CON FIRMA. “Médicos de la privada”, por Juana Alarcón

0
Juanaalarcon

El otro día, un grupo de médicos aplaudían la nota de un enfermero, publicado en la página de MATS (Movimiento Asambleario de Trabajadores de Sanidad) hablando de la sanidad privada como un “parásito” de la pública sin la cual, según él, no se sostendría. Argumentaba para ello con los conciertos con mutuas de asistencia de funcionarios (MUFACE, ISFAS, etc.), y entiendo también que con los conciertos de los nuevos hospitales de gestión indirecta. Y que, mediante la selección de pacientes, la sanidad pública “cargaba con los muertos”, entendiendo por tal los procesos asistenciales más complejos o no rentables.

El autor del artículo (y los que le aplauden) demuestran no conocer en absoluto lo que es , hoy en día, la sanidad privada en España. Es por ello que algunos médicos “de la privada” integrados también en este sindicato nos sentimos molestos por lo que nos atañe, y por ello quise hacer las siguientes aclaraciones.

A mi entender se trata de una visión particular de la sanidad privada, un análisis con ciertos tintes demagógicos (apelando a prejuicios y miedos y dando una información, como mínimo, sesgada). La sanidad privada existe y coexiste con la pública. Los médicos “de la privada” no somos sólo aquellos de la pública que se dedicaban por la tarde a ganar más dinero (aunque estos sigan siendo un gran porcentaje , algunos de los cuales me ha comentado estos días que su razón no es puramente crematística, sino el poder hacer una medicina que no se le permite hacer en la sanidad pública). Somos en otros casos asalariados que, por determinadas circunstancias (opción o decisión al no encontrar en la pública un ámbito que nos permitiera trabajar como nosotros queríamos y en lo que queríamos), estamos ahí. Y cada vez somos más.

Los pacientes “de la privada” no sólo son funcionarios. Sanitas es y ha sido la segunda aseguradora en volumen de facturación, y no tiene concierto con MUFACE, MUJEJU o ISFAS, por ejemplo. Pero es que además hay diez millones de españoles que tienen pólizas privadas. Sin lo que esos diez millones de españoles pagan de su bolsillo y ahorran a la sanidad pública quizás el insostenible sería el sistema público.

La sanidad pública y privada coexisten, y yo creo que esto es positivo. Como la enseñanza pública y privada. Otra cosa es la gestión de políticos que, en muchos casos y, como en otros ámbitos, buscan lucrarse con sus chanchullos. Otra cosa es la gestión de algunos gerentes públicos o privados que pretenden obtener el máximo beneficio (económico o del tipo que sea) a costa de los trabajadores, en este caso los médicos.

¿Pública frente a privada? Al atacar la medicina privada como una “medicina de segunda” o una “medicina parásita”, muchos médicos “de la privada” nos sentimos injustamente atacados.

¿Otra vez médicos contra médicos? Así nos va.

Juana Alarcón Alacio
Neuróloga, Hospital San Rafael (Madrid)

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x