CON FIRMA. “Carrera Profesional: ¿motivación o… fracaso?”, por Rafael Jiménez Parras

0
115 Rafael Jimenez Parras 3x3 cm

A veces, cuando pienso en la vida laboral del médico, me acuerdo de un chascarrillo:

Un señor con buena pinta, en edad de jubilación esta reflexionando: “Llevo más de 35 años en esta empresa, he tenido tres ascensos, cuatro promociones y dos mejoras de contrato… y estoy de conserje. ¿¡ De que coño entré yo aquí !?

Algo parecido le ocurre al médico. Tras una dura oposición empiezas a realizar la especialidad y tras cuatro o cinco años de plena dedicación, consigues tu título de especialista y los más afortunados un puesto de trabajo de adjunto (eventual). Tras varios años de estudio, investigación, etc., puedes pasar a adjunto (interino). Si tienes suerte y convocan una oposición, tras otro gran esfuerzo puedes llegar a ¿? …adjunto (fijo).

Continúas con tu plena dedicación y colaboras en la formación de los siguientes especialistas, das prácticas en el hospital y clases en la Universidad. No abandonas nunca tu formación, investigas y publicas en revistas nacionales e, incluso, en algunas extranjeras, en libros de amplia difusión nacional, y llegas a granjearte un cierto prestigio entre tus colegas del hospital, incluso entre los compañeros de tu especialidad. Y cuando se acerca el momento de tu jubilación eres… ¡ adjunto!

Es verdad que algunos pueden llegar a jefe de sección o de servicio, pero estos apenas representan un 10% de los médicos, y aún así es un ascenso “reversible” y tan escasamente dotado económicamente que hay que tener otras motivaciones que compensen la responsabilidad que conlleva.

Es por esto que el sindicato de médicos y titulados superiores (AMYTS) negoció en su día, con la Administración, la Carrera Profesional, uno de los mayores logros laborales de los últimos años, para que sirviera de motivación, ilusión y refuerzo del médico en ese espíritu de mejora, siempre con la finalidad de tratar mejor a los pacientes. En el momento álgido de la crisis económica, esta Carrera sufrió un parón, pero tras unos años de esfuerzo continuo del sindicato, cientos de escritos a la Defensora del Pueblo, al Consejero y a la Asamblea de Madrid, conseguimos relanzar esta Carrera Profesional, pero… ¡Ay!, sin reconocimiento económico por el momento.

Esta reactivación de la Carrera es un primer paso, importante pero totalmente inútil si no se consigue avanzar hasta el final. Es como un corredor tras un largo periodo de entrenamiento y preparación, si no toma la salida no llegará a ninguna meta, pero si se queda a medio camino sólo conseguirá una decepción.

Este relanzamiento de la Carrera Profesional supone un gran estímulo para el médico y aunque suponga un esfuerzo presentar los méritos a la vez que un trabajo para los compañeros evaluadores, cumplirá su objetivo de MOTIVAR si llegamos a la meta que es el reconocimiento económico. Si no, sólo logrará FRUSTRAR un poco más a ese adjunto.

Rafael Jiménez Parras
FEA Especialista en Oftalmología, Hospital Universitario Príncipe de Asturias
Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x