CON FIRMA. “Bolsas de empleo y traslados, algo más que un derecho”, por Julián Ezquerra

0
196 Julian Ezquerra 3x3 cm

Decía Concepción Arenal que “no es tan culpable el que desconoce un deber como el que lo acepta y lo pisa”. Frase que describe a la perfección la situación que viven los facultativos madrileños, que ven cómo la Consejería de Sanidad no permite ejercer un derecho, lo pisotea y lo impide sistemáticamente. En este momento, alguno se podría preguntar ¿a qué derecho se refiere?, pues son unos cuantos los que nos niegan. Dejemos ahora a un lado el derecho a un trabajo estable, el derecho a tener oposiciones periódicas, el derecho a una carrera profesional, a un trato adecuado al profesional, etc.; Me refiero a algo que demandamos hace años y que sistemáticamente nos niegan, que es tan sencillo como la necesidad de disponer de bolsas de contratación y el derecho al traslado.

Sé que ambos temas son controvertidos, que hay compañeros que no los quieren, que hay quién piensa que el acceso al trabajo por el criterio “digital”, -el conocido como “a dedo”, no de aplicación del “2.0”-, es el mejor..…para ellos claro está, y también hay quienes piensan que el derecho al traslado no es bueno, pues impide “hacer el servicio” al gusto de quien lo manda, siempre con la connivencia de Directores y mandamases de ciertas Direcciones Generales. Pero también sé que el derecho está por encima de estas cosas, y que un país serio y que se llama democrático y de derecho, debe respetar las leyes, y si no son buenas, si no convienen, o si no son justas, cambiarlas. Pero hasta que esto ocurra, deben ser respetadas por todos y de forma clara por los que administran las instituciones públicas.

Tenemos unas normas muy clara, unas normas que establecen cómo se accede a la función pública y cómo se regula el derecho a la movilidad de los trabajadores del sistema público. Pues bien, el SERMAS una y otra vez se niega a cumplir con lo que marca el Estatuto Marco y el Estatuto Básico del Empleado Público, e impide la creación de bolsas de contratación de especialidades hospitalarias y el ejercicio del derecho al traslado en este ámbito asistencial. Igualdad, mérito, capacidad y publicidad, que bien suena y que mal se ejerce. Contrataciones sin los criterios referidos, sin publicidad, a dedo, esta es la realidad. Tampoco hay traslados, por supuesto, ¡solo faltaba!, ¿es que va a venir uno del Hospital X a enseñarnos como se hacen las cosas?

Parece mentira que no se quiera entender que es necesario abrir ventanas, ventilar, que entre aire fresco, romper con la endogamia, permitir que los profesionales intercambien conocimiento y experiencia, entender que hay vida más allá de tu hospital. Veo miedo, un miedo irracional, a veces no sé si un miedo que esconde inseguridad o temor, un miedo que solo se vence enfrentando el problema y viendo que no ocurre nada, todo lo contrario, seguramente es posible que se obtenga un cambio a mejor.

Al igual que pasó con la carrera profesional, la Institución del Defensor del Pueblo ha entrado de lleno en este asunto. Recientemente hemos conocido que desde esta institución se hace público lo siguiente:

Sanidad impulsará la movilidad del personal funcionario y estatutario en el conjunto del Sistema Nacional de Salud

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha aceptado una sugerencia del Defensor del Pueblo e impulsará la movilidad del personal funcionario y estatutario en el conjunto del Sistema Nacional de Salud.

El Defensor del Pueblo inició una actuación ante el Ministerio de Sanidad y ante todas las comunidades autónomas tras recibir la queja de un funcionario de la Comunidad Foral de Navarra que quería optar a una plaza de personal estatutario en Aragón.

La institución propuso la adopción de un modelo común de convenio de colaboración entre las administraciones sanitarias que permita que el personal funcionario de carrera y estatutario fijo de los servicios de salud pueda acceder a los procedimientos de movilidad voluntaria establecidos para ambos tipos de personal.

Sanidad ha comunicado que someterá dicha propuesta a la Comisión de Recursos de Humanos del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para que sea debatida y en su caso, aprobada por el Consejo Interterritorial.”

Parece que ya no estamos solos en la defensa de nuestros derechos. Es posible que estemos ante el inicio de un cambio, obligado eso sí y posiblemente a regañadientes, pero un cambio que muchos esperamos. También sé que esto puede ser el origen de un nuevo modelo, el pensar en profundidad si es necesario cambiar el Sistema Sanitario, actualizarlo, pasar de normas que tienen su origen en el siglo XIX a un moderno sistema diferente del clásico funcionarial.

Pero eso sí, mientras se cambia lo mínimo que se debe hacer es respetar lo que tenemos y cumplir con lo que marcan la leyes. Un primer cambio, muy importante, será el modelo de oposiciones, del que ya hemos hablado y criticado en estos últimos años. En el camino del debate, de apertura de mentes, de exponer las ideas con respeto y sin miedo, AMYTS organiza el XIV círculo sanitario, que bajo el título Oposiciones para Facultativos del SERMAS, un modelo en discusión; será un foro en el que podremos escuchar diferentes ideas, algunas verdaderamente rompedoras, seguro, y del que podremos sacar conclusiones interesantes para abordar de forma decidida este cambio, por otro lado tan necesario como deseado. Confiemos en que no nos lo impidan.

Julián Ezquerra Gadea
Médico de familia. Secretario General de AMYTS
Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x