En la Comunidad de Madrid, la partida sanitaria (en aumento) crece en dirección opuesta a la partida hospitalaria (en descenso)

0
149 Cambios SERMAS 3x3 cm

Basándose en los datos de la recientemente publicada Memoria del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) de 2016 , el diario EL BOLETÍN concluye que los hospitales madrileños ven cómo los presupuestos autonómicos de los últimos años viran en una dirección y el día a día en otro. Mientras que la partida sanitaria aumenta respecto al año anterior, lo que acaba llegando a los centros (sobre todo si son 100% públicos) va en sentido contrario. Así ha pasado en las cuentas de 2017 donde se ha recortado para estos hospitales plenamente públicos más de lo que se destina para arreglarlos y así se vio en 2016 donde se perdió el mayor número de camas desde el inicio de los recortes.

La recientemente publicada Memoria del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) de 2016 evidencian -según este diario- que el año pasado, a pesar de que la sanidad encontraba 157 millones más que en las cuentas de 2015 (otra cosa es lo que se termina ejecutando), los hospitales contaron con el menor número de camas instaladas desde 2010, concretamente, hubo un total de 14.534 camas instaladas entre los 35 centros con los que cuenta la sanidad madrileña.

En 2016 se pierde el el mayor número de camas desde el inicio de los recortes

Por primera vez desde 2011, los hospitales bajaban en 2016 la barrera de las 15.000 instaladas en la Comunidad de Madrid siendo el año donde se perdió el mayor número de unidades: 501.

Una reducción que no se llegó a vivir ni en el lustro (2011-2015) donde los recortes de Esperanza Aguirre y de Ignacio González golpearon con mayor dureza en la región. De esta manera, el Gobierno de Cristina Cifuentes cuenta con el ‘honor’ de haber encabezado el mayor cierre de camas instaladas tras romper el ‘récord’ de 2013 cuando se pasaron de las 15.531 camas en 2012 a las 15.194. (…) En 2016, donde la palabra “recuperación” y “crecimiento” se ha convertido en el día a día de los discursos gubernamentales, se ha dado el mayor revés a las camas hospitalarias. Se ha vuelto casi a cifras de 2010 cuando Madrid tenía 14.382 camas hospitalarias instaladas.

La clave de las camas operativas

Sin embargo -añade EL BOLETÍN-, la mayor importancia está en el número de camas operativas, que son las que pueden ocupar los pacientes. (…) De 2015 a 2016 (no hay datos oficiales del número de camas “operativas” previos a estas fechas) también los hospitales madrileños han sufrido el cierre de estas unidades operativas: se ha pasado de 12.535 funcionantes a las 12.389. Una Memoria de 2016 donde, al igual que en 2015, se aprecia el alto porcentaje de camas inoperativas que tienen los hospitales madrileños, pese a una ligera mejora. Mientras que en 2015 el 20% de las unidades estaban fuera de servicio, en 2016 la cifra se ha reducido al 14,77%. Es por ello que, según el promedio que ha realizado la Comunidad de Madrid, en el último año de las 14.536 camas instaladas en la región, 12.389 pudieron ser usadas por los usuarios del SERMAS.

FuentesEL BOLETÍN, 05-07-2017

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x