CON FIRMA. Del clásico “bienvenido Míster Marshall”, al actual “bienvenida Sra. Cifuentes”, por Julián Ezquerra

0
226 Julian Ezquerra 3x3 cm

Se ha estrenado un remake del “bienvenido Míster Marshall”, genial obra de Luis García Berlanga, con el título de “bienvenida Sra. Cifuentes”. Cambia el escenario, aquél pueblo llamado Villar del Río, por el moderno y gran Madrid. Pero el argumento no cambia.

Con gran profusión informativa, gran presentación, rodeada de todos los miembros de la Consejería de Sanidad, gerentes y altos cargos, el pasado día 21 de febreroCifuentes anuncia un Plan de Inversiones para mejorar los Hospitales”, unos hospitales que hasta el día anterior estaban fenomenal, eran el orgullo de Madrid, la mejor Sanidad de España, la segunda de Europa, Madrid encabezaba el ranking de mejores hospitales, ….etc. Esta coletilla era repetida una y otra vez, como seña de identidad de esta nueva etapa de la Comunidad con la Presidencia y la Consejería al frente. Antes, la coletilla era esa de “sanidad pública, gratuita y de la máxima calidad”. Los tiempos cambian, los que mandan son otros, las frases hechas son diferentes, pero las formas son las mismas.

Apenas 24 horas antes se denunciaba un nuevo episodio “puntual”. El hospital La Paz sufría un nuevo caso de inundación por rotura de tuberías. Un nuevo caso aislado, como lo fueron los anteriores de este mismo hospital, o las caídas de techos del 12 de octubre, o los incendios y fallos eléctricos de los hospitales de Móstoles y la Princesa. Nada fuera de lo normal. Todo muy bien.

De repente, a mi juicio en pleno ataque de “electoralitis aguda”, y en menos de 24 horas, se anuncia en plan estelar una inversión de 1000 millones de euros en 10 años para acometer mejoras, reformas, ampliaciones, etc. en los grandes hospitales de Madrid y también, en menor medida, en los medianos y pequeños. ¿Este cambio a que obedece? ¿Se acaban de hacer de un guindo? No. Mas bien han entrado en pánico preelectoral y hay que cambiar el paso.

Ahora en serio. Que hace falta una renovación de los hospitales, no es discutible. Que hace falta una gran inversión, es cierto. Que los 1000 millones son escasos, seguro. Que hace falta plantearse una renovación, indiscutible. Los hospitales más antiguos están viejos y muy deteriorados, necesitan no ya una reforma, sino una sustitución por unos nuevos. Ojo, que no digo mas hospitales, hablo de sustituirlos.

Me hubiera gustado que la presidenta Cifuentes saliera públicamente diciendo, efectivamente, tras estos años de crisis, de recortes, de mínimas inversiones, los hospitales, y también muchos centros de salud (siempre abandonados y en segunda línea), están muy deteriorados y necesitamos acometer un gran programa de inversiones a 5 o 10 años para su mejora y sustitución en algunos casos. Para ello, voy a llamar a los partidos de la oposición, nos vamos a sentar en la mesa y vamos a diseñar un plan consensuado que salve las diferentes vicisitudes electorales para los próximos años. Esto si que hubiese sido una gran noticia. Ingenuo de mí. Esto es materialmente imposible con la actual “clase política”, incapaz de llegar a un acuerdo de este calibre. Mira que habían dado una importante lección cuando consensuaron la llamada Ley de Profesionalización, pero era mucho esperar que esto se pudiera repetir.

Y un detalle que no es menor. 100 millones por año puede parecer mucho, pero es algo poco significativo en la inmensa cifra que de verdad sería necesaria para acometer esta gran necesidad. En el año 2017 se presupuestaron 140 millones para obras que, sinceramente, aún no hemos visto. Algo como cambiar los ascensores del hospital de Getafe está resultando mas costoso que la obra del Escorial, el Monasterio, no el Hospital.

100 millones/año. Veamos. 2018: ideas, proyectos básicos, licitar para proyecto por arquitecto, ejecutar el procedimiento, adjudicar, trabajar en la realización, entrega, valorar, nueva licitación para adjudicar la obra a la constructora, ¿Por qué año vamos? 2019, 2020…ya no lo sé. Esta es la realidad de la obra pública y el origen de mi miedo. Como esto se alarga y somos así de estrictos, como el deterioro es progresivo y cada día mas acusado, como no llego a tiempo, ¿y si reeditamos la sustitución por nuevo hospital modelo PFI? Ya sabemos que es esto y las derivas que tiene. Construcción rápida, precio para unos cierto y para otros muy incierto. Modelo que gusta a unos y se considera inapropiado por otros. ¿Qué hacemos? Esta es la pregunta. Y la respuesta es sencilla. Hay que hacer lo que se estime conveniente, pero de forma consensuada y con el compromiso de todos. Y por encima de todo ello, olvidar a la Sanidad como fuente de votos. Con la Sanidad no podemos seguir jugando.

Julián Ezquerra Gadea
Médico de familia. Secretario General de AMYTS

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x