ACTUALIDAD. AMYTS considera injusta la apertura de expediente a la doctora Mónica Lalanda

6
200 Monica Lalanda 3x3 cm

El Colegio de Médicos de Segovia ha abierto un expediente disciplinario a un miembro de su Comisión Deontológica, la Dra. Mónica Lalanda,  por un blog en el que hablaba de la “explotación laboral” en un servicio de Urgencias. AMYTS considera injusta la apertura de este expediente que podría llegar a acarrear hasta un año de inhabilitación profesional, tal y como se hacen eco DIARIO MÉDICO y ACTA SANITARIA.

Según el presidente del Colegio de Médicos de Segovia, fue el jefe del Servicio de Urgencias del Hospital de Segovia (donde Lalanda tenía su contrato de guardias desde hace 8 años) el que solicitó amparo al Colegio por algunas afirmaciones contenidas en el blogMédicosacuadros”. Dicha entrada, coincidiendo con la renuncia de la doctora Lalanda a reiterados contratos precarios, decía: “Estoy en la calle. He renunciado a mi contrato de guardias. He renunciado a la explotación laboral sangrante y despiadada. He renunciado a la esclavitud de un sistema sanitario absurdo que trata a sus profesionales como basura. He renunciado al pisoteo de un jefe que, como tantos otros en la medicina española, maneja su servicio como si fuera su cortijo. Un jefe que no lidera, tiraniza. He renunciado a trabajar en un sistema con médicos de primera que viven a costa de médicos de segunda. He renunciado a turnos de 24h sin derecho a descanso durante el turno, que ponen en peligro mi salud y sobre todo, la seguridad de mis pacientes (…)”

Ante la apertura del expediente disciplinario, la doctora Lalanda explica en su blog que siempre “he abanderado la mejora del sistema sanitario, la seguridad y dignidad de los pacientes y la dignidad profesional de los médicos” .

Mónica Lalanda colabora habitualmente en la Revista Madrileña de Medicina de AMYTS, en su contraportada. Desde AMYTS, expresamos toda nuestra solidaridad con la doctora Mónica Lalanda, ante lo que consideramos un trato injusto a un facultativo que está defendiendo de manera brillante la dignidad de todos sus compañeros.

* Ver en esta misma E-Revista el CON FIRMA de la Dra. Yolanda Cabrero,  delegada de AMYTS en el Hospital de Getafe, titulado “Malos tiempos para los valientes; o matar al mensajero; a propósito del expediente disciplinario de Mónica Lalanda”.

Compartir:

6 comentarios

  1. Mucho ánimo Mónica, he visto muchos de tus posts a lo largo de varios años; la situación que denuncias es la norma en España, tanto en los servicios de urgencias como en muchos centros de Atención Primaria. Lamentablemente el sistema que tenemos promueve que haya jefes y “responsables” así y como habras comprobado, un centro o servicio puede funcionar bien un tiempo cuando por azar (ya que es imposible formar un equipo como pasa en Inglaterra) se juntan buenos profesionales…hasta que llega uno que la lía o que usa a los residentes o médicos con menos carácter para vivir a costa de ellos.
    No creo que tengan agallas de suspenderte por decir la verdad…dejaria mucho que desear de los ya denostados y controvertidos, (por decirlo suave) colegios de medicos.
    Nos tratan como mierda y siguen mal-formando medicos a matacaballo, de mala manera y a mansalva para mantener el mercado saturado y poder explotarnos, deteriorando nuestras habilidades clinicas y la atencion que damos a los pacientes. Personalmente hace tiempo que no formo residentes, porque no formo profesionales para que acaben en el paro o explotados, y entiendo que debe de haber sido un shock tremendo encontrarte con esta basura despues de haber ejercido en UK donde, con mas y con menos, se nos respeta.
    Un saludo y no dejes de escribir. Tienes todo nuestro apoyo, aunque la mayoria no tenga huevos de hablar

      • Julián, yo me pregunto, ¿que es lo máximo que podéis hacer los sindicatos para prevenir o contrarrestar este tipo de abusos?. ¿Qué podeis ofrecer a los trabajadores en situación de indefensión?

        • En AMYTS cuando tenemos conocimiento de estas cosas, intervenimos en varios frentes. Se habla con la dirección y se intenta una solución, se media a través de los delegados de prevención, se hace denuncia a inspección de trabajo, se pone en conocimiento de la Consejería cuando es necesario y tambien se pone en manos de la abogada penalista que trabaja con nosotros en estos casos si llega a ser preciso. Muchas cosas que se hacen y no se ven. Demasiado miedo a denunciar por parte de los afectados, y muchos años de callar y agachar las orejas. Demasiada precariedad y empleo inestable. Demasiado miedo al superior y su poder. Demasiados cambios necesarios.

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x