiles. En caso contrario, el objetivo sería inferior a 150/90 mmHg
  • Enfermedad coronaria: objetivo inferior a 140/90 mmHg
  • Accidente cerebrovascular: objetivo inferior a 140/90 mmHg
  • Diabetes mellitus: objetivo inferior a 140/85 mmHg

No hay evidencia que permita plantear un objetivo inferior a 130/80 mmHg, que, por tanto, debe ser nuestro target. Debemos recordar la posible existencia de curva en J en pacientes ancianos y pacientes con enfermedad coronaria (sobre todo severa) con posible nadir en 120/75 mmHg.

¿Cuándo iniciar el tratamiento?

Se debe iniciar tratamiento farmacológico, además de medidas higiénico dietéticas, en los siguientes casos (Tabla 2):

  • HTA estratificada como de alto o muy alto riesgo
  • HTA grado II, independientemente de su riesgo
  • HTA grado I, con riesgo intermedio o bajo, tras unas semanas/meses de medidas higiénico­‐dietéticas infructuosas (semanas para riesgo intermedio y meses para riesgo bajo).

En los casos de HTA de alto y muy alto riesgo, no se debe demorar el inicio de terapia farmacológica, y, teniendo en cuenta la tolerancia, tratar de alcanzar rápidamente los objetivos marcados.

Tipos de tratamiento

recomend higdiet HTA
Tabla 3. Resumen de recomendaciones de la Guías de práctica clínica ESH/ESC, 2013,1 sobre estilo de vida en pacientes hipertensos.

Hay dos tipos de tratamiento, las medidas higiénico dietéticas y los tratamientos farmacológicos.

  1. Medidas higiénico-­ dietéticas: se encuentran resumidas en la Tabla 3. Es importante insistir en el correcto cumplimiento de las mismas, incidiendo en la educación del paciente, bien por el médico responsable de la asistencia o bien por medio de enfermeras educadoras. En todo paciente con HTA mal controlada, debemos comprobar que se esté realizando correctamente , puesto que una dieta rica en sal puede ser responsable de una HTA resistente al tratamiento farmacológico.
  2. Tratamiento farmacológico: existen diferentes grupos terapéuticos, ejerciendo todos un descenso tensional, que es nuestro objetivo principal. Se recomienda:
    • Realizar un tratamiento personalizado, buscando los fármacos que mejor se adapten a las características individuales del paciente.
    • En los pacientes con HTA de alto o muy alto riesgo utilizar un tratamiento eficaz y que alcance, sin demora, los objetivos terapéuticos. No debemos conformarnos con bajar la tensión, sino que debemos alcanzar los valores target.
    • Las combinaciones de fármacos son una buena opción terapéutica que permite alcanzar más rápidamente los objetivos, por su mayor potencia y por reducir los efectos secundarios de los fármacos aislados a mayor dosis. La combinación potencia el poder antihipertensivo y contrarresta efectos secundarios. A modo de ejemplo, se sabe que algunas familias de diuréticos producen pérdida de potasio, efecto que se reduce en combinación con IECAS/ARAII, puesto que presentan efecto de ahorro de potasio.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. 2013 ESH/ESC Guidelines for the Management of arterial hipertensión. European Heart Journal (2013) 34,2159-­‐2219. Versión en castellano disponible en http://www.revespcardiol.org/es/guia-practica-clinica-esh-esc-2013/articulo/90249392/

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x