CEEM troncalidad

0

Logo revista

Volumen 2, Nº 14. Junio 2014.

El porvenir de la profesión

LOS ESTUDIANTES DE MEDICINA ANTE LA TRONCALIDAD EN LA FORMACIÓN DE POSGRADO

Ante el avance del proceso de troncalidad y la indefinición en que algunas cuestiones quedan de cara a los estudiantes, el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina CEEM ha hecho pública su postura en contra de la situación actual de la propuesta. Aquí están sus razones.

Pablo de la Calle León*

¿Qué es la troncalidad?

El proyecto actual de troncalidad es fruto de múltiples borradores de Reales Decretos que se han ido modificando a lo largo del tiempo y que como idea comenzó en 2003 con la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), pero que en realidad fue en 2008 cuando comenzó a desarrollarse con el primer informe del CNECS. Los cambios propuestos en el último borrador son numerosos y modifican la formación médico residente tal y como la tenemos entendida hoy en día. Las razones por las cuales se propone este nuevo modelo son varias y de diverso índole. La adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior, la extremada compartimentalización y la desconexión entre profesionales que ello supone o la existencia de un modelo de formación especializada demasiado rígido para adaptarse a los constantes cambios son algunas de ellas.

Desde un punto de vista general las especialidades se agrupan en troncales y no troncales. Las no troncales funcionan de manera similar a como las entendemos actualmente. La especialidades troncales se dividen en dos periodos formativos, el periodo troncal y el específico:

  • El periodo troncal pretende agrupar las competencias comunes de distintas especialidades. Un ejemplo es el tronco quirúrgico dentro del cual se sitúan especialidades como cirugía digestiva o cirugía vascular.
  • El periodo específico: Una vez superado el periodo troncal, se podrá elegir entre las especialidades de este tronco.

Arbol troncalidad CEEM

El “funcionamiento” de la troncalidad sería como sigue:

  • Acceso: Se realizará la prueba MIR adquiriendo una posición según la cual se podrá escoger plaza en una unidad docente y en un tronco. Una vez finalizado el tronco, si se supera la evaluación, tiene lugar una segunda elección para el periodo específico. Para acceder a una especialidad dentro del tronco, se volverá a tener en cuenta la posición obtenida en el examen MIR compitiendo con los residentes de tu mismo tronco. Por lo tanto, con esta segunda elección se escoge entre las distintas especialidades dentro del tronco realizado para llevarla a cabo en una unidad docente distinta, no teniendo que ser la misma que en el periodo troncal.
  • Evaluación: La evaluación podrá ser de apto, negativa recuperable y negativa irrecuperable.

    • Apto: Significa que se ha superado satisfactoriamente el periodo troncal, y que podrá seguir avanzando hacía el periodo específico.

    • Negativa recuperable: En este caso, no se ha superado satisfactoriamente el periodo troncal, y se dispone de tres meses para recuperar esta evaluación negativa.

    • Negativa irrecuperable: La negativa irrecuperable supone la imposibilidad de continuar con el periodo formativo específico, y la no superación del periodo troncal. En esta situación, la única posibilidad consiste en repetir el MIR y el periodo troncal.

La evaluación se basará en una serie de criterios tales como entrevistas con el tutor o la realización de un cuaderno del residente.

  • Reespecialización: La reespecialización supone la realización de una especialidad del mismo tronco pero sin necesidad de repetir la prueba MIR. Optaran a la reespecialización especialistas en activo con cinco años de ejercicio profesional previo, solo pudiéndola realizar en la misma Comunidad Autónoma donde se concluyó la primera especialidad.
  • Áreas de capacitación específica (ACEs): Se trata de una herramienta para regular la formación superespecializada dentro de una especialidad. Podrán acceder a las ACEs especialistas con dos años de ejercicio profesional.

  • Unidades docentes: Consisten en los hospitales donde se realizará los distintos periodos de formación. La unidad docente donde se realice el periodo troncal no tiene porque ser la misma donde se realizó el periodo específico.

Posición de CEEM sobre troncalidad

Desde el año 2003, con la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), se comienza a plantear la agrupación de las especialidades en Ciencias de la Salud atendiendo a criterios de troncalidad. Desde ese momento, y hasta la actualidad, se han redactado múltiples borradores de Reales Decretos, sobre los cuales, el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) ha realizado varias alegaciones. En 2011, en la Asamblea de Salamanca, el CEEM decidió posicionarse a favor del proyecto de troncalidad solicitando algunos cambios en caso de que se aceptaran los cambios que proponíamos. Después de un amplio periodo de debate y reflexión, analizando las modificaciones sucesivas de los borradores de Reales, la falta de información y el poco margen de cambio por parte de la administración, en octubre de 2013 los estudiantes decidieron posicionarse en contra del proyecto, rechazando de forma global el mismo, y poniendo de manifiesto el margen de mejora en el sistema de Formación Especializada actual.

El sistema actual de formación médico residente (MIR) es un sistema de calidad avalada tanto nacional, como internacionalmente y los cambios planteados no responden a una necesidad real, basada en un estudio en profundidad que platee plantee problemas concretos y posibles soluciones que hayan demostrado eficacia. Así mismo, es importante tener en cuenta que el sistema de formación universitaria ha cambiado en el marco del Espacio Europeo de Educación superior. En el caso de la titulación de medicina, con este cambio se trató de mitigar los defecits déficits que puediera pudiera suponer el sistema de formación especializada dando margen a la mejora sin necesidad de modificarlo. En cualquier caso, no se deberían plantear soluciones sobre el sistema de formación especializada, si el problema radica en el planteamiento de la formación universitaria en medicina.

Por otra parte, existen múltiples puntos que no están definidos en el borrador del Real Decreto, y que provocan una gran incertidumbre en los estudiantes. Éste es el caso del tiempo máximo que debiera durar el periodo troncal o el específico. Si bien es cierto que si está definido el periodo mínimo en el que un médico residente deberá estar en cada tronco, el hecho de que no se plantee la duración completa del mismo, pudiera conllevar un aumento total del periodo formativo.

En cuanto a la agrupación en troncos que se platea, no llegamos a comprender como pueden estar tan descompensadas el número de especialidades que se sitúan en cada tronco. Un ejemplo es el tronco médico con 21 especialidades y el tronco de psiquiatría tan solo con dos. Del mismo modo, los criterios por los cuales se han agrupado de esta manera son desconocidos. Se da el caso en el que algunas especialidades no se encuentran inscritas en ninguno de los troncos, quedando como especialidades no troncales, lo cual va en contra de la idea principal de la troncalidad.

Además de todo esto, el hecho de no tener asignada la especialidad hasta la finalización del periodo troncal y el posible cambio de unidad docente entre los dos periodos provocarían una gran incertidumbre que comprometería la estabilidad económica, laboral y familiar del médico en formación.

No consideramos correcto que se plantee un cambio de este calado sin ni siquiera haber diseñado los planes formativos, punto básico y primordial a la hora de desarrollar cualquier cambio docente. Todo esto, sumado a la actual situación económica y el gran coste que supondría un cambio así, la inexistencia de estudios que pongan de manifiesto la necesidad de llevarlo acabo, la falta de consenso entre los estamentos implicados en la sociedad médica, así como la gran incertidumbre que supone para el estudiante, solo podemos situarnos en contra del proyecto de troncalidad, y defender la mejora continua del sistema de formación especializada actual.

 

 *Pablo de la Calle León es coordinador de las Facultades de Medicina de Madrid del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina.

 


 

 

 

 

 

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x