CON FIRMA. “De nuevo, la Administración enfrenta a los médicos”, por Julián Ezquerra

0
139 Julian Ezquerra 3x3 cm

Cuanto mejor es el bueno, tanto más molesto es para el malo
(San Agustín)

La Administración nuevamente genera un perjuicio innecesario a los pacientes y profesionales. Cuanto más daño hacen sus representantes a los que deben pensar son sus subordinados, más parecen disfrutar. ¿Que a qué viene todo esto? Pues ahora me explico.

El pasado mes de mayo, con la finalización de los traslados y las OPES de Médicos de Familia y Pediatras, se tuvo que recurrir a una modificación sustancial del modelo de “reubicación” de los compañeros desplazados. Por acuerdo en las bases de las convocatorias, se estableció un modelo de bolsas de empleo derivadas de las oposiciones que venía a premiar a los que hacen un esfuerzo importante, se presentan a las oposiciones, aprueban el examen, y no obtienen plaza por carecer de suficientes méritos en la fase de concurso. Además se establecía una segunda bolsa, denominada adicional, que premiaba igualmente a los que obtenían una nota por encima del valor determinado en las propias bases de la OPE.

Con estas condiciones se hizo la OPE, pero el Tribunal, entiendo que orientado a conveniencia por el responsable de RRHH de entonces, hace un examen insultante para los profesionales, un examen tan fuera de lugar que ocasiona el mayor desastre visto tras una OPE, cargándose la nota de corte y abortando, antes de que se constituyan, las bolsas a punto de crear. Se crea así un escenario de incertidumbre que genera enfrentamiento y división entre profesionales y confusión en el mundo sanitario.

Resultado de aquel caos es la medida establecida para dar solución a la reubicación provisional de los desplazados en tanto se baremaban la bolsa única y la bolsa adicional, que es la única que sobrevive de la OPE mencionada. Nuevamente la Administración, ejercitando su habitual inacción, deja pasar el tiempo, con lo que llegamos al mes de Septiembre, sabiendo que al final del mismo, el día 30, terminan los contratos provisionales de los recolocados y que se debería haber completado en este tiempo la baremación de las bolsas, con el fin de proceder a lo que parece más justo, la elección de plazas vacantes por los que tuvieran más puntuación, hasta la cobertura definitiva mediante interinidades

Y claro, llega el momento y, una vez más, la Administración no ha hecho sus deberes. Nos llama para ver cómo se soluciona este problema y de nuevo nos coloca a todos en una complicada posición: hagamos lo que hagamos, malo, pues siempre habrá afectados y compañeros que se sientan injustamente tratados. Y tienen razón. Si siguen los mismos que están ahora, bien para ellos y los pacientes. Pero en el camino dejamos a desplazados con mas méritos, lo que no es justo. Si hacemos una baremación solo de los desplazados y una elección de plazas por orden de méritos, habrá cambios, muchos pacientes verán otro médico, y algunos de los que actualmente tienen trabajo dejarán sus puestos. De nuevo nos veremos ante enfrentamientos de unos con otros, introduciremos más confusión en el ámbito sanitario, y las organizaciones que tenemos la representación seremos vistos como un problema.

Además se plantea por determinadas organizaciones la supresión de las bolsas adicionales, lo que sería incumplir las bases de las convocatorias, y con ello se iniciaría otro proceso de demandas de unos contra otros. Los que están en las bolsas adicionales exigirán su preferencia en el acceso al empleo, y los que no lo están querrán que solo se valore una bolsa única. Cambios de reglas de juego en mitad de un partido solo generan confusión y más problemas.

¿Qué hacemos? Da igual, el daño ya está hecho. Nuevamente la Administración y los que la gestionan ocasionan el problema, y lo pagan los que menos culpa tienen, los profesionales y los pacientes. Es evidente la incompetencia y el desdén de dicha Administración para el gobierno de asuntos profesionales. Esta historia siempre se repite, y no conozco ningún caso en el que paguen por ello los que tienen culpas, siempre pagan los inocentes.

Julián Ezquerra Gadea
Médico de familia. Secretario General de AMYTS
Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x