CON FIRMA. “Galimatías legal para seguir lejos de la realidad del día a día” , por Ángela Hernández

0
216 Angela Hernandez 3x3 cm

Las guardias médicas, jornada complementaria según el Estatuto Marco, ni siquiera contempladas (que sí realizadas) en el convenio de clínicas privadas, esos periodos de 17 o 24 horas de asistencia. Esa realidad sobre la que sustenta el sistema sanitario español (y otros muchos), que viene a dar respuesta a la necesidad real de asistencia sanitaria continuada, ya que las enfermedades no entienden de horarios ni oportunidad.  Las urgencias, sobre las que se han vertido y se verterán litros de tinta, sobre su uso y abuso, y la mejor forma de cubrirlas.

En el sistema hospitalario se podría decir que impera la norma del “tú te lo guisas, tú te lo comes”, es decir, no existen sustituciones para las vacaciones de verano ni para otras festividades. Para irte un mes de vacaciones normalmente sobrecargas el mes anterior y el posterior de guardias. Hasta ahora el sistema ha ido funcionando por la buena voluntad de los profesionales y por unas retribuciones básicas muy bajas que hacen de las guardias un complemento económico no solo apetecible, sino en muchas ocasiones imprescindible.

Analicemos una semana cualquiera de un médico que realiza jornada complementaria, tras cinco días de jornada ordinaria llega el fin de semana pero… ¡vaya! Toca guardia de sábado. La guardia puede ser buena, regular o mala, pero lo que sí que es seguro es que va a permanecer durante 24 horas en el entorno de trabajo, de ahí el término: “guardia”. Otras categorías sanitarias no llegan a imaginar esto, cómo llegas fresco durante el primer turno de enfermería y auxiliares; al segundo turno ya lo saludas con un poquito menos de entusiasmo, y solamente una férrea vocación y la necesidad te sostienen cuando llega el tercer turno y tu continúas ahí, tratando de concentrarte y de encontrar un sentido a permanecer de alerta 24 horas seguidas.

Es curioso que luego alguien pueda sorprenderse porque estudios demuestren mayores dificultades para la conciliación de la vida laboral y la personal o incluso tasas de suicidio superiores entre la profesión médica respecto a otras profesiones.

Opino que es una locura que en algún momento alguien se atreverá a reformular, pero está tan arraigado el concepto de guardias que no todos los médicos opinan así ni mucho menos. Y los pacientes, bueno, la mayoría se sorprenden también cuando, si por observación han tenido que permanecer varias horas, siguen viendo al mismo médico turno tras turno. Pero tienen sus propios miedos durante su estancia en el hospital. Es algo repetido, pero no termino de entender que haya acuerdo en regular la jornada de un transportista o de un piloto y sin embargo las de los médicos y T. S. se prolonguen sin que se alcen demasiadas voces en contra.

Las guardias son un tema sensible. Cuando hace unos años decidieron tocar los descansos de las guardias de sábado bajo la excusa de un supuesto ahorro, no solo no ahorraron, sino que provocaron un enfado monumental. Escuchar al director general de recursos humanos (29:49 a 34:00) explicar, a una pregunta de Mónica García Gómez, a través de un galimatías legal los motivos por los que la administración continúa alargando y alargando en los tribunales el derecho al descanso semanal de 36 horas, no puede sino enfadar a cualquier médico que sepa lo que es hacer guardias.

Y no solo continúan en su empecinamiento, sino que vienen con amenazas de cumplimiento de jornada a profesionales que en muchos casos realizan de 5 a 8 guaridas al mes que pueden llegar a 10 o 12 en meses de vacaciones o festividades. Amenacen a estos profesionales con el cumplimiento estricto de jornada y vayan buscando médicos para ampliar plantillas, porque en el momento en que los médicos digan basta y empiecen exigir el cumplimiento de la actual normativa europea que limita el tiempo de trabajo (de jornada ordinaria y complementaria) a 48 horas semanales en cómputo de cuatro meses (según legislación europea) o de seis meses (según Estatuto Marco), van a tener un montón de huecos de guardia para cubrir en las planillas.

Todo esto lo saben y lo conocen, o deberían saberlo y conocerlo de cara a establecer de una vez si quieren que los médicos sean como el resto (y esto hay que pagarlo) o si de una vez quieren sentarse a hablar de sus especiales características de trabajo y dejan, de verdad, opinar a los que hacen guardias.

Ángela Hernández Puente
Cirujano General y del Aparato Digestivo del Hospital del Sureste. Presidente del área de Atención Hospitalaria de AMYTS.
 

Más información en la web de AMTYS sobre el descanso obligatorio tras guardia de sábado:

http://amyts.es/el-sermas-contra-el-derecho-al-descanso-de-los-medicos/

http://amyts.es/actualidad-nuevas-sentencias-de-la-justicia-madrilena-reconocen-el-descanso-de-los-medicos-frente-al-criterio-del-sermas/

http://amyts.es/precio-de-las-guardias-acusadas-segun-las-ccaa-y-por-debajo-de-la-hora-ordinaria/

http://amyts.es/amyts-ha-presentado-solicitud-de-reconocimiento-del-derecho-al-descanso-tras-guardia-para-todos-los-facultativos/

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x