CON FIRMA. “Mucho trabajo realizado, mucho por realizar”, por Joaquín Pérez Argüelles

1
119 Joaquín Pérez Argüelles 3x3 cm

Desde 2008 estamos escuchando continuamente una palabra maldita: CRISIS. Como consecuencia de la misma, tanto el gobierno central como los gobiernos autonómicos se han aprovechado para aplicar medidas de austeridad que han conducido a un empobrecimiento de la población en general, y de los profesionales sanitarios en particular.

Pero a pesar de escuchar y padecer los efectos de esa maldita palabra desde hace unos años, parece ser que la crisis no ha afectado a los partidos políticos, a sus dirigentes, a determinadas organizaciones sindicales y a otras personas de su entorno para, aprovechándose de la situación, detraer muchos millones de euros del sector público en beneficio propio, como parecen mostrar los casos de los ERES, el GÜRTEL, la operación PUNIKA, etc.

Mientras todo esto sucedía, la Justicia lleva años investigando y no dando solución a los problemas planteados por estos casos de corrupción, y esos dirigentes que se han beneficiado de las mismas, haciendo uso de su poder sobre los diferentes Boletines Oficiales, del Estado y Autonómicos, se han dedicado a dejar sin efectos, en el caso de la Comunidad Autónoma de Madrid, los Acuerdos de 2007 que beneficiaban extraordinariamente a los médicos y Titulados Superiores de nuestra Comunidad con consecuencias como las siguientes: paralización de la Carrera Profesional, perdidas salariales en varios apartados de la nómina, modificación del concepto de Jornada con detracción de los 200 euros, etc. Todo esto como responsabilidad absoluta y única de quien ha tomado estas decisiones, la Administración madrileña.

A pesar de todos estos obstáculos, desde AMYTS hemos trabajado sin descanso para que los profesionales se vieran afectados lo menos posible por estas medidas de recorte, y podemos comprobar que mientras en otros estamentos se han destruido muchos puestos de trabajo, en el nuestros se han minimizado, bien logrando la renovación de la práctica totalidad de los contratos eventuales y forzando la conversión de estos contratos en interinidades, a pesar de la cicatería de la Administración, que ha permitido que afecte solo a una parte significativa de los mismos. La Tasa de Reposición por jubilación fijada por ley en el 10%, logramos que fuera mayor para el personal facultativo.

Logramos también abortar la paralización de la OPEs de 1600 plazas de hospitales, que corría el riesgo de ser anulada antes de desarrollarse. Igualmente, están saliendo adelante la convocatorias de OPE y traslados de AP para médicos de familia y pediatras, así como el desbloqueo de turnos deslizantes en AP, y ya se consiguió en la anterior convocatoria el establecimiento de un proceso específico de movilidad para los pediatras.

En el área de salud laboral ha sido ingente la tarea realizada para regularizar la situación y resolver problemas en varios centros sanitarios cuya situación era crítica. Más importante y mediática aún fue la presión sobre una Consejería que, de una manera absolutamente arrogante e inepta, estaba haciendo frente a una situación de la importancia de la enfermedad por virus Ébola; sinceramente, respiramos hondo el día que semejante ineptitud fue desterrada con la intervención del Gobierno central, que enderezó la situación y encauzó la cirsis.

Y no podemos olvidar nuestra actuación, junto con otras organizaciones y el esfuerzo de todos, que posibilito la paralización por vía judicial de la privatización de 6 hospitales y 27 Centros de Salud.

Ahora seguimos trabajando para recuperar todo lo perdido, de forma que se establezca el abono de la Carrera Profesional en todos sus niveles, y exigimos una aplicación de jornada que no signifique recortes salariales, reducir la eventualidad a lo puramente circunstancial y posibilitar el pleno empleo. Por último obtener un Marco de Negociación específico para los médicos y Titulados Superiores.

Y todo ello para conseguir un ejercicio digno de la profesión para todos los médicos. Pero para eso necesitamos tu colaboración. Sin tí no tenemos la misma fuerza.

Somos médicos. Somos AMYTS.

Compartir:

1 comentario

  1. Joaquín, totalmente de acuerdo con todo lo que dices. Me alegro que sigas en la lucha por devolver, no sólo la dignidad a los médicos, sino también el reconocimiento de su labor y sus precarios sueldos.
    Un fuerte abrazo
    Paco Gilo

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x