SALUD LABORAL. “Yo aquí vengo a trabajar, no a que me maltraten. Acoso no, gracias”

1
206 Acosos NO 3x3 cm

Corren tiempos duros para los profesionales de la sanidad.

En un momento de nuestra historia en que luchamos para obtener nuestros derechos laborales durante tantos años reivindicados, nos enfrentamos a un enemigo silencioso que menoscaba nuestra salud.

Desgraciadamente, la existencia de conductas objetivas de maltrato con carácter continuado, recurrente y sistemático en el ambiente laboral no son infrecuentes.

Los síntomas que puede llegar a sentir una persona en este contexto son muchos: Sensación de ahogo, dolores de cabeza, ansiedad, problemas respiratorios y digestivos, conductas de evitación… Además, no solo influye la intensidad del maltrato, sino también su reiteración en el tiempo, a veces conductas, que pasan inadvertidas pueden generar un daño psicológico mayor.

Y ante esto, ¿qué estamos dispuestos a hacer?… Pues bien, la respuesta es: TODO.

TODO AQUELLO QUE DESDE LA PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES sirva para evitar los daños, tanto físicos como psíquicos que dejan en el acosado una huella muy difícil de borrar.

La sociedad, nosotros mismos, nos hemos hecho tolerantes, con estas situaciones de maltrato. Señores y señoras AQUÍ VENIMOS TRABAJAR, no vamos a consentir que nadie descargue su ira o su frustración sobre nosotros.

El primer paso es identificarlo y ponerlo en conocimiento de los demás, buscar apoyo, prevenir estas situaciones antes de que haya daños irreparables y tomar medidas para que no vuelvan a suceder nunca más.

La persona que acosa, ya sabe que te está perjudicando, no intentes razonar con ella. Probablemente no hayas sido el primero ni serás el último . No intentes buscar motivos, el maltrato nunca es justificable.

Solo así, entre todos, con el acompañamiento, la información y la ayuda de Amyts (que ha elaborado un un protocolo de actuación específico) y con el compromiso de la empresa, definiendo los roles, interviniendo con prontitud en los conflictos, será como encontraremos la manera de tener un ambiente de trabajo saludable, que sin duda redundará en el beneficio de todo el sistema.

Alicia Martín López
Médico de familia. Delegada AMYTS de Prevención de Riesgos Laborales
Compartir:

1 comentario

  1. Concha Fernández Ramírez en

    El protocolo esta muy bien como una primera aproximación al tema. Pero dadas las características inherentes a las situaciones de acoso (especialmente su “invisibilidad”), en mi opinión, sería necesario avanzar en su desarrollo; y dado el porcentaje de médicos afectados por estas situación, según el estudio de la OMC/CESM (y en otros sanitarios es posible que las cifras sean aún mayores), hacerlo con prontitud.

    Por otra parte pretender contar “con el compromiso de la empresa, definiendo los roles, interviniendo con prontitud en los conflictos” es ilusorio. Si esto fuese posible las cifras de acoso detectadas por el estudio OMC/CESM no serían las que son.

    Los conflictos abiertos no suelen acabar en situaciones de mobbing. El acoso se origina en situaciones de de abuso de poder perverso muy escondidas. La RAE define CONFLICTO, en su primera acepción, como “Combate, lucha, pelea”, lo que implicitamente implica a dos personas en igualdad de condiciones (esa no es la realidad en una situación de acoso, como hace evidente el que frecuentemente la víctima de acoso pase por una primera fase de confusión en la que no es capaz de ver con claridad que es lo que está pasando). Por esta razón, equiparar la situación que vive un acosado con una situación de conflicto, casi inevitablemente, hará sentir a la víctima de acoso revictimizada (cosa, lamentablemente, mucho más frecuente de lo deseable).

    De cualquier forma bienvenido sea el protocolo y MUCHAS GRACIAS por el esfuerzo que seguro os ha supuesto su elaboración. Las grandes construcciones empiezan por un ladrillo…

Respuesta a Concha Fernández Ramírez Cancelar respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x