CON FIRMA. “Tengo cancer de mama, trabajo en la privada y no me pagan”, por Mónica Alloza

2
215 Monica Alloza 3x3 cm

“Soy mujer, trabajo en un hospital privado de Madrid, y me han diagnosticado recientemente un cáncer de mama. Soy madre de dos niños pequeños y estoy separada. Mi familia vive fuera.

El panorama que se me presenta es muy complicado: me han operado y ahora estoy recibiendo quimioterapia. Mi familia ha venido a ayudarme unos días, pero tienen que marcharse, no pueden quedarse permanentemente, porque tienen sus trabajos y obligaciones. He tenido que contratar a una persona para que me eche una mano con los niños y la casa.

Estamos a primeros de mes, miro el extracto del banco y ¡horror! Me han pagado mucho menos de lo habitual. No entiendo nada, llamo a Recursos Humanos de mi hospital y me dicen que, según convenio y según la seguridad social, voy a cobrar sólo el 75% de la base reguladora hasta los 18 meses de baja.

¿Qué hago yo ahora? No llego a fin de mes. Los gastos se me disparan, me encuentro física y mentalmente fatal, la sesión de quimio de ayer me dejó baldada. Y no sé cómo voy a salir adelante…”

Este podría ser un testimonio real. Mujeres que trabajan en la sanidad privada y sufren un cáncer de mama. Una doble desgracia. Pero no sólo ellas, todos los trabajadores del ámbito privado, sin distinción de sexo o tipo de cáncer sufren esta doble desgracia.

Doble, sí, porque ya es bastante duro tener que afrontar una enfermedad potencialmente mortal, para cuya curación, en el mejor de los pronósticos, tendrás que someterte por lo menos a una intervención quirúrgica y después a duros tratamientos de quimioterapia y/o radioterapia.

Un diagnóstico de cáncer suele caer como una bomba en el entorno del paciente, por el impacto que tiene sobre la salud y por otros efectos colaterales, como la necesidad de ayuda a domicilio para atender al paciente, a veces a sus hijos pequeños, si los tiene, y a veces también a las tareas domésticas. Habitualmente las familias se vuelcan y arriman el hombro, pero en muchas ocasiones, y si el proceso se alarga, se necesita ayuda externa, y los gastos económicos se disparan.

Y para desgracia del paciente, trabajador por cuenta ajena, sus ingresos se reducen a partir del 2º mes, cuando ya pasó la cirugía y la estancia hospitalaria.

La ley General de la Seguridad Social, actualizada por última vez en noviembre de 2016, establece que los trabajadores que causen baja laboral por contingencias comunes, recibirán una prestación por incapacidad temporal a partir del 4º día de su baja, que consistirá en el 60% de su base reguladora hasta el día 20º. A partir del 21º día, cobrarán el 75% de su base reguladora. Es decir, en ningún momento percibirán su sueldo habitual, aunque su baja sea larga y la enfermedad sea grave.

El convenio laboral de clínicas privadas de Madrid indica en su artículo 23 que, si la causa de la baja conlleva hospitalización o intervención quirúrgica, las empresas asumirán el porcentaje del sueldo habitual que no cubre la prestación de la seguridad social.

Es paradójico que una cirugía menor, por un proceso leve, esté compensado económicamente y que un cáncer de mama no lo esté.

Estamos hablando de una compensación del 25% de la base reguladora durante 18 meses como mucho, hasta una posible incapacidad permanente, aunque muchos pacientes solicitan iniciar este expediente de incapacidad permanente a los 12 meses, según vayan viendo la evolución de su proceso. Estamos hablando, además, de una enfermedad cuya incidencia como causa de baja laboral es muchísimo menos frecuente que otras que sí están contempladas.

El propio SERMAS hace mucho tiempo que contempla que las bajas laborales de sus empleados por causa oncológica serán compensadas, es más, con la reciente aprobación de los acuerdos de la mesa de función pública de Madrid, no sólo el cáncer, si no muchas otras enfermedades graves serán cubiertas por las empresas y administraciones públicas.

Por todo ello, y en plena negociación del nuevo convenio de Clínicas Privadas de Madrid, desde el sector de Medicina Privada y Gestión Indirecta de AMYTS, hago un llamamiento a todas las patronales para que acepten extender las compensaciones por enfermedad a las causas oncológicas de baja laboral. Seguro que a estos grandes empresarios y a sus consejos de dirección también les gustaría despreocuparse de sus ingresos hospitalarios si tuvieran un cáncer personalmente, o en sus familias.

La firma del convenio no sabemos cuánto se demorará, pero los pacientes, los trabajadores, esas profesionales con cáncer de mama, como en nuestro ejemplo, no pueden esperar tanto. Me encantaría que esta cuestión se firmase YA como mejora en cada comité de empresa, mientras se termina la negociación del convenio, que algunos ven en un horizonte bastante lejano.

Los trabajadores y sus familias lo agradecerán enormemente. La medida tiene un gran impacto social, será un paso muy positivo hacia esa humanización que predica nuestro Consejero, también para los profesionales, como parte importante que somos de la Sanidad Madrileña, sin importar el ámbito en el que ejerzamos.

Mónica Alloza Planet
Médico especialista en Radiodiagnóstico. Presidenta del Sector AMYTS de Medicina Privada y Gestión Indirecta
Compartir:

2 comentarios

  1. Estimada Mónica y demás compañeros,
    Yo tb soy médico, bien formada en el sistema sanitario médico español, pero que me encuentro trabajando en la sanidad privada desde hace ya unos añitos, y efectivamente cada vez que me doy con esta nuestra realidad de bruces me duele tanto. Yo no he sufrido baja, pero bueno en cuestiones nada relevantes como es un esguince de tobillo, pero yo he tenido que seguir viniendo a pasar consulta con muletas por ej, porque mi jefe me “instigó” a no cogerme ninguna baja por ello. Y eso que había sido baja laboral.
    En cualq caso, tenemos muchas injusticias y maneras de trabajar que mejorar para dejar de ser médicos maltratados por este sistema sanitario privado.
    Me uno al llamamiento. Un saludo.

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x