Ébola: hace falta un mayor esfuerzo internacional

0

El brote de Ébola parece continuar su crecimiento sin que, según se desprende de las noticias que llegan, sea posible controlarlo adecuadamente. Médicos Sin Fronteras denuncia sin tapujos la situación mientras ve desbordados los recursos que consigue establecer sobre el terreno, y organizaciones especializadas en la prevención y control de enfermedades están comprobando dicha situación, mientras algunos de sus colaboradores se ven afectados directamente por la enfermedad, lo que obliga a la retirada temporal de efectivos. La necesidad de intensificar la colaboración internacional es no sólo evidente, sino acuciante.

Y aunque podemos imaginarnos la dimensión humana del desastre, un artículo que aparece en The New England Journal of Medicine la hace explícita, en boca de una colaboradora de la organización Médicos Sin Fronteras. Vale la pena leer el artículo (aunque sólo lo podrán hacer quienes puedan defenderse adecuadamente con el inglés) para captar lo que supone de dolor, sufrimiento y, también de vez en cuando, alegría, tanto a los afectados como al personal de la organización que trabaja para ellos. En cuanto a éstos, queda patente el esfuerzo, las dificultades a las que se enfrentan y la sensación de estar acompañando tan sólo a una pequeña parte de los afectados por la enfermedad. Desde aquí nuestro más sincero reconocimiento al esfuerzo realizado por las organizaciones que hacen frente a la enfermedad, y nuestro apoyo a su petición de que la comunidad internacional dedique fondos suficientes al control de la epidemia.

En AMYTS seguimos pendientes de recoger la información que pueda ser útil a los médicos madrileños en cuanto a manejo y protección personal en el caso de que pudieran darse casos de la enfermedad en nuestro país. La redacción de protocolos continúa con lentitud en nuestro entorno, y documentos de otros países pueden ser de utilidad para conocer las precauciones y concienciarnos de su necesidad. En todo caso, ojalá sea un esfuerzo “inútil” porque se logre el control de la infección en el continente africano y, consecuentemente, no llegue a ser necesario tratar a ningún paciente en nuestro país.

 

(Fuentes: El País (1, 2), Médicos Sin Fronteras, The New England Journal of Medicine)

 

 

 

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x