CON FIRMA. “La Carrera Profesional se ha convertido en una maratón”, por Julián Ezquerra

0
205 Julian Ezquerra 3x3 cm

El atleta checo Emil Zátopek dijo: “Si quieres correr, corre una milla. Si quieres experimentar una vida diferente, corre un maratón”. No soy corredor, pero admiro a quienes lo hacen. Su tesón, su fuerza de voluntad, su sacrificio, su esfuerzo y dedicación, siempre les recompensa. Así me siento yo ahora cuando estamos abordando los últimos metros de esta carrera sin fin que ha sido, o, mejor dicho, está siendo la de la reactivación de la Carrera Profesional. Bueno, lo de los últimos metros es un decir, pues la meta aún la vemos demasiado alejada. Alguno aún se queda en el camino y desfallece sin llegar al final.

El espectador interesado, al fin y al cabo todos los profesionales, lo puede ver desde “su barrera”, desde una perspectiva diferente, mirando desde su propia óptica, buscándose entre la muchedumbre para ver como va “lo suyo”, abstrayéndose del contexto general de la carrera, lo que por supuesto es normal y tiene toda su lógica y derecho.

Vista la carrera/maratón desde dentro, cuando la vives, la disfrutas o, mejor en este caso, la sufres desde dentro, las cosas son diferentes. Codazos, zancadillas, momentos en los que parece que las fuerzas te acompañan y todo marcha bien, momentos de desfallecimiento, empujones, luchas por el espacio. Somos muchos corredores, con intereses diferentes, pero con un mismo fin, llegar a la meta y tomar el preciado botín: la Carrera Profesional. Algo a lo que todos aspiramos y a lo que tenemos derecho. Algo que se puede estar convirtiendo en objeto de peleas intestinas entre profesionales y profesiones. Es como si tuviéramos hambre y todos compitiéremos por un trozo del mismo pastel, sin llegar a entender que este último puede y debe llegar a ser tan grande como sea necesario para dar satisfacción a todos.

Poco a poco, semana a semana, sectorial a sectorial, vamos avanzando, lento, pero avanzamos. A veces damos un estirón a la carrera, a veces ralentizamos el ritmo. Lo importante es avanzar y que en el camino seamos capaces de hacer el esfuerzo necesario para que todos lleguen a la meta. Hay que ayudar al que mas sufre o mas necesita; los mas dotados tendrán que hacer un acto de generosidad para con los otros; al gran colectivo mas desfavorecido, los temporales (casi un 40% de profesionales), tendremos que defenderlos como si fuéramos todos uno solo. Esta en la grandeza de la carrera, la que recompensa por un esfuerzo que todos realizan; con independencia de que unos corran con ropa deportiva de calidad y los otros con zapatillas de segunda mano, todos hacemos lo mismo cada día y todos debemos tener nuestra recompensa.

El problema no somos los profesionales. El gran problema es que los “organizadores de la carrera” han llenado el recorrido de obstáculos, zanjas, charcas, desvíos no anunciados, marchas atrás, parones rompedores, cuestas infranqueables, y, en definitiva, un sinfín de trabas.

Poco a poco el esfuerzo colectivo está haciendo que ganemos. Ya estamos viendo el final. Solo falta rematar la gesta y llegar a una meta repleta de premios. Un maratón que debe concluir con un reconocimiento y pago de Carrera Profesional para todos, en un plazo razonable de tiempo y con garantías. No permitiremos que el final de esta carrera sea dejar en el camino al 40% de compañeros; el reparto del premio debe ser justo, para todos y, en el peor de los casos, el 100% de la cuantía de los ganadores, y estos somos todos, deberá ver su recompensa, en el peor de los casos, en 2020. Después de tantos años de paralización, es de justicia que así sea. Madrid nos lo debe y puede hacer este esfuerzo sin problemas.

La maratón es una carrera de resistencia; terminar es para corredores constantes y fuertes, y entre estos nos encontraremos todos nosotros, que no lo duden quienes siguen poniendo obstáculos en nuestro camino. Y ánimo que después de esta carrera ya no habrá quien nos pare cuando empecemos la de la jornada, las OPEs, la recuperación de los salarios y las plantillas…etc. Ya somos unos corredores de fondo y experimentados. Podremos con todo.

Julián Ezquerra Gadea
Médico de familia. Secretario General de AMYTS

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x