EDITORIAL. “Ruin, mezquino, miserable y cobarde”, por David Laguna

0
243 David Laguna 3x3 cm

Así es el comunicado unilateral que nuestra “querida” Dirección General de Recursos Humanos, dirigida por el político Pablo Calvo, ha enviado a los comités locales de Carrera Profesional. En ella impone la más estricta y rigurosa interpretación posible de los criterios para la asignación de los niveles de Carrera Profesional, sin tener en cuenta el resto de acuerdos que en 2007 se firmaron entre la Consejería y AMYTS. En estos incumplidos compromisos se acordaba el nombramiento de interinos cada dos años y la realización de OPE periódicas cada tres, así como el pago de Carrera Profesional si no se cumplían estas condiciones. Si estos acuerdos del 2007 se hubieran cumplido, nadie pondría el grito en el cielo hoy, porque todos los eventuales podrían haber sido interinos y cobrar la Carrera Profesional.

La cerrazón absurda de la Administración autonómica provoca que los profesionales más vulnerables, que son aquellos que han sido eventuales injustamente durante muchos años por incompetencia de la Consejería de Sanidad, se vean abocados a un distanciamiento cada vez mayor en su Carrera Profesional con respecto a los demás profesionales ya evaluados en tiempos de bonanza económica. Los tribunales europeos ya han dado una colleja a España por este motivo, lo que ha provocado este año una ola de interinización masiva de estos eventuales, pero ha dejado en un limbo los prolongados años de ilegal eventualidad, que en muchos casos llegan a diez o quince años. Estos años no valen nada para la Dirección General de Recursos Humanos, ni para la Consejería de Sanidad de la que depende. No han existido.

El citado comunicado no es más que la demostración palpable de esa unilateralidad de la que la Consejería de Sanidad nos tiene acostumbrados. De nada vale que haya habido reuniones y acuerdos previos sobre los criterios de evaluación. De nada vale tampoco que los profesionales ya hayan sido evaluados (ya había publicado un listado) y que ahora tengan que reevaluarse de nuevo.

Tal ruindad de comunicado no se ha atrevido a firmarlo nadie. Proviene anónimamente desde la Dirección General de Recursos Humanos, y demuestra además la cobardía de quienes la redactaron. Frente a ellos, la constancia de quienes seguiremos trabajando por un mejor ejercicio de la profesión en este nuevo año y en todos los que haga falta.

David Laguna Ortega.
Especialista en ORL, Hospital Universitario Doce de Octubre. Tesorero de AMYTS

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x